Bangladesh y Myanmar: más de 100.000 bebés nacidos en campos de refugiados y desplazados internos en los últimos años – Bangladesh


Contacto con los medios: Erin Taylor 267.250.8829 (H)
Claire Garmirian 203.209.8545 (M)

A toda una generación de niños se les está robando el futuro, advierte Save the Children

FAIRFIELD, Connecticut (24 de agosto de 2020)“Se estima que 108.037 niños, en su mayoría rohingya, han nacido detenidos en Bangladesh y Myanmar en los últimos años, según un nuevo análisis de Save the Children. Viven en condiciones inadecuadas para los niños, con acceso limitado a la educación y la atención médica, sin libertad de movimiento y casi totalmente dependientes de la ayuda.

Para conmemorar los tres años desde que más de 700.000 rohingya huyeron de Myanmar a raíz de la violencia brutal que la ONU ha descrito como un « ejemplo clásico de limpieza étnica '', Save the Children analizó la demografía. campamentos de refugiados en Bangladesh (desde agosto de 2017) y campamentos de desplazados internos en el estado de Rakhine en Myanmar (desde 2012).

Utilizando datos de ACNUR de Cox's Bazar hasta el 31 de mayo de 2020, la agencia de ayuda a la infancia descubrió que actualmente hay alrededor de 75,971 niños menores de tres años en campamentos de refugiados. de Cox's Bazar, o el 9% de la población total de refugiados. La implicación es que casi todos nacieron después de que su madre se fuera a Bangladesh.

Runa *, de tres años, llegó a este mundo durante el agotador viaje de su madre a través de la frontera entre Myanmar y Bangladesh mientras huían para salvar sus vidas. Runa * sufre desnutrición crónica. "Me preocupa la educación de mis hijos, su futuro, su comportamiento", dijo a Save the Children la madre de Runa, Hamida *. “No puedo darles lo que piden porque no tenemos el dinero. No podemos hacer realidad sus sueños. No podemos amarlos y cuidarlos adecuadamente. Por eso me siento tan triste. No puedo proporcionarles buena comida. Cuando piden algo, no puedo dárselo. "

En Myanmar, los campamentos de desplazados internos en el centro de Rakhine han albergado a musulmanes rohingya y musulmanes kaman desde 2012, debido a oleadas anteriores de violencia étnica. Al observar los datos del ACNUR en Myanmar hasta diciembre de 2019, Save the Children estima que hay 32.066 niños menores de siete años en 21 campamentos, lo que representa más del 25% de la población desplazada.

Khadija * tiene siete hijos, dos de los cuales nacieron después de ser obligados a trasladarse a un campo para desplazados internos debido a la violencia étnica entre las comunidades rohingya y rakhine en 2012. “Tengo hijos cuyas Tengo que encargarme de eso. Necesito alimentarlos, enviarlos a la escuela, así que tengo que arreglármelas de una forma u otra ", dijo a Save the Children. “Sufrimos mucho después de que llegamos aquí. No podíamos comer, dormir ni dar medicinas a nuestros hijos. Quemaron casas y quemaron gente viva en el mercado. No esperábamos escapar vivos con nuestros hijos.

Onno van Manen, director de país de Save the Children en Bangladesh, dijo:

“En los últimos tres años, más de 75.000 niños han nacido en los campos de refugiados de Cox's Bazar. El nacimiento de un niño es una ocasión alegre, pero estos niños se han quedado cortos, nacieron en una vida donde sus familias no pueden trabajar, donde tienen acceso limitado a la educación y la atención médica, y no libertad de movimiento.

"Enseñamos a nuestros hijos a soñar en grande, pero para un niño que solo conoce un campo de refugiados, muchas de sus esperanzas y sueños parecerán fuera de su alcance. El pueblo y el gobierno de Bangladesh dieron la bienvenida a los refugiados cuando huían de la violencia en su país de origen, pero tres años después, no estamos más cerca de una solución duradera para esto. crisis de refugiados.

“Los niños y las familias rohingya deben poder regresar a sus hogares en Myanmar de manera voluntaria, segura y digna. Los líderes mundiales, especialmente aquellos que tienen vínculos estrechos con Myanmar, deben hacer todo lo posible para alentar una rápida resolución de esta crisis. No podemos permitir que los años se acumulen y que los niños pasen toda su infancia detenidos. "

Mark Pierce, director de Save the Children en Myanmar, Sri Lanka y Tailandia (MST), dijo:

“Más de 30.000 niños en los campamentos de Rakhine no han conocido otra vida, no han tenido la oportunidad de explorar el mundo exterior o visitar sus ciudades y pueblos.

"Ningún niño debe nacer en un campo confinado, separado de otros niños porque pertenecen a otras comunidades étnicas o religiosas". Debemos evitar las consecuencias dañinas de toda una generación de niños que crecen en la segregación forzada, que solo divide aún más a las comunidades.

Casi tres décadas después de que Myanmar ratificara la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño y se comprometiera a proteger a los niños a toda costa, debe cumplir su promesa de garantizar los derechos del niño. todos los niños. Las soluciones duraderas presentadas por el Comité Asesor de Rakhine deben implementarse con urgencia para garantizar la libertad de movimiento, la ciudadanía y otros derechos básicos de los niños rohingya y sus familias.

* Nombre cambiado para proteger la identidad

Save the Children cree que todos los niños merecen un futuro. Desde nuestra fundación hace más de 100 años, hemos cambiado la vida de más de mil millones de niños. En los Estados Unidos y en todo el mundo, brindamos a los niños un comienzo saludable, la oportunidad de aprender y protección contra daños. Hacemos lo que sea necesario por los niños, todos los días y en tiempos de crisis, para transformar sus vidas y el futuro que compartimos. Síganos en Facebook, Instagram, Gorjeo y YouTube.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: