Informe de situación humanitaria de UNICEF en Panamá # 1 (período de informe: agosto a diciembre de 2019) – Panamá



Puntos fuertes

• Las características de la población migrante en tránsito por la selva del Darién, en la frontera entre Colombia y Panamá, han pasado de la mayoría de los hombres extracontinentales que buscan oportunidades en México, Estados Unidos y en Canadá, familias con niños y mujeres embarazadas que huyen de la pobreza, la exclusión y los conflictos. En 2019, el número de niños y adolescentes que cruzaron con éxito una de las selvas más peligrosas del mundo se multiplicó por seis en comparación con el año anterior. Esto significó un aumento de 522 en 2018 a 3,540 en 2019. Se estima que en 2019 más de 500 mujeres embarazadas han transitado por el Darién.

• En 2017, el 1% de los migrantes eran menores de 18 años, en 2018 aumentó al 5% y en 2019 hubo un aumento significativo que alcanzó el 15,8%. Con base en este esquema, se estima que, para 2020, habrá un aumento en el tránsito de niños y adolescentes a través del Darién, principalmente familias haitianas con niños de nacionalidad chilena o brasileña.

• UNICEF Panamá, con el objetivo de ampliar la respuesta de su programa, implementa acciones en los sectores de WASH, salud, nutrición y protección de Infancia para satisfacer las necesidades de niños, niñas y adolescentes cuando transitan por Panamá.

• UNICEF, con socios implementadores, ha instalado y opera una planta de tratamiento de agua para servir a la población migrante en la estación de recepción de migración (ERM). ) de Peñitas, y reactivó un sistema de distribución de agua que proporciona agua a la comunidad local.
A través de dos espacios para niños, UNICEF brinda apoyo psicosocial a hasta 70 niños y adolescentes por día.

Resumen de la situación y necesidades humanitarias

La población migrante describe la selva del Darién, en la frontera entre Colombia y Panamá, como uno de los puntos de tránsito más peligrosos y difíciles hacia América del Norte. De agosto a noviembre de 2019, 4 77.871 personas de 44 nacionalidades pasaron por el Darién, es decir, en promedio 1.197 personas por mes.

Entre agosto y noviembre, 1.078 migrantes que sobrevivieron al tránsito por el Darién eran niños y adolescentes, la mitad de los cuales se encontraban en las primeras etapas de la infancia. Durante el mismo período, se informó que 137 mujeres embarazadas al final del embarazo cruzaron la misma frontera. En julio de 2019, el número de migrantes que ingresaron a Panamá a través del Darién fue el más alto, con 3.970 personas, en comparación con el período de agosto a noviembre, cuando hubo una disminución de más de un tercio de los migrantes.

Al llegar a la estación de recepción de migración de Peñitas, 2 niños muestran signos de diarrea, vómitos, fiebre, tos, dolor de cabeza y afecciones cutáneas difíciles. Las mujeres embarazadas corren el riesgo de aborto e infecciones. Desde agosto, el Ministerio de Salud (MINSA) ha brindado servicios básicos de salud, incluida la vacunación, a los migrantes cinco veces por semana en colaboración con la Organización Panamericana de la Salud ( OPS).

Entre enero y noviembre, el Servicio Nacional de Fronteras (SENAFRONT) identificó a 50 niños y adolescentes no acompañados y separados que transitaban por el Darién, de los cuales 11 (3 niñas y 8 niños) fueron identificados en el mes de Noviembre solo. La falta de documentos, la muerte de miembros de la familia, las barreras del idioma y el rango de edad, que van desde los 6 meses hasta los 17 años, son algunos de los principales desafíos que enfrenta la Oficina Nacional. para niños, adolescentes y familiares (SENNIAF) para ayudar a esta población.

En respuesta al aumento de la migración a través del Darién en el primer semestre (casi 4,000 migrantes), el gobierno panameño a través de SENAFRONT, comenzó a construir un refugio temporal en la comunidad. por Lajas Blancas. El refugio tiene una capacidad estimada de 1,000 personas. Sin embargo, el cambio de gobierno en julio puso fin a la construcción, lo que llevó a un deterioro de los refugios y las instalaciones de saneamiento ya construidas. Lajas Blancas no está activa actualmente y no se ha establecido una fecha de apertura.

Dado el contexto actual, se han identificado las siguientes necesidades humanitarias:

• La Defensoría del Pueblo expresó a los actores nacionales y humanitarios la necesidad de aumentar la presencia civil y humanitaria en la comunidad indígena del Bajo Chiquito, el primer puesto de recepción para migrantes.

Los migrantes permanecen unos días en este punto de recepción antes de transitar en barco a ERM en Peñitas.

• Según lo acordado por el Grupo de Coordinación Fronteriza de las Naciones Unidas, una mayor promoción es una prioridad para garantizar que el Ministerio de Salud mantenga la prestación de servicios básicos de salud, incluida la inmunización, para migrantes en las ERM de Darién y Chiriquí. Se necesitan esfuerzos continuos de promoción para garantizar la disponibilidad de medicamentos, servicios de salud y apoyo psicológico para las víctimas de violencia sexual.

• El Grupo de Trabajo de Protección Infantil, presidido por SENNIAF, necesita asistencia técnica y financiera para crear capacidad para identificar casos de protección infantil y establecer mecanismos de derivación, protección y asistencia, en particular para casos de niños no acompañados y separados, niños con necesidades especiales de salud, violencia víctimas sexistas y violencia contra niños en Darién y Chiriquí.

• UNICEF, a través de la vigilancia sobre el terreno, continúa recopilando información para comprender las causas profundas de la movilidad humana que conducen a una mayor migración de niños y adolescentes en 2019. Esto apoyará el toma de decisiones para el Grupo de Trabajo de Protección Infantil.

• El Comité de Agua del Consejo Comunitario de Peñitas necesita apoyo para identificar mecanismos sostenibles para el funcionamiento del sistema comunitario de purificación de agua, que Global Brigades, una ONG, está instalando .

Esta acción es complementaria al suministro de agua a través de una estación de tratamiento de agua de emergencia instalada bajo el acuerdo entre UNICEF y la Federación Internacional de la Cruz. -Rojo (FICR).

• En Peñitas – Darien y Planes de Gualaca – Chiriquí ERM, se requieren servicios de traducción y orientación. Además, se necesitan servicios de contacto internacional, información sobre mecanismos de protección y apoyo psicosocial para migrantes adultos que viajan solos, especialmente mujeres. Estos servicios ayudarían a identificar y ayudar a las víctimas de la trata de personas, el tráfico ilícito y la explotación sexual en tránsito por América Central.

• UNICEF ha identificado la necesidad de mecanismos de coordinación binacionales entre Colombia y Panamá que creen un sistema de alerta para garantizar una respuesta humanitaria rápida a un aumento inesperado de migrantes, particularmente niños, adolescentes y mujeres embarazadas. Además, existe la necesidad de crear mecanismos de referencia con las autoridades costarricenses para casos especiales de protección y casos especiales relacionados con la salud.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: