La violencia continúa en Mali a pesar de los esfuerzos de negociación – Mali


Por Sirwan Kajjo
03 marzo 2020 21:45

WASHINGTON – Los ataques de militantes islamistas contra soldados en el centro de Malí podrían obstaculizar los esfuerzos del gobierno para iniciar un proceso de diálogo con los grupos yihadistas en el país, dicen los expertos.

Al menos seis soldados malienses murieron y una docena resultaron heridos el domingo cuando militantes yihadistas atacaron su puesto de control en la ciudad de Mondoro, en el centro de Malí, dijeron el domingo funcionarios locales.

"Entraron en la ciudad … para atacar la base militar", dijo el alcalde de Mondoro, Moulage Angoiba.

Mondoro es la ciudad más grande de la región de Mopti en el centro de Mali. La región a menudo ha sido atacada por varios insurgentes islamistas que son cada vez más activos en la región.

"El gobierno estaba al tanto de la presencia (de militantes) en esta área, porque los habíamos advertido", dijo Angoiba a VOA, y agregó que la población civil "había sufrido varios ataques" en las últimas semanas.

Funcionarios militares dijeron que las fuerzas armadas de Malí habían respondido al ataque atacando "dos convoyes de vehículos y motocicletas pertenecientes a los terroristas".

Malí está luchando por contener una rebelión yihadista que estalló en el país en 2012. Desde entonces, miles de civiles y soldados han muerto en el conflicto.

El ataque del fin de semana se produce cuando el gobierno del presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, busca iniciar un proceso de diálogo, que involucra a los principales grupos yihadistas en el país de África Occidental.

Keita anunció recientemente que su gobierno está listo para reunirse con activistas vinculados a Al Qaeda que han estado operando en el norte y centro de Malí desde 2012. Dijo que los funcionarios del gobierno ya han estado en contacto con líderes militantes

Sin trabajo preparatorio

Pero algunos expertos dicen que no hay una base para un diálogo efectivo entre el gobierno de Malí y los insurgentes islamistas, diciendo que los recientes ataques yihadistas solo disiparían cualquier posibilidad de fortalecer el confianza entre las dos partes.

"Los grupos terroristas ven la violencia como la única forma de lograr estos objetivos", dijo Jasmine Opperman, socia de África en Teología Islámica del Contraterrorismo, un grupo de expertos con sede en el Reino Unido. .

Ella le dijo a VOA que los grupos yihadistas no confiarían completamente en el gobierno "como su enemigo número uno, con todos los extranjeros en el terreno luchando contra terroristas y siendo el principal objetivo de los ataques".

"Estamos presenciando una militarización persistente de la zona de conflicto con tropas extranjeras desplegadas tan recientemente como el Reino Unido entrante", agregó Opperman.

Francia tiene alrededor de 4.500 soldados estacionados en la región del Sahel, que se centran principalmente en combatir la insurgencia en Malí.

El Reino Unido también anunció esta semana que 250 soldados británicos serán desplegados en Mali a finales de este año para combatir el extremismo en la región del Sahel.

Diferentes grupos

Jama'at Nasr al-Islam wal Muslimin (JNIM), una alianza entre varios grupos yihadistas, es el principal grupo activo en partes de Mali. JNIM ha prometido lealtad a al-Qaida.

Como parte de la iniciativa de diálogo, el gobierno de Malí espera dialogar con dos líderes influyentes de JNIM.

El Estado Islámico del Gran Sahara, afiliado a IS, también está activo en Malí y en otros países de la región del Sahel, como Burkina Faso y Níger. Pero el gobierno no tiene planes de negociar con este grupo.

Las autoridades dicen que la inestabilidad también se atribuye a la violencia intercomunitaria entre las diversas milicias en Malí.

"Tenemos varias milicias activas en el centro del país, como el Dan Na Ambassagou, pero también otras que a menudo tratan de vengarse de lo que le han hecho a su gente", dijo Ute Kollies. jefe de la Oficina de las Naciones Unidas. para la Coordinación de Asuntos Humanitarios en Mali.

Ella le dijo a VOA que "las causas subyacentes deben abordarse … y si lo miras como si fuera una venganza, entonces esa es la cuestión de la impunidad". , el retorno de la justicia es extremadamente importante ".

Kollies agregó que es igualmente importante "resolver los problemas de acceso a la tierra y al agua, porque diferentes poblaciones viven en diferentes condiciones".

Deterioro de la situación.

Los expertos de la ONU dicen que la situación se ha deteriorado en la región central debido a organizaciones criminales transnacionales, grupos terroristas y milicias armadas, algunas de las cuales afirman cada vez más su control sobre la región.

"En el centro de Malí, he observado una acumulación de fallas de seguridad, judiciales y administrativas que facilitan la violencia masiva con impunidad", dijo Alioune Tine, experto independiente de las Naciones Unidas sobre la situación de derechos humanos en Mali, luego de una reciente visita al país.

Agregó que el ejército de Malí y las fuerzas de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas "no han podido proporcionar la seguridad adecuada a los civiles en la región".

La Misión de las Naciones Unidas en Malí (MINUSMA) tiene aproximadamente 14,000 efectivos de mantenimiento de la paz en Malí.

Protestas

Las protestas estallaron en partes del centro de Mali el lunes después de una reciente decisión del gobierno de abolir todos los puntos de control tripulados por las milicias locales.

Los manifestantes dijeron que los puntos de control fueron fundamentales para proteger a los aldeanos de los ataques yihadistas.

"Si los responsables de nuestra seguridad y nuestra defensa están ausentes, entonces estamos obligados a garantizar nuestra propia seguridad", dijo a VOA Amadou Lougue, un joven líder que participó en una manifestación.

Aboye Djimde, otro joven líder, dice que desde que se implementó la decisión, ha habido "muchos ataques y muchas personas han perdido la vida".

"No estamos de acuerdo con su acción. No es el momento adecuado, desde el punto de vista de la seguridad. Desde entonces, la situación ha empeorado", dijo. le dijo a VOA.

Esta historia nació en VOA Extremism Watch Desk con contribuciones de Mariam Traoré de VOA Bamara, Mohamed M. Touré y Salem Solomon de la División de África en Washington.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: