Los trabajadores humanitarios responden cuando se revela la magnitud de los daños del ciclón Eloise – Mozambique


** Beira ** – Los residentes de Beira y las áreas circundantes se están recuperando del impacto del ciclón Eloise, recorriendo calles hasta la cintura en aguas de inundación llenas de escombros en algunas áreas, a medida que la extensión del daño se vuelve más evidente.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) está trabajando en estrecha colaboración con el gobierno de Mozambique, las Naciones Unidas y socios y grupos humanitarios para coordinar la respuesta. Las evaluaciones comenzaron inmediatamente después de la llegada del ciclón Eloise para determinar las necesidades más urgentes de las comunidades.

Según el Instituto Nacional de Gestión de Desastres y Reducción de Riesgos (INGD), más de 175.000 personas se vieron afectadas por el ciclón en Mozambique y más de 8.000 viviendas quedaron destruidas, dañadas o inundadas. Hasta ahora, se ha confirmado la muerte de seis personas desde que Eloise tocó tierra el sábado.

Tres días después, se activaron un total de 32 albergues en la provincia de Sofala para brindar refugio temporal a más de 15.000 hombres, mujeres y niños.

Según una evaluación de la Matriz de seguimiento de desplazamientos (DTM) de la OIM y el INGD de Mozambique, las necesidades de estos refugios incluyen alimentos, tiendas de campaña y alojamiento. Agua potable, kits de higiene, materiales de prevención de COVID-19, mosquiteros, mantas, linternas, lonas , botiquines de salud. y jabón.

Según los rescatistas en el lugar, las personas recibieron alimentos y agua de las autoridades provinciales y del INGD.

"La OIM está monitoreando los centros de alojamiento para remitir los casos a las instalaciones de salud, pero lamentablemente muchas instalaciones de salud están dañadas por el ciclón", explicó Angélica Sitoe, jefa del equipo de salud de la OIM en Beira. "Estamos muy preocupados por los pacientes con enfermedades crónicas que perdieron su medicación en el ciclón".

Las familias viven cerca en los centros de alojamiento. “Muchos han informado que han perdido sus mascarillas faciales. Muchos no cuentan con instalaciones adecuadas de higiene personal, lo que genera preocupaciones sobre la transmisión del COVID-19. También hay muchos casos de malaria debido a la temporada de lluvias ”, agregó Sitoe de la OIM.

Las escuelas, las instalaciones gubernamentales y los edificios religiosos albergan a cientos de familias desplazadas, muchas de las cuales huyeron de la tormenta con poco más que ropa en la espalda. Muchos dicen que han perdido alimentos, herramientas agrícolas y semillas, y que la tierra cultivada se ve afectada, lo que genera dudas sobre la seguridad alimentaria.

Continúan los cortes de energía en grandes extensiones de Beira y el distrito vecino de Buzi.

Los 160 miembros del personal de la OIM en la región trabajan en estrecha colaboración con el Gobierno de Mozambique, las Naciones Unidas y otros socios humanitarios para garantizar una respuesta coordinada. Las evaluaciones comenzaron la mañana después de la tormenta para determinar la extensión del desplazamiento, los daños y las necesidades de las comunidades locales.

Las evaluaciones del DTM indican que de los 70 centros de reasentamiento donde residen las personas desplazadas por el ciclón Idai en 2019, ubicados en áreas afectadas por el ciclón Chalane, más de la mitad tiene acceso restringido debido a las inundaciones.

El personal de la OIM distribuye jabón y una cantidad limitada de mascarillas a los más vulnerables en los centros de alojamiento y proporciona información adicional sobre la necesidad de mantener la distancia física, pero dice que esto es muy difícil dadas las circunstancias. Los equipos móviles brindan primeros auxilios psicológicos a las poblaciones afectadas en los centros de alojamiento y lugares de reasentamiento.

“El agua de la cintura llegó a nuestra casa alrededor de la 1 am; los paneles del techo explotaron con el fuerte viento. Tomé a mi hijo y, de la mano de mi esposa, fuimos a buscar refugio con un vecino ”, dijo Domingos Veloso, un agricultor y albañil local de arroz en Mungassa Inharimue, un barrio de la ciudad de Beira. “Solo queríamos que llegara la mañana; al amanecer nos refugiamos en la escuela. Estamos agradecidos de estar vivos. Mi esposa y mi hijo están alojados en un centro de alojamiento; Me quedo aquí para proteger nuestra propiedad. "

Añadió: "Lo intenté pero no pude recuperar nada; todas nuestras cosas iban con el agua que fluía en la casa. Mis herramientas agrícolas y mis semillas se han ido.

Muchos sitios de reasentamiento informan de destrucción y daños a viviendas y estructuras, incluidas clínicas y escuelas. Otros citan la falta de letrinas suficientes.

El seguimiento y la evaluación conjuntos de la OIM, así como la respuesta inicial en los refugios en cooperación con las autoridades locales, están en curso.

Para obtener más información, comuníquese con: Sandra Black de la OIM Mozambique. Tel: +258 852 162 278. Correo electrónico: Sblack@iom.int

60 millones de niños en ocho de las mayores crisis humanitarias del mundo necesitan ayuda para sobrevivir este año, advierte Save the Children – Afganistán


FAIRFIELD, Connecticut (25 de enero de 2021) –La asombrosa cantidad de 60 (i) millones de niños que necesitan ayuda para sobrevivir este año, la mitad de todos los niños necesitados del mundo, viven en solo ocho países. Save the Children pide una respuesta mundial concertada e inmediata en 2021 para garantizar que los reveses del año pasado no afecten permanentemente a toda una generación en los años venideros.

Se estima que 60.237.000 niños necesitarán asistencia humanitaria en Yemen, Etiopía, RDC, Afganistán, Sudán, Siria, Pakistán y Nigeria. La cifra se basa en información de los HRP nacionales o se calculó extrapolando poblaciones menores de 18 años a países para los que aún no se disponía de datos detallados de HRP nacionales, utilizando datos de las Naciones Unidas sobre el número total de personas necesitadas. décadas de progreso para los niños en riesgo más vulnerables del mundo. Los sistemas de salud débiles se han visto afectados porque los niños han visto a sus padres o maestros llevados a hospitales con el virus. Los niños pasan hambre porque las familias se hunden en la pobreza porque los que sostienen la familia han perdido sus ingresos.

La educación de más de 300 millones de estudiantes aún se ve afectada por la pandemia (ii), ya que muchas escuelas han tenido que cerrar para contener el virus, aumentando el riesgo de abuso, explotación, matrimonio infantil o deserción escolar permanente de los niños.

Según la ONU, más de 235 millones de personas, aproximadamente la mitad de los cuales son niños, necesitarán algún tipo de asistencia humanitaria este año, frente a los 170 millones en 2020. Es decir, un aumento espectacular del 40% en menos de un año.

De los 117,7 millones de niños que se estima que necesitan asistencia para salvar vidas en 2021, más de la mitad (60 millones) viven en solo ocho países, Yemen, Etiopía y la República Democrática del Congo con más de 10 millones de niños cada uno.

NIÑOS NECESITADOS

Yemen 10,935,000

RDC 10.192.000

Etiopía 10.011.000

Afganistán 9,700,000

Sudán 6.164.000

Siria 4.680.000

Pakistán 4.305.000

Nigeria 4.250.000

TOTAL 60,237,000

Janti Soeripto, presidente y director ejecutivo de Save the Children, dijo:

"2021 puede ser mejor, o mucho peor, que 2020 para los niños; depende completamente de movilizar a la humanidad para que luche por que cada niño sobreviva, aprenda, prospere y esté protegido de la violencia". No hay excusa para que los niños pasen hambre día tras día, se vean obligados a trabajar para poner comida en la mesa o se les niegue el derecho a la educación.

"Estamos particularmente preocupados por el número de niños en riesgo de desnutrición aguda y severa si no actuamos ahora. No podemos ignorar las señales de advertencia de una peligrosa escasez de alimentos y el riesgo de hambruna en muchos países, incluidos Yemen y la República Democrática del Congo. , Sudán del Sur y partes de Nigeria.

“Incluso antes de la pandemia, los niños enfrentaban una triple amenaza a sus derechos debido al conflicto, el cambio climático y el hambre. Si retrasamos la acción, corremos el riesgo de perder miles, potencialmente decenas de miles, de niños por causas totalmente prevenibles. No podemos permitir que esto suceda. "

Haifa *, de Yemen, tiene 11 meses y sufre de desnutrición aguda severa, la forma más amenazante de hambre extrema. Pesa solo 2,7 kilogramos (6 libras), menos de la mitad de lo que debería a su edad (6,4 kilogramos) (14,1 libras). Su familia sobrevive con solo dos comidas al día, té y pan para el desayuno y la cena. Su madre, Roqea *, le dijo a Save the Children:

“Mi hija empezó a enfermarse a los 3 meses. Cuando la llevé al hospital me dijeron que estaba desnutrida. Recibió tratamiento en el pasado, pero siguió empeorando. Desde que se enfermó, nunca se curó por completo, pensé que nunca se recuperaría. Por lo general, solo tomamos té y pan para el desayuno y la cena. A veces, almorzamos huevos. Lo único que espero para el futuro es que mi hijo se recupere y pueda caminar. "

Para ayudar a abordar la mayor amenaza para la supervivencia infantil y otros derechos de la memoria humana, Save the Children está lanzando un plan de $ 769 millones para llegar a 15,7 millones de personas, incluidos 9,4 millones de niños en 37 países.

Save the Children está trabajando arduamente para garantizar que para 2021, los niños afectados por la crisis puedan acceder a la educación y estén protegidos contra la violencia, la explotación y la explotación. Otras formas de abuso. La organización también trabaja para asegurarse de que las familias reciban apoyo financiero, para que sus hijos puedan continuar aprendiendo y tener acceso a atención médica, agua potable y alimentos nutritivos. En todas sus respuestas, Save the Children se centrará especialmente en el empoderamiento de las niñas y las mujeres para garantizar que tengan igual acceso al apoyo y los servicios.

* El nombre ha sido cambiado

(i) Se estima que 60.237.000 niños necesitarán asistencia humanitaria en Yemen, Etiopía, República Democrática del Congo, Afganistán, Sudán, Siria, Pakistán y Nigeria. La cifra se basa en información de los HRP nacionales o se calculó extrapolando poblaciones menores de 18 años a países para los que aún no se disponía de datos detallados de HRP nacionales, utilizando datos de las Naciones Unidas sobre el número total de personas necesitadas.

(ii) Datos al 17 de enero de 2021

Resumen de las necesidades humanitarias de Sudán del Sur 2021 (enero de 2021) – Sudán del Sur


Resumen de necesidades humanitarias y principales hallazgos

Contexto, shocks e impacto de la crisis

Dos años después de la firma del acuerdo de paz revitalizado, su implementación no ha reducido las necesidades humanitarias del pueblo de Sudán del Sur. Sudán del Sur siguió siendo una crisis de protección en 2020. La falta de paz duradera y las inversiones limitadas en servicios básicos impiden que las personas logren la estabilidad y el desarrollo sostenible.

En 2020, las comunidades se vieron gravemente afectadas por el triple impacto de la intensificación del conflicto y la violencia subnacional, un segundo año consecutivo de grandes inundaciones y los impactos del COVID-19. Aproximadamente 1,6 millones de personas seguían siendo desplazados internos y 2,2 millones como refugiados en la región.

La inseguridad, la falta de servicios básicos y los problemas de vivienda, tierra y propiedad sin resolver han impedido que las personas regresen a sus hogares en grandes cantidades.

La seguridad alimentaria mundial se deterioró y algunas comunidades enfrentaron necesidades catastróficas.

Más niños sufrieron desnutrición aguda que en los últimos tres años. Las mujeres y las niñas continuaron enfrentándose a niveles extremos de violencia de género y angustia psicosocial. Los mecanismos de afrontamiento de las poblaciones se han debilitado debido a los choques acumulativos, lo que ha llevado a las familias a adoptar prácticas negativas como el trabajo forzoso y el matrimonio infantil. La economía ha continuado en su espiral descendente, llevando a la gente al borde del abismo, especialmente en las zonas urbanas.

El acceso a los servicios esenciales, incluida la atención médica, la educación, el agua y el saneamiento, así como los servicios legales y de protección, ya era limitado y muchas de las infraestructuras de servicios sufrieron daños, destruyeron o cerraron en 2020.
La ayuda humanitaria proporcionada a más de 6 millones de personas ha evitado que muchas comunidades caigan en necesidades más profundas, pero el aumento de la violencia contra los trabajadores humanitarios y los activos y la interferencia operativa impidieron que cientos de miles de personas vulnerables tuvieran acceso predecible al apoyo que necesitaban.

Alcance del análisis

El análisis presentado en este documento refleja las necesidades de la población de los 78 condados de Sudán del Sur. Las medidas de mitigación de COVID-19 han limitado la recopilación de datos primarios y han retrasado la evaluación habitual de las necesidades durante la temporada de escasez, cuando las necesidades de las personas son mayores. Se utilizaron métodos remotos, incluidas entrevistas con informantes clave, para recopilar de forma segura información sobre necesidades humanitarias. En un nuevo desarrollo, el Panorama de las necesidades humanitarias (HNO) 2021 presenta los resultados de áreas urbanas seleccionadas y grandes campamentos de desplazados internos. Si bien el HNO tiene en cuenta las necesidades específicas de los más vulnerables, incluidas las personas desplazadas y las comunidades que los acogen, siempre que sea posible, la mayoría de las fuentes de datos utilizadas no proporcionan información representativa por grupo de población. Sin embargo, se proporciona un análisis básico desglosado por sexo y edad para todos los condados y sectores.

Condiciones humanitarias, gravedad y personas necesitadas

Se prevé que el bienestar físico y mental de la población, el nivel de vida y los mecanismos de supervivencia se deterioren aún más en 2021. Se estima que 8,3 millones de personas en Sudán del Sur necesitarán ayuda humanitaria en 2021, incluidas 8 millones de mujeres de Sudán del Sur. hombres, niñas y niños y 310.000 refugiados y solicitantes de asilo. Se trata de un aumento de 800.000 en términos absolutos de los 7,5 millones de personas necesitadas en 2020. Dependiendo de la gravedad intersectorial del análisis de necesidades, las necesidades humanitarias son la mayor preocupación en el condado de Pibor en Jonglei, que ha sido clasificado como único condado con necesidades catastróficas. Un total de 72 condados enfrentan necesidades extremas, mientras que cinco tienen necesidades severas.

El aumento de las necesidades se debe en gran parte al aumento de la inseguridad alimentaria. Al ser consultados, la inseguridad alimentaria o la falta de alimentos fue identificada como el principal desafío o uno de los principales desafíos que enfrentan la mayoría de las personas afectadas de todos los géneros y grupos de personas. # 39; edad.

Sin embargo, las necesidades no existen en el vacío, ya que la inseguridad alimentaria debilita el estado de salud y nutricional de las poblaciones y las expone a mayores riesgos de protección. Asimismo, la falta de acceso a agua potable aumenta la probabilidad de enfermedades transmitidas por el agua y desnutrición.

Las malas condiciones de vida, especialmente para los desplazados internos, debilitan la salud y la seguridad de las personas y socavan su dignidad. Entre los más vulnerables se encuentran las familias recién desplazadas; comunidades que acogen a un gran número de personas desplazadas y / o retornadas recientemente; y hogares encabezados por un solo padre o que cuidan a ancianos o personas con discapacidad.

Los fondos europeos luchan contra el hambre y refuerzan la resiliencia en Níger – Níger


NIAMEY – Una contribución de 4,5 millones de euros (5,5 millones de dólares) de la Unión Europea ha permitido al Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas brindar apoyo vital a personas extremadamente vulnerables en cuatro regiones de Níger que están experimentando múltiples conmociones, incluido el cambio climático. conflicto y el impacto socioeconómico de COVID-19.

Los fondos del Departamento de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria (ECHO) de la UE permitieron al PMA proporcionar alimentos y distribuciones de efectivo incondicionales a lo largo de 2020 en cuatro de las regiones más afectadas por la inseguridad alimentaria, a saber, las regiones de Diffa, Maradi, Tahoua y Tillaberi. Las distribuciones se dirigieron a refugiados que vivían fuera de los campamentos, desplazados internos, comunidades de acogida y repatriados.

Los fondos de ECHO también han permitido al PMA y sus socios proporcionar tres meses adicionales de asistencia a los refugiados que regresaron recientemente y ayudar a las personas más vulnerables en las zonas afectadas por el conflicto durante el período entre cosechas y recuperarse de las recientes inundaciones.

"El año pasado ha sido particularmente difícil, con la pandemia de COVID-19, las inundaciones, una temporada de escasez difícil y la inseguridad que crearon necesidades de emergencia adicionales en todo el país", dijo el representante del PMA en Níger y director nacional, Sory Ouane. "Como de costumbre, la financiación de ECHO ha contribuido en gran medida a salvar a miles de personas afectadas por el hambre y los conflictos".

Al ayudar a estabilizar y mejorar la seguridad alimentaria y nutricional de los marginados, los fondos de la UE también han contribuido a fortalecer la resiliencia de las poblaciones ante las crisis.

#

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas es el ganador del Premio Nobel de la Paz 2020. Somos la organización humanitaria más grande del mundo, salvamos vidas en situaciones de emergencia y utilizamos la ayuda alimentaria para abrir el camino hacia la paz, la estabilidad y la prosperidad para las personas que se recuperan de conflictos, desastres y impacto del cambio climático.

Síganos en Twitter @wfp_media, @WFP_Niger

A medida que el reasentamiento de refugiados alcanza un récord en 2020, ACNUR pide a los estados que donen lugares y salven vidas



A pesar de que alrededor de 1,44 millones de refugiados necesitan urgentemente ser reasentados en todo el mundo, solo 22.770 fueron reasentados a través del ACNUR, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, el año pasado. Esto es de acuerdo con las estadísticas anuales publicadas por la agencia hoy.

Estas son las cifras más bajas de reasentamiento de refugiados que la agencia ha presenciado en casi dos décadas. La caída se debe a las bajas cuotas ofrecidas por los estados, así como al impacto de la pandemia COVID-19, que ha retrasado salidas y programas.

“Solo podemos esperar que 2020 sea una anomalía extrema para el reasentamiento de refugiados. Hacemos un llamado urgente a los gobiernos para que intensifiquen sus programas este año, brinden más espacios, aceleren los casos y nos ayuden a salvar las vidas de quienes más lo necesitan y que están en mayor riesgo ”, dijo la Alta Comisionada Adjunta para la Protección del ACNUR, Gillian Triggs. .

“El año pasado ha sido extremadamente difícil para la gente de todo el mundo, pero más aún para tantos refugiados que ya viven en los márgenes y luchan por sobrevivir.

Si bien la pandemia ha tenido un impacto dramático en el número de refugiados que pueden ser reasentados en 2020, al ACNUR le alienta que 20 países aún hayan reanudado sus programas, tratando y acogiendo a refugiados durante todo el año. Muchos de ellos han implementado formas innovadoras y flexibles de tratar los casos durante la pandemia.

"Hemos visto que el reasentamiento de refugiados se puede gestionar, incluso durante una emergencia sanitaria mundial, siempre que existan protocolos de salud y seguridad adecuados y adecuados", dijo Triggs.

El mayor número de refugiados reasentados en 2020 provino de Siria, la República Democrática del Congo y Myanmar.

Con el 85% de los 20,4 millones de refugiados bajo el mandato del ACNUR alojados en regiones en desarrollo, el reasentamiento es un medio tangible por el cual los estados pueden proteger mejor a los refugiados, mostrar solidaridad y apoyar a los países de acogida. La reunificación familiar facilitada, así como los itinerarios laborales y educativos son otras oportunidades para los refugiados que los países pueden apoyar.

Estos son objetivos clave del Pacto Mundial sobre Refugiados y se concibieron en una estrategia de tres años de reasentamiento y vías complementarias lanzada por gobiernos, organizaciones no gubernamentales, la sociedad civil y el ACNUR.

"El punto es que mientras continúen las guerras y los conflictos, el desplazamiento seguirá siendo prolongado y los países con menos recursos se encontrarán con la carga enormemente desproporcionada de albergar a la mayoría de los refugiados del mundo, debemos dejar que otros países den un paso al frente", dijo Triggs. .

Más información sobre los datos de reasentamiento del ACNUR para 2020 está disponible aquí, y el Portal de datos de reasentamiento global del ACNUR, con estadísticas desde 2003, se puede encontrar aquí.

Para obtener más información, póngase en contacto:

En Ginebra, Shabia Mantoo, mantoo@unhcr.org, +41 79337 76 50

Casi 10 años de conflicto: decenas de miles de sirios huyen debido a las inundaciones – República Árabe Siria


Gaziantep, 24 de enero de 2021 – Más de 22.000 personas desplazadas perdieron sus hogares temporales debido a las fuertes lluvias, las inundaciones y los daños causados ​​por la nieve y destruyeron más de 4.000 tiendas de campaña en los campamentos de desplazados internos en el noroeste de Siria. Un niño murió y otras tres personas resultaron heridas debido a las duras condiciones climáticas.

La tormenta transformó los campamentos en lagos en unos 87 sitios de desplazados internos en el norte de Idlib y el oeste de Alepo, lo que provocó la pérdida de las únicas posesiones que le quedaban a la gente después de años de conflicto. Sin calefacción, mantas y colchones secos para dormir, muchos han tenido que buscar refugio con familiares, en edificios públicos o al aire libre cuando las temperaturas bajan de cero.

La directora de CARE Turquía, Sherine Ibrahim, dijo: “El desplazamiento ha causado una vez más miseria a miles de poblaciones vulnerables en el noroeste de Siria. Con el inicio del invierno, la lluvia y las inundaciones destruyeron los hogares de decenas de miles de personas que ya habían sido desplazadas. Durante casi una década de guerra, las tiendas de campaña, las escuelas y las carreteras se vieron gravemente afectadas por el clima.

Con una vivienda inadecuada y un hambre creciente para los sirios desplazados en el noroeste del país, se están quedando sin estrategias de copia para garantizar su seguridad y la de sus seres queridos. Las organizaciones de ayuda como CARE y nuestros socios se apresuran a entregar ayuda de emergencia a las personas desplazadas, pero la inundación de las carreteras de acceso ha empeorado el alcance de los necesitados. También nos preocupa que la situación esté contribuyendo al aumento de las infecciones por COVID y otras enfermedades. Existe una necesidad urgente de proporcionar financiación adicional para la rehabilitación de la infraestructura, así como soluciones de alojamiento más sostenibles en lugares seguros. Ha llegado el momento de actuar para que las mujeres, los niños y los ancianos no se queden atrás en el frío. "

Zainab *, de 60 años, es desplazada a un campamento en el norte de Idlib. Ella dice: "El agua ha entrado en la carpa donde vivo con mis nietos, cubriendo el suelo. No podemos vivir allí ahora. Mira cómo se ha vuelto nuestra situación. No tenemos mantas, alimentos ni otros suministros. El agua destruyó todo; nada queda. Son tiempos difíciles ".

Abu Ali * fue trasladado a principios del año pasado y ahora vive en un campamento al norte de Idlib. Él dice: "Ha estado lloviendo continuamente durante días. El campamento se ha inundado y las carpas y los colchones en los que dormimos están cubiertos de agua. No podemos secarlos porque está nublado y no lo hace. No hay sol. Mi La carpa también se inundó y tuve que trasladar algunas de mis cosas a la carpa de mis vecinos. Está mojado y embarrado y mis hijos tienen frío. No tuvimos agua potable durante más de una semana, ya que no había forma de proporcione agua en este momento.

Pedimos a los interesados ​​que investiguen la situación en estos campos. Los caminos en el campamento necesitan grava, para que el agua pueda ser entregada y necesitamos cualquier cosa que nos ayude a mantenernos calientes. Los niños se despiertan por la noche llorando porque tienen mucho frío. Toda nuestra ropa se mojó bajo la lluvia. Hemos estado abogando por años y esperamos que alguien nos escuche esta vez y mejore la situación en el campamento. "

La tienda que alberga a Abu Ali * y su familia quedó sumergida por las fuertes lluvias. No tiene ropa seca, colchones ni mantas para abrigarse a él y a sus hijos por la noche. Abu Ali fue trasladado al norte de Idlib el año pasado y ahora tiene que dejar su hogar temporal nuevamente debido a las condiciones climáticas. © Shafak / CARE

Las duras condiciones climáticas han causado más dificultades y sufrimiento a más de 1,5 millones de personas desplazadas en el noroeste de Siria. Las organizaciones humanitarias como CARE están trabajando las 24 horas del día para proporcionar carpas adicionales, artículos de invierno esenciales y apoyo financiero multipropósito a las poblaciones afectadas y para preparar a las personas para las condiciones climáticas extremas. CARE también está mejorando los sitios con grava y elevando el nivel de las carpas para ayudar a prevenir inundaciones. Junto con sus socios, CARE está distribuyendo láminas de plástico, mantas, colchones, tapetes, utensilios de cocina y paquetes para bebés a más de 3.300 familias sirias desplazadas en 56 campamentos, independientemente de su ubicación.Perdieron sus hogares debido a conflictos o inundaciones.

La Federación Internacional anuncia la expansión de su fondo para desastres antes de la gran cumbre climática


Ginebra, 25 de enero de 2021 – La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) anunció hoy una importante expansión de una de las únicas formas en el mundo de canalizar fondos internacionales directamente a los socorristas.

El anuncio de planes para al menos duplicar el tamaño del Fondo de Emergencia de Ayuda para Desastres de la Federación Internacional (DREF) se produce cuando gobiernos y expertos se reúnen virtualmente para la Cumbre de la Federación Internacional. Adaptación al clima 2021, organizada por los Países Bajos .

El secretario general de la Federación Internacional, Jagan Chapagain, dijo que la expansión del DREF era parte de esfuerzos más amplios para adaptar las respuestas de emergencia de la Cruz Roja al creciente número de casos de crisis causados ​​por el cambio climático.

"Durante las últimas tres décadas, el número medio de desastres climáticos y meteorológicos ha aumentado casi un 35%. Solo en la última década, el 83% de todos los desastres fueron causados ​​por fenómenos meteorológicos y climáticos extremos que mataron a 410.000 personas y afectaron a 1.700 millones de personas.

“Es irreal e irresponsable esperar que las necesidades creadas por estos eventos hayan sido o serán satisfechas por actores internacionales. En su lugar, debemos apoyar mejor los esfuerzos de las partes interesadas locales, incluidas las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

* "Esta es una de las fortalezas de DREF. Sus fondos van directamente a los socorristas locales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja que ya están en el terreno apoyando a las personas afectadas por el desastre" *, dijo Chapagain.

El DREF ha apoyado a más de 200 millones de personas desde sus inicios. En los últimos años, se ha canalizado a través del DREF una media anual de unos 30 millones de francos suizos. La Federación Internacional planea trabajar con los donantes para duplicar esta cantidad en 2021, con miras a aumentar el fondo a alrededor de 100 millones de francos suizos por año para 2025.

Además de desarrollar el DREF, la Federación Internacional también está avanzando ampliando su alcance apoyando los esfuerzos locales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja para anticipar desastres y mitigar su impacto. Bajo esta metodología, los fondos humanitarios se liberan para acciones tempranas acordadas sobre la base de datos de pronóstico y riesgo para reducir el impacto de eventos climáticos severos en poblaciones vulnerables.

Este enfoque, conocido como Acción basada en predicciones, se utilizó seis veces en 2020 para proteger y apoyar a las comunidades en riesgo en Bangladesh, Ecuador, Mongolia y Mozambique, por ejemplo, mediante una evacuación temprana o esfuerzos para reforzar las viviendas.

Jagan Chapagain, Federación Internacional, dijo:

"No se trata solo de cuánto dinero se destina a los actores locales, también se trata de cómo y cuándo se usa ese dinero. Durante años hemos advertido que el enfoque reactivo global para la gestión de desastres es inadecuado. Estamos comprometidos a cambiar la forma en que respondemos a los desastres. Pero para hacerlo de manera eficaz, necesitamos el apoyo de gobiernos y donantes.. "

Durante más de tres décadas, el Fondo de Emergencia de Ayuda para Desastres de la Federación Internacional (DREF) ha sido el mecanismo más rápido, eficiente y transparente para que los donantes canalicen el financiamiento global directamente a los actores humanitarios locales.

Las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja de todo el mundo están arraigadas en las mismas comunidades a las que sirven y, por lo tanto, están en una posición única para brindar asistencia urgente adaptada a las necesidades de las personas, salvar vidas y apoyar la recuperación a largo plazo.

Diez años de guerra en Siria, más de la mitad de los niños continúan privados de educación [EN/AR] – República Árabe Siria


Declaración conjunta sobre el Día Internacional de la Educación de Muhannad Hadi, Coordinador Regional de Asuntos Humanitarios para la Crisis Siria y Ted Chaiban, Director Regional de UNICEF para Oriente Medio y África del Norte.

AMMAN, 24 de enero de 2021- “Los niños sirios siguen siendo los más afectados por la crisis que estará marcada por un oscuro hito de diez años en marzo de este año. El sistema educativo en Siria está sobrecargado, con fondos insuficientes, fragmentado y no puede proporcionar servicios seguros, equitativos y sostenibles a millones de niños.

“En Siria, hay más de 2,4 millones de niños sin escolarizar, de los cuales casi el 40% son niñas. Es probable que este número haya aumentado en 2020 debido al impacto de la pandemia COVID-19 que ha exacerbado la interrupción de la educación en Siria. Una de cada tres escuelas en Siria ya no se puede utilizar porque ha sido destruida, dañada o utilizada con fines militares. Los niños que pueden asistir a la escuela a menudo aprenden en aulas abarrotadas y en edificios con agua, saneamiento, electricidad, calefacción o ventilación insuficientes.

“La ONU puede confirmar casi 700 ataques contra instituciones educativas y personal en Siria desde que comenzó la verificación de violaciones graves contra niños. El año pasado se confirmaron 52 ataques.

“A medida que continúa la guerra, la educación sigue siendo el faro para millones de niños. Es un derecho que hay que proteger y perseverar. Hacemos un llamado a quienes luchan para que se abstengan de atacar a las instituciones educativas y al personal en toda Siria.

“Seguimos apoyando la educación en Siria a través de una gran red de socios, pero los fondos se están agotando. El sector de la educación tiene una financiación insuficiente crónica. El año pasado, nuestra Apelación conjunta para la educación recibió solo un tercio de los requisitos iniciales. La financiación sostenible a largo plazo para la educación ayudará a cerrar la brecha, integrará a los niños en la educación y les proporcionará las habilidades que necesitan para reconstruir su país cuando vuelva la paz en Siria ".

Termina

Para obtener más información, póngase en contacto:

Juliette Touma, Oficina Regional de UNICEF, jtouma@unicef.org, + 962-79-867-4628

Torsten Flyng, Gerente de Comunicaciones Estratégicas de la Oficina Regional de OCHA para la Crisis Siria, torsten.flyng@un.org
+962 7 9867 4195

África austral – Actualización flash n ° 7 sobre el ciclón tropical Eloise, al 24 de enero de 2021 – Mozambique


PUNTOS FUERTES

• En Mozambique, donde el ciclón tropical Eloise tocó tierra el 23 de enero, los informes preliminares indican que casi 7.000 personas han sido desplazadas y más de 5.000 hogares han sido destruidos, dañados o inundados, principalmente en Buzi, Dondo, Nhamatanda y la ciudad de Beira, según datos gubernamentales preliminares. Estos números podrían aumentar en los próximos días a medida que se conozca el alcance del daño.

• Desde que llegó a la Tierra, el sistema meteorológico de Eloise se ha debilitado hasta convertirse en una depresión terrestre y se ha desplazado hacia Sudáfrica, provocando fuertes lluvias en Sudáfrica, en el extremo norte del país, así como en el sur de Zimbabue y el este de Botswana.

DESCRIPCIÓN GENERAL DE LA SITUACIÓN

Después de tocar tierra en el centro de Mozambique, el ciclón tropical Eloise se debilitó hasta convertirse en una depresión tropical terrestre y pasó por Mozambique el 23 de enero, provocando fuertes lluvias en su camino. Según el Servicio Meteorológico de Sudáfrica (SAWS), el sistema meteorológico pasó por el sur de Zimbabue en su camino hacia el extremo norte de la provincia de Limpopo, Sudáfrica, el 24 de enero, y se espera que alcance máximos. Partes del este de Botswana en los próximos días. .

Dentro Mozambique, El ciclón tropical Eloise causó daños e inundaciones y dejó intransitables carreteras en partes de las provincias de Sofala, Zambezia, Inhambane y Manica. Al 23 de enero, al menos 163.283 personas se habían visto afectadas, incluidas 6.859 desplazadas, según información preliminar del Instituto Nacional de Gestión de Desastres y Reducción de Riesgos (INGD). La provincia de Sofala ha sido la más afectada, especialmente en los distritos de Buzi, Dondo y Nhamatanda y en la ciudad de Beira, según INGD. El ciclón dejó más de 5.000 hogares destruidos (1.069), dañados (3.343) o inundados (1.500) y destruyó o dañó decenas de aulas. Al menos 11 centros de salud sufrieron daños y la electricidad se vio afectada en algunas zonas. Se inundaron casi 137.000 hectáreas de cultivos. Sin embargo, todas estas cifras son preliminares y pueden aumentar en los próximos días a medida que se disponga de más información sobre el alcance del daño que ha causado Eloise. Muchas áreas afectadas por Eloise fueron devastadas por el ciclón tropical Idai hace menos de dos años. Si bien muchas personas aún se están recuperando de las pérdidas y el trauma causado por Idai, el apoyo psicosocial será esencial durante la respuesta a Eloise.

Dentro Zimbabue, las fuertes lluvias han provocado inundaciones, deslizamientos de tierra y destrucción de infraestructura en las provincias de Manicaland, Mashonaland Este y Central, Matabeleland Sur y Masvingo desde el 23 de enero, según el Departamento de Servicios Meteorológicos del gobierno (MSD). En Manicaland, se cree que al menos tres personas murieron en el distrito de Chipinge, luego de ser arrastradas por las inundaciones que destruyeron unas 15 casas en la aldea de Gumiro. Las fuertes lluvias también provocaron un deslizamiento de tierra en Chipinge y Tanganda, con grandes rocas que bloquearon algunas carreteras y dañaron al menos tres escuelas de la provincia. Las represas Watershed, Bangazzan y Mutakura están en nivel de alerta y podrían desbordarse y causar inundaciones río abajo. En la provincia de Masivingo, los daños en las carreteras están dificultando el acceso a casi 170 personas que esperan ser evacuadas en el distrito 34 de la aldea 21, distrito de Masvingo. Algunos ya viven al aire libre y necesitan urgentemente asistencia para la vivienda. La presa de Tokwe Mukosi ha alcanzado su capacidad máxima y ha comenzado a fluir, lo que podría provocar inundaciones en la provincia, según la Autoridad Nacional del Agua de Zimbabwe. En la capital de Zimbabwe, Harare, 34 familias fueron evacuadas a dos escuelas secundarias en Budiriro y necesitan alimentos, kits de higiene, mantas y otros artículos no alimentarios.

Dentro Africa del SurSAWS ha emitido una alerta roja por lluvias perturbadoras sobre las áreas escarpadas y Lowveld de las provincias de Limpopo y Mpumalanga, así como áreas del este de Highveld hasta mañana 25 de enero. El servicio meteorológico advirtió que las fuertes lluvias se sumarían a los suelos ya saturados y podrían causar inundaciones, deslizamientos de tierra y desprendimientos de rocas en las partes este y norte de Limpopo, en la parte oriental de la región, Mpumalanga y en el norte de KwaZulu-Natal. Es probable que esto provoque desplazamientos e interrumpa los servicios esenciales, incluidos el agua, el saneamiento, la electricidad y las comunicaciones en la región, según el SAWS del gobierno. Las fuertes lluvias en Sudáfrica aumentarán los niveles de agua de los ríos que desembocan en Mozambique, lo que podría provocar más inundaciones en Mozambique en los próximos días.

Dentro Botswana, los servicios meteorológicos del Gobierno emitieron hoy un aviso de fuertes lluvias, fuertes vientos e inundaciones localizadas en el Distrito Centro Sur durante las próximas 24 horas, así como lluvias en la mayor parte del país. El 22 de enero, el Departamento de Servicios Meteorológicos informó que se espera que la depresión tropical causada por Eloise traiga precipitaciones generalizadas, con fuertes caídas ocasionales, fuertes vientos y relámpagos en la mayor parte del país durante la semana, aconsejando a la población que tome las medidas necesarias. precauciones. .

Huracanes consecutivos en Centroamérica dejaron al menos a 1,5 millones de niños, niñas y adolescent girls en riesgo de enfermedades tombs debido a la contaminación del agua – Honduras


CIUDAD DE PANAMÁ, ** 22 de enero de 2021 ** – Más de dos meses después la aparición de los poderosos huracanes Eta e Iota, más de 1,5 millones de niños, y adolescentes siguen a expuestos shut up potencialmente mortales in Centroamérica, ya que muchos sistemas de agua, incluidos pozos y letrinas, han sido contaminados, dijo hoy el Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, Jean Gough, al concluir una visita de campo de 10 días a las comunidades afectadas en Honduras y Guatemala.

"Me duele ver que muchas casas y escuelas todavía están enterradas bajo arena o cubiertas de barro en las comunidades afectadas por los huracanes", dijo Jean Gough. “Vi lágrimas en los ojos de las madres porque se había perdido su inversión en el bienestar de sus hijos. Dos meses después de que los fuertes huracanes azotaran Centroamérica, las necesidades humanitarias de las familias con niños, niñas y adolescentes siguen siendo generalizadas y durarán mucho tiempo. Se han contaminado muchos pozos y se han dañado y destruido instalaciones de agua. Sin acceso a agua potable, el riesgo de diarrea y otras enfermedades transmitidas por el agua sigue siendo alto. Si no toman medidas urgentes, es probable que más niños, niñas y adolescentes sufran una desnutrición, abandonen la escuela y caigan en la pobreza ”.

En Honduras, Guatemala y Nicaragua, más de 1.230 escuelas han resultado parcialmente dañadas o destruidas. Los techos fueron arrasados, los baños y las paredes destruidos, y el mobiliario y los materiales escolares se arruinaron. Sin acciones inmediatas, muchos niños, niñas y adolescentes corren el riesgo de perderse la escolarización presencial un año más debido a los impactos de los huracanes.

Las áreas golpeadas por los huracanes también son las afectadas por algunos de los niveles más altos de violencia y pobreza en el mundo incluso antes de la pandemia. Los dos fuertes huracanes y los impactos socioeconómicos de la pandemia empujaron a la pobreza a más familias con niños, niñas y adolescentes.

* “Me preocupa que muchos padres perdieron sus trabajos debido a la pandemia y luego perdieron sus pertenencias, casas y cultivos debido a los huracanes. Estos niños, niñas, adolescentes y sus familias ahora se quedan con muy poca comida, muy poca agua drinking y muy poco dinero para survivir. Es probable que muchos de ellos emigren hacia el norte en las próximas semanas y meses en busca de una vida mejor. Es urgente mejorar sus condiciones de vida para que puedan ser permanentes en las comunidades afectadas por los huracanes Iota y Eta, incluido el regreso a las escuelas ”, * infatizó a Jean Gough.

In conjunto con los gobiernos y otros socios, los equipos de UNICEF en el terreno están brindando asistencia humanitaria en respuesta a las necesidades más urgentes de los niños, niñas, adolescentes y las familias en los países afectados por el huracán en América Central, incluidos Honduras , Guatemala y Nicaragua:

  • Fr Honduras, 5,000 personas han tenido acceso a servicios de agua, saneamiento e higiene (ASH) en los albergues, cerca de 12,000 niños, niñas, adolescent girls y cuidadores se han involucrado en actividades de prevención de violencia, los espacios seguros en albergues benefaron a 2,232 niños, niñas y adolescentes, 3,713 familias beneficiadas con transferencias de efectivo, y se ha capacitado a los trabajadores de la salud en el tamizaje nutricional. UNICEF también se basa en la restauración de la infraestructura de ASH en las escuelas en preparación para su reapertura, después de su uso intensivo como refugio.

  • Fr Guatemala, las brigadas de nutrición brindaron servicios a más de 23,800 niños, niñas y adolescentes e identificaron y trataron a 249 niños, niñas y adolescentesntes con desnutrición aguda. Había kits de higiene disponibles para 1.258 familias, benefando para 2.375 niños, niñas y adolescentes, se estaba trabajando en la rehabilitación de los sistemas de agua locales en benefo de 489 familias. En refugios y comunidades, 2.125 niños, niñas y adolescentes reciben apoyo psicosocial. La adquisición de aulas temporales está en curso, sin embargo, dada la cantidad de escuelas destruidas, se necesita apoyo adicional para attender las necesidades de materiales y equipo.

  • Fr Nicaragua, los suministros de ASH han beneficiado a 25,000 personas en las comunidades afectadas, se han distribuido materiales para apoyar las actividades de protección a 3,600 niños, niñas y adolescentes y están Estableciendo 12 espacios amigables para la infancia en las zonas afectas. Se ha capacitado al personal de diez organizaciones y gobiernos locales en C4D y Responsabilidad para las Poblaciones Afectadas (RPA). UNICEF es una organización de enviando al país diez tiendas de campaña para espacios de aprendizaje temporal y mochilas escolares para llegar a 20.000 niños, niñas y adolescentes en algunas de las comunidades afectadas más remotas.

  • Fr Belice, se ha llegado a 8.850 familias con mensajes de prevención sobre enfermedades transmite por el agua y el comportamiento saludable, y 150 familias recibieron kits de higiene / nutrición. Se estan adquiriendo localmente kits de juego para el Desarrollo de la Primera Infancia (DPI) para distribuir a 390 familias de las comunidades afectadas por los huracanes. Otros 975 niños y niñas, de 0 a 8 años de edad, se beneficiarán de los juegos y los materiales recreativos para apoyar las oportunidades de aprendizaje.

* "Un pesar por la pandemia, un pesar por estos huracanes, vi mujeres y hombres dedicados a limpiar pozos y rehabilitar escuelas". Incluso los niños, niñas y adolescentes estaban ayudando a instalar estaciones de lavado de manos en las escuelas para que puedan seguir aprendiendo. Esto me da un enorme sentido de esperanza. En estas comunidades fuertes y resilientes, las pequeñas inversiones realmente pueden marcar una gran diferencia en la vida de los niños, niñas y adolescentes. Se necesitan fondos adicionales con urgencia para reparar más escuelas, restaurar los sistemas de agua e higiene y proporcionar a los estudiantes equipos y suministros educativos antes del comienzo del año escolar en unas pocas semanas ”, * dijo Jean Gough.

En diciembre, UNICEF solicitó 42,6 millones de dólares para proporcionar asistencia humanitaria a 647.000 personas afectadas por los huracanes Eta e Iota, incluidos 327.000 niños, niñas y adolescentes. Más de dos meses después de que los huracanes devastaran Centroamérica, UNICEF solo ha recibido menos del 30% de los fondos necesarios para ayudar a las familias necesitadas.

En apoyo a los gobiernos centroamericanos, UNICEF hace un urgente llamado a la comunidad internacional para que refuerce su compromiseo financiero de crear condiciones mínimas para que las familias afectadas por el huracán con niños, niñas y adolescentesezcan en sus comunidades y evitar grandes contract educación, nutrición , protección, el agua y el saneamiento.

Antes del inicio de un nuevo año escolar en las próximas semanas, UNICEF también estableció los gobiernos centroamericanos para reabrir las escuelas y está listo para apoyar sus esfuerzos. Las próximas semanas y meses serán fundamentales para la restauración de la educación, incluidos los sistemas de saneamiento y agua en las escuelas, así como para implementar protocolos de salud para evitar la propagación del COVID-19.

A %d blogueros les gusta esto: