La inseguridad en el norte de Mozambique sigue desplazando a miles de personas – Mozambique


Este es un resumen de lo que dijo el portavoz del ACNUR, Babar Baloch, a quien se puede atribuir el texto citado, durante la conferencia de prensa de hoy en el Palais des Nations en Ginebra.

11 de junio de 2021

El ACNUR, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, sigue profundamente preocupado por la seguridad de los civiles en el norte de Mozambique, ya que el conflicto armado y la inseguridad en la ciudad costera de Palma continúan desplazando a miles de personas, dos meses y medio después de un brutal ataque de armados no estatales. grupos de fuerzas. La gente huye a diario en una búsqueda desesperada de seguridad tanto en Mozambique como al otro lado de la frontera en Tanzania.

Las personas que huyeron dijeron al personal del ACNUR que la situación en Palma sigue siendo muy volátil, con disparos regulares por la noche y casas incendiadas.

Unas 70.000 personas han huido de Palma desde el 24 de marzo, lo que eleva el número total de personas desplazadas en la provincia de Cabo Delgado a casi 800.000 según estimaciones humanitarias.

El ACNUR sigue abogando por que los desplazados internos reciban protección y asistencia en Mozambique y para que las personas vulnerables que buscan seguridad en la vecina Tanzania tengan acceso al asilo.

La inseguridad persistente ha obligado a miles de familias a buscar refugio en las provincias sureñas de Cabo Delgado y Nampula. Los distritos de Nangade, Mueda, Montepuez, Ancuabe, Metuge, Balama, Namuno, Chiure, Mecufi, Ibo y Pemba continúan registrando nuevas llegadas todos los días.

Se dice que miles más están varados en áreas muy inseguras alrededor de Palma con acceso humanitario restringido. Sin embargo, recientemente se ha permitido al ACNUR y agencias asociadas el acceso a algunas áreas remotas para ayudar a las personas desplazadas que viven en condiciones difíciles. El ACNUR continúa trabajando con socios para evaluar sus necesidades y brindarles asistencia vital. Hemos distribuido artículos de socorro a unas 10.000 personas desplazadas.

Muchos más han intentado cruzar el río que marca la frontera con Tanzania para buscar protección internacional.
Según las autoridades fronterizas de Mozambique, más de 9.600 de ellos han sido devueltos por la fuerza desde el puesto fronterizo de Negomano desde enero de este año. Unos 900 fueron devueltos a Mozambique en unos pocos días del 7 al 9 de junio. Los equipos del ACNUR apoyan a las personas que llegan en condiciones desesperadas, muchas de las cuales están separadas de sus familiares.

Las personas devueltas de Tanzania se encuentran en una situación desesperada en la frontera y están expuestas a la violencia de género y los riesgos para la salud, ya que muchas duermen al aire libre por la noche en un frío extremo sin mantas ni techos en la habitación. Existe una necesidad urgente de artículos de socorro de emergencia, incluidos alimentos.

El ACNUR reitera su llamamiento para que las personas que huyen del conflicto tengan acceso al territorio y al asilo y, en particular, para que se respete el principio de no devolución (no retorno forzoso). No se debe volver a poner a los refugiados en peligro.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: