Los países vulnerables enfrentan un riesgo 3 veces mayor de exposición al COVID-19, mientras que tienen un acceso 6 veces menor a los servicios de salud – World


26 de marzo de 2020: el análisis de CARE de los datos del Índice de Riesgo Global descubrió que los países más « en alto riesgo '' & # 39; del mundo están tres veces más expuestos a epidemias, como COVID-19, pero también tienen un riesgo seis veces mayor en términos de acceso a la atención médica en comparación con los países menos expuestos del mundo.
Somalia, República Centroafricana, Sudán del Sur, Yemen, Afganistán, Chad, Siria, República Democrática del Congo, Irak, Etiopía, Nigeria, Sudán , Níger, Haití y Uganda son considerados "muy alto riesgo" por INFORM y se encuentran entre los países con menor capacidad para hacer frente al estrés adicional de una pandemia como COVID- 19)

"Aunque las naciones ricas y mejor preparadas están luchando para hacer frente a los tiempos actuales, el impacto en los países resaltados en este análisis muestra cómo las personas que viven en entornos precarios, con infraestructura extremadamente débil, va a ser mucho peor. Países como Sudán del Sur y Siria están en medio de un conflicto. Muchos países en esta lista ya tienen inseguridad alimentaria, una gran parte de su población depende de la ayuda internacional para su supervivencia. Agregue COVID-19 y no solo los sistemas nacionales de salud tendrán dificultades para hacer frente, sino toda la infraestructura y los servicios básicos. Este es un pensamiento verdaderamente aterrador para todos los que trabajamos en el sector humanitario ", dijo Sally Austin, jefa de operaciones de emergencia de CARE International.

Al igual que Tue Jakobsen CARE Turquía, Director Nacional Adjunto – Notas Humanitarias; “En el noroeste de Siria, ningún gobierno está funcionando y el sistema de salud ha sido destruido en los últimos nueve años. Cientos de miles de personas no pueden tomar medidas preventivas básicas, como lavarse las manos. Sin capacidad de prueba, es muy probable que el virus se haya propagado sin nuestro conocimiento, por lo que podríamos estar atrasados ​​en nuestra respuesta. Una epidemia causará caos en un área que ya ha sufrido tanto. Actualmente estamos en una etapa en la que solo alrededor de 900 kits de prueba estuvieron disponibles esta semana en Idlib y solo hay un laboratorio capaz de manejar alrededor de 20 pruebas por día. Como se trata de una crisis global, los países priorizan sus propias respuestas y Siria ha sido completamente descuidada. Hay una necesidad urgente de intensificar la respuesta de salud y aumentar los suministros de salud que ingresan al noroeste de Siria. "

Además del acceso limitado a la atención médica, estos países también enfrentan los niveles más altos de inseguridad alimentaria, desplazamiento y desigualdades socioeconómicas. Todo esto aumenta su vulnerabilidad a COVID-19 y los niveles probables de devastación que tendrá el virus en un país determinado.

El análisis de CARE encontró que, en comparación con los 36 países de "muy bajo riesgo", incluidos Noruega, el Reino Unido y Nueva Zelanda, los 14 países más vulnerables y de "muy alto riesgo" son:

  • Riesgo de inseguridad alimentaria más de 4 veces (336%) más alto
  • Casi nueve veces (756%) mayor riesgo de vulnerabilidad socioeconómica
  • Más de tres veces más probabilidades de proporcionar refugio a las personas desplazadas y desarraigadas (nivel de riesgo 210% más alto)

"Estos datos muestran una imagen austera y aterradora de lo que podemos esperar cuando comenzamos a ver la pandemia de COVID-19 extendiéndose a muchos países de Asia, África y Medio Oriente". Este Para tratar de prepararnos mejor, en CARE, donde sea posible, intensificamos nuestras actividades para garantizar que haya un asesoramiento claro sobre el riesgo, la prevención y la conciencia de los síntomas en las comunidades donde trabajamos. . Estamos intensificando las actividades de suministro de agua para facilitar una buena higiene personal y doméstica.

"Pero eso solo claramente no es suficiente. Necesitamos que todos los gobiernos nacionales se comprometan firmemente a respetar de inmediato el alto el fuego global solicitado por el Secretario General de las Naciones Unidas a principios de esta semana y debemos asegurarnos de que los trabajadores humanitarios sean vistos como trabajadores esenciales y apoyados para tener acceso sin trabas para continuar brindando asistencia vital a comunidades ya muy vulnerables. También pedimos a todos los principales donantes que muestren solidaridad y contribuyan al llamamiento global lanzado el 25 de marzo ", dijo Austin.

Añadir Austin; “Si el coronavirus nos ha mostrado una cosa, es que todos estamos en el mismo bote. El sentido de comunidad que ha creado esta pandemia es realmente reconfortante. Pedimos a las personas que vayan más allá y que no solo cuiden de sus comunidades locales, sino que también piensen en su comunidad global y en aquellos que pueden verse aún más afectados. "

Notas para los editores:

  • CARE International trabaja en 13 de los 14 países considerados por INFORM como "muy alto riesgo".
  • El análisis completo de INFORM 2020 está disponible aquí: https://drmkc.jrc.ec.europa.eu/inform-index/Portals/0/InfoRM/2020/INFORM_GRI_2020_v040.xlsx?ver=2020- 02-07-143254- 790
  • La categoría completa de INFORM y la metodología de clasificación se pueden encontrar aquí: https://drmkc.jrc.ec.europa.eu/inform-index/LinkClick.aspx?fileticket=wUToWHbXsgQ%3d&tabid=107&portalid=0
  • CARE International utilizó los datos del índice de riesgo global INFORM para este análisis. INFORM (Índice de gestión de riesgos) es una colaboración del Grupo de referencia del Comité permanente interinstitucional sobre riesgos, alerta temprana y preparación y la Comisión Europea. INFORM es un indicador compuesto que identifica a los países en riesgo de crisis humanitarias y desastres que desbordarían la capacidad de respuesta nacional. Analizamos los indicadores de riesgo asociados con la vulnerabilidad, la falta de capacidad de adaptación, el peligro y la exposición, comparando los promedios de países de "muy alto riesgo" con países de "muy bajo riesgo "en estos indicadores
  • Los puntajes de riesgo de INFORM están en una escala de 0 (muy bajo) a 10 (muy alto)
  • Los países de muy alto riesgo son: Uganda, Haití, Níger, Etiopía, Nigeria, Sudán, República Democrática del Congo, Irak, Chad, Siria, Afganistán, Sudán del Sur, Yemen, República Centroafricana y Somalia
  • Los países de muy bajo riesgo son: Singapur, Finlandia, Estonia, Liechtenstein, Luxemburgo, Noruega, Dinamarca, República Checa, Islandia, Eslovenia, Bahrein, Qatar, Irlanda, Lituania, Países Bajos, Suiza, Letonia, Suecia, Austria, Brunei Darussalam, Nueva Zelanda, Portugal, Eslovaquia, Polonia, Granada, Kuwait, Reino Unido, Uruguay, Barbados, Bielorrusia, Bélgica, Hungría, Kazajstán, Malta, San Cristóbal y Nieves y Emiratos Árabes Unidos
  • Los puntajes de riesgo de vulnerabilidad socioeconómica se calculan analizando datos en áreas como desarrollo y privación, desigualdad (incluida la desigualdad de género) y dependencia económica. Los puntajes de riesgo de las personas desarraigadas analizan los datos de desplazamiento (desplazados internos y refugiados) en número total y en% de la población. Los puntajes de riesgo de inocuidad de los alimentos analizan datos sobre el uso de alimentos versus la disponibilidad de alimentos. El acceso a los puntajes de riesgo de atención médica analiza los datos asociados con la densidad de médicos, la cobertura de inmunización, la mortalidad materna y el gasto público y privado per cápita en atención médica. Los puntajes de riesgo de epidemia se analizan sobre la base de datos que incluyen el número de veterinarios, el puntaje de capacidad RSI (seguridad alimentaria) y los datos sobre enfermedades transmitidas por alimentos y agua en un país determinado. .
  • Entre 2015 y 2019, CARE llevó a cabo 57 proyectos destinados a detener la propagación de epidemias de enfermedades infecciosas, como el ébola, el cólera y el zika, en 20 países de todo el mundo. Durante estos eventos, nuestras redes existentes, como las asociaciones de ahorro y crédito de las aldeas patrocinadas por CARE, ayudaron a difundir información a las comunidades durante la epidemia de Ébola de 2015 en África occidental, ayudando a combatir la propagación de la enfermedad. Estos proyectos han trabajado colectivamente con 9 millones de personas directamente y 16,7 millones indirectamente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: