El invierno en el hemisferio sur intensifica la difícil situación de los venezolanos desplazados – Venezuela (República Bolivariana de)


Este es un resumen de las declaraciones del portavoz del ACNUR, Shabia Mantoo, a quien se puede atribuir cualquier cita, en la conferencia de prensa de hoy en el Palacio de las Naciones en Ginebra.

A medida que América Latina parece ser el nuevo epicentro de la pandemia COVID-19, ACNUR, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, advierte sobre el empeoramiento de las condiciones de vida para Los venezolanos se mudaron a la región sur del continente a medida que se acerca el invierno.

Además de los riesgos para la salud, las medidas de contención y contención relacionadas con COVID ya han causado graves dificultades a los refugiados y migrantes venezolanos. Muchos han perdido sus medios de vida y se enfrentan a la pobreza, la miseria, el desalojo, el hambre generalizada y la inseguridad alimentaria, así como a mayores riesgos de protección.

Dado que las capacidades nacionales se están agotando, el acceso a servicios de salud pública y atención médica oportunos también es un desafío, especialmente para las personas en situación irregular.

El ACNUR teme que su difícil situación se deteriore con el inicio del invierno, ya que las temperaturas caen en Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay, que en conjunto albergan a más de 1, 5 millones de venezolanos.

Al acercarse el frío, el ACNUR se está preparando para un empeoramiento de la crisis. La temporada de invierno aumentará en gran medida la necesidad de asistencia médica y humanitaria, especialmente para responder a otros tipos de enfermedades respiratorias, como la gripe.

El ACNUR espera un aumento en el número de aquellos que ahora necesitarán refugio de emergencia y artículos de invierno como mantas, ropa abrigada, medicinas y combustible para calentar sus hogares.

Los refugios, los alimentos, los kits de higiene y la asistencia monetaria ya son esenciales para muchos refugiados y migrantes venezolanos vulnerables que viven en condiciones precarias, que corren el riesgo de quedarse sin hogar o vivir en las calles.

El ACNUR está intensificando su respuesta para enfrentar este doble desafío. Junto con sus socios, el ACNUR continúa brindando refugios de emergencia, subsidios de alquiler y otra ayuda material. El ACNUR también está fortaleciendo sus alianzas humanitarias para que pueda brindar atención médica esencial a los refugiados en condiciones vulnerables.

En la región sur del continente, el ACNUR también brinda asistencia a través de intervenciones en efectivo para ayudar a los refugiados y migrantes a priorizar sus necesidades más urgentes en invierno.

En Chile, casi 790 familias venezolanas ya han recibido vales virtuales versátiles que les permiten comprar productos en tiendas y supermercados locales, incluyendo ropa, combustible o comidas calientes.

En Perú, donde se esperan lluvias torrenciales y nieve en invierno, el ACNUR ha dado prioridad al apoyo en áreas que albergan refugiados, como Cuzco, que está a 4.000 metros sobre el nivel del mar. y donde las temperaturas pueden caer muy por debajo de cero grados centígrados.

Hasta la fecha, se han distribuido más de 2,000 kits esenciales y 4,700 mantas a venezolanos vulnerables y sus comunidades de acogida, mientras que las transferencias de efectivo continúan para los más expuestos.

La asistencia de invierno también está prevista para los venezolanos desplazados vulnerables en Argentina, Uruguay y Bolivia, ya que el frío golpeará la región en las próximas semanas.

El ACNUR agradece las recientes promesas hechas el martes en una conferencia virtual de donantes internacionales para refugiados y migrantes venezolanos. En la conferencia, los donantes comprometieron $ 2.79 mil millones para apoyar a refugiados, migrantes y comunidades de acogida en países de la región donde los venezolanos han encontrado seguridad, atención médica y trabajos.

Para obtener más información sobre este tema, comuníquese con:

En Panamá, William Spindler, spindler@unhcr.org, +507 6382 7815
En Panamá, Olga Sarrado, sarrado@unhcr.org, +507 6640 0185
En Ginebra, Shabia Mantoo, mantoo@unhcr.org, + 41 79 337 7650
En Nueva York, Kathryn Mahoney, mahoney@unhcr.org, +1 347 443 7646

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: