Burkina Faso: Testigos confirman que el grupo armado cometió masacres – Burkina Faso


  • Los sobrevivientes comparten historias horribles de los ataques del 8 de marzo que mataron al menos a 43 personas

  • "Koglweogo", un grupo armado de autodefensa, acusado de atacar tres pueblos y matar civiles.

  • La masacre tiene lugar en el contexto de una nueva ley que autoriza el reclutamiento de "voluntarios" con fines militares.

Testigos clave dijeron a Amnistía Internacional que los atroces ataques del 8 de marzo en Burkina Faso, en la provincia septentrional de Yatenga, fueron perpetrados por un grupo armado de "autodefensa" que a menudo ha actuado junto soldados del pais.

La organización entrevistó a siete testigos y sobrevivientes locales clave en las aldeas de Dinguila-Peulh, Barga y Ramdolla-Peulh que fueron atacados, quienes declararon claramente que era el "Koglweogo". quien dirigió el asalto; dispara y mata indiscriminadamente a personas y quema casas y propiedades. Al menos 43 personas, incluido un hombre ciego de 90 años, murieron en los ataques.

Estos ataques tuvieron lugar en el contexto de la promulgación por el gobierno de la Ley de Voluntarios de Defensa de la Patria, con el objetivo de intensificar la lucha contra la creciente violencia y los ataques de los grupos armados. a través de Burkina Faso. La ley prevé la movilización de voluntarios a nivel local para ayudar a las operaciones militares del gobierno.

"Hablamos con los sobrevivientes de las tres aldeas que nos contaron sobre los terribles eventos que presenciaron el 8 de marzo. Vieron asaltantes en motocicletas armados con rifles de caza, allanaron sus aldeas y dispararon indiscriminadamente antes de quemar sus casas. Muchos de estos aldeanos han huido a Ouahigouya, la capital regional, como resultado de estos ataques contra sus vidas y propiedades ", dijo Ousmane Diallo, investigador de Amnistía Internacional para África en África. ;Oeste.

"Condenamos los horribles ataques contra la población en estas aldeas, así como las violaciones anteriores y graves de los derechos humanos cometidas por los grupos armados. Las autoridades deberían investigar los ataques, llevar a los responsables ante la justicia y ser más diligentes en la protección de la vida de los civiles. "

"Koglweogo" identificado como responsable de los ataques

Temprano en la mañana del 8 de marzo, el pueblo de Dinguila-Peulh fue atacado por una columna de hombres armados en motocicletas que portaban armas. Los atacantes luego fueron a las aldeas de Barga y Ramdolla-Peulh.

Al menos 43 personas murieron en los ataques en las tres aldeas, según un comunicado del gobierno que dice que los atacantes eran "pistoleros no identificados".

Sin embargo, los supervivientes con quienes habló Amnistía Internacional identificaron claramente al "Koglweogo" como responsable de los ataques.

Un testigo de Dinguila-Peulh le dijo a la organización:

"El & # 39; Koglweogo & # 39; entró a la aldea en la mañana del 8 de marzo alrededor de las 5.30 de la mañana y comenzó a disparar, matando a unos 24 aldeanos, incluidos dos ancianos. Robaron a algunos de los muertos de su dinero, tomaron siete motocicletas y quemaron otras seis motocicletas. Luego fueron a Barga donde mataron a más personas, y luego a Ramdolla-Peulh, donde solo quemaron casas. Las fuerzas de seguridad llegaron a por la tarde en Dinguila-Peulh. Al día siguiente, dos ministros visitaron la aldea y pudimos enterrar los cuerpos de las personas asesinadas ".

Un sobreviviente de Barga contó a Amnistía Internacional cómo se desarrollaron los acontecimientos y cómo su hijo resultó gravemente herido en el ataque:

"Muy temprano en la mañana del 8 de marzo, escuchamos disparos provenientes del noreste … y la gente rápidamente comenzó a entrar en pánico. ‘Koglweogo’ llegó en una moto y comenzó a disparar a todos los hombres. Les dije a mis dos hijos que guiaran a nuestro rebaño y huyeran. Cuando estaba en mi motocicleta, de repente vi un "Koglweogo", justo en frente de la manada. Habló con mi hijo mayor, luego le apuntó con el arma y le disparó. Cayó en el acto y el hombre continuó su camino. "

La bala rompió la mandíbula del niño y no ha podido hablar desde entonces.

Otros sobrevivientes dijeron a Amnistía Internacional que el "Koglweogo" quemó casas, áticos, carretas y motocicletas, lo que obligó a la mayoría de los aldeanos a huir a Ouahigouya.

La Ley de Voluntarios de Defensa de la Patria

La Ley de Voluntarios para la Defensa de la Patria es una nueva ley que se promulgó en enero de 2020, en un contexto de polarización étnica en las regiones del Sahel, Norte y Centro-Norte de Burkina Faso, así como la proliferación grupos estatales armados como Ansaroul Islam, el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (GSIM) y el Estado Islámico del Gran Sahara (ISGS).

De acuerdo con la ley, los voluntarios son reclutados a nivel de aldea o en su área de residencia de forma voluntaria, y con la aprobación del comité de desarrollo de la aldea o el consejo de la ciudad. Después de la selección, se supone que deben ser entrenados durante dos semanas y desplegados bajo autoridad militar por un año renovable.

Se espera que los voluntarios operen solo en su área de residencia y sean puestos bajo autoridad militar. En la práctica, los miembros de los grupos armados "Koglweogo" reclutados por las autoridades han operado más allá de su área de residencia, aunque algunos son sospechosos de haber cometido violaciones de derechos humanos.

"Las autoridades deberían garantizar la protección de los derechos humanos al abstenerse de reclutar como miembros voluntarios de grupos de autodefensa como el" Koglweogo ", con poco respeto por el valor de la vida humana. No pueden correr el riesgo de externalizar la respuesta a la inseguridad a los grupos armados que han violado regularmente los derechos humanos ", dijo Ousmane Diallo.

Violencia generalizada por grupos armados no estatales

En Burkina Faso, la violencia de grupos armados no estatales causó la muerte de 1.295 personas en 2019 según la Base de datos de eventos de localización de conflictos armados (ACLED), un aumento del 650% en comparación con las 173 muertes registradas en 2018 .

Las autoridades ya han abierto investigaciones tras la masacre de Yirgou el 1 de enero de 2019, que dejó 49 personas muertas según fuentes oficiales y casi 210 según organizaciones de la sociedad civil. El 23 de diciembre de 2019, El Hadj Boureima Nadbanka, líder de "Koglweogo", fue arrestado por las autoridades en relación con la masacre de Yirgou. Fue puesto en libertad bajo fianza el 4 de febrero de 2020.

“Los civiles han pagado un alto precio por la violencia en Burkina Faso. Las autoridades deben romper el ciclo de impunidad investigando a fondo estos incidentes y procesando a los responsables en los tribunales nacionales ", dijo Ousmane Diallo.

"Es esencial que los procedimientos judiciales continúen sin obstáculos con respecto a los ataques del 8 de marzo, pero también precedentes como la masacre en Yirgou".

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: