ACNUR llega a campamentos destruidos en el norte de Tigray – Etiopía


Este es un resumen de lo que dijo el portavoz del ACNUR, Boris Cheshirkov, a quien se puede atribuir el texto citado, durante la conferencia de prensa de hoy en el Palais des Nations en Ginebra.

ACNUR, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, obtuvo acceso por primera vez desde noviembre de 2020 a los campos de refugiados de Shimelba y Hitsats en la región de Tigray, en el norte de Etiopía, en medio de los persistentes problemas de seguridad.

Durante una misión conjunta a la región con la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas, OCHA, encontramos ambos campamentos completamente destruidos y todas las instalaciones humanitarias saqueadas y vandalizadas.

En Hitsats, la mayoría de los refugios en un área conocida como Zona A, así como las oficinas del ACNUR y la casa de huéspedes del personal, fueron incendiados. La misión confirmó lo que las imágenes de satélite y las historias de refugiados habían indicado a principios de este año.

El ACNUR está profundamente preocupado por el bienestar de los refugiados eritreos que residen allí, quienes han huido de los campamentos.

La misión conjunta también pudo visitar la ciudad de Shiraro; Se considera que los refugiados están dispersos en la región y necesitan con urgencia seguridad y apoyo. Una misión posterior buscará identificar el número de residentes que viven allí y evaluará la posibilidad de que el ACNUR y la Agencia Etíope para Refugiados y Retornados, ARRA, brinden asistencia y planifiquen el reasentamiento voluntario.

De los aproximadamente 20.000 refugiados que vivían en los dos campamentos septentrionales de Hitsats y Shimelba antes de la crisis, más de 7.000 se dirigieron o fueron asistidos por las autoridades etíopes para llegar a los otros dos campos de refugiados eritreos, Mai Aini y Adi Harush. Además, hasta ahora hemos estado en contacto con más de 2.000 refugiados de Hitsats y Shimelba en Shire, Mekelle, Afar y Addis Abeba.

En los campamentos de Mai Aini y Adi Harush, se proporcionaron alimentos y suministros básicos a los refugiados reasentados. Actualmente viven con parientes, en escuelas u otros edificios comunales en los campamentos que ya tienen exceso de capacidad, así como en unos 500 refugios de emergencia recién construidos. Aunque se están construyendo otros 100 refugios, no serán suficientes. Identificar urgentemente otros lugares para dar cabida a más llegadas de refugiados es una prioridad, especialmente con la temporada de lluvias que se avecina.

Los servicios individuales de recepción, asesoramiento y registro del ACNUR han reabierto en ambos campamentos. El ACNUR y sus socios están fortaleciendo la protección infantil y los servicios de apoyo a la violencia de género.

Las autoridades locales han informado de la presencia de unos 95.000 etíopes desplazados dentro del área administrativa de Shiraro. Alrededor de 47.000 personas fueron registradas por las autoridades el mes pasado, mientras que se cree que el resto llegó desde entonces. Hasta la fecha, la gran mayoría de las personas desplazadas internamente (PDI) vive dentro de la comunidad de acogida y unas 30.000 viven en cinco campamentos. En el campamento de Shimelba, el equipo humanitario encontró a más de 2.000 personas desplazadas y miembros vulnerables de la comunidad de acogida que habían buscado refugio en el campamento.

Todas las personas desplazadas en Shiraro y Shimelba necesitan urgentemente asistencia para salvar vidas, incluidos alimentos, refugio, atención médica, agua y servicios de saneamiento. El ACNUR reitera el llamamiento conjunto de las Naciones Unidas a todas las partes para que permitan con urgencia el movimiento libre y seguro de los afectados en busca de seguridad y asistencia, incluso a través de las fronteras nacionales e internacionales, independientemente de su identidad étnica. Exigimos que se respete plenamente el derecho a solicitar asilo.

Para obtener más información sobre este tema, comuníquese con:

  • En Etiopía, Juliette Stevenson, stevenso@unhcr.org, +251944109031
  • En Ginebra, Boris Cheshirkov, cheshirk@unhcr.org, +41 79 433 7682
  • En Nueva York, Kathryn Mahoney, mahoney@unhcr.org, + 1347443 7646

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: