Más de 55,000 delitos graves cometidos contra niños en zonas de conflicto africanas en solo cinco años – World



Hubo más de 55.882 violaciones graves contra niños en zonas de conflicto en África entre 2014 y 2018, según un nuevo análisis de Save the Children (1). Esto incluye a niños asesinados, mutilados o agredidos sexualmente, a pesar del compromiso de los líderes africanos de poner fin a todas las guerras en el continente para 2020.

Los últimos cinco informes anuales de la ONU sobre niños y conflictos armados revelan que se han realizado progresos limitados en la protección de los niños en África desde el lanzamiento de la campaña emblemática de la Unión Africana para "silenciar armas "en 2013. A la agencia le preocupa que los líderes africanos hayan tomado algunas medidas para frenar los ataques violentos contra los niños, el progreso ha sido demasiado lento.

Revelado ante la 33a Asamblea de la Unión Africana (UA) en Addis Abeba el 9 y 10 de febrero, las cifras muestran que ha habido un aumento en los incidentes de cuatro de las seis violaciones graves de los derechos humanos. Niño en África prescrito por la ONU en tiempos de guerra desde 2014.

El mayor aumento se registró en el reclutamiento y uso de niños como soldados, que se duplicó en África en cinco años (2).

Desde 2014 en África:

  • Más de 11,000 niños han sido asesinados o mutilados en conflicto
  • Más de 24,000 niños han sido reclutados y utilizados por grupos armados
  • Más de 4.600 niños, en su mayoría niñas, han sido agredidos sexualmente en un conflicto
  • Ha habido más de 3.500 ataques contra escuelas y hospitales (3).

Stephen, de 16 años, es de Sudán del Sur. Sobrevivió a un ataque en su aldea, pero perdió a uno de sus amigos en el caos. Él dijo a Save the Children:

"La lucha comenzó de inmediato y todos corrieron. Todos corrimos en el monte. Después de eso, volvimos. Encontré a los padres de este niño (mi compañero de clase) y les pregunté, ¿cómo está mi colega? Dijeron, no lo hemos visto y no sabemos a dónde fue … Les dije a los padres, me duele mucho.

"Nuestro gobierno debe garantizar que los niños permanezcan en un lugar seguro y no se unan a grupos armados. Nuestros padres deben aconsejar a los niños que no se unan a grupos armados sino que vayan a la escuela". Como ese amigo mío, donde no sabemos, desapareció y perdió muchas oportunidades.. "

Save the Children hace un llamamiento a los estados miembros de la UA y a todas las partes en conflictos en el continente para que trabajen para poner fin a las guerras y proteger a los niños durante los conflictos. Cualquier niño que haya sido desplazado por la fuerza debe ser protegido del reclutamiento en grupos armados, tráfico y contrabando, extremismo violento y radicalización.

Los Estados miembros de la UA también deben priorizar la participación significativa y duradera de los niños y niñas afectados por conflictos en los procesos de toma de decisiones que conducen a acciones para protegerlos, incluso en los programas prevención, respuesta y reconstrucción posconflicto.

Mariam, de 18 años, es miembro del Consejo Asesor para Niños y Jóvenes de Mali.

"En Mali, la situación de los niños es realmente crítica. Vemos niños asesinados, violados; algunos de ellos vieron hermanos y parientes asesinados frente a ellos. Muchos campos, escuelas y hospitales han sido destruidos.

"Cuando conocí a niños desplazados por la fuerza en campamentos, estaban tan traumatizados que ni siquiera podían hablar de lo que había sucedido. Algunos de ellos no lo hicieron. No tienen nada para comer, donde se quedan, corren el riesgo de infección y enfermedad ".

A la luz de más de 3.000 ataques contra escuelas en todo el continente en los últimos cinco años, Save the Children hace un llamado a todos los estados miembros de la UA para que tomen medidas más enérgicas para proteger la educación de ataques y para países que aún no lo han hecho para aprobar la Declaración de Escuelas Seguras. Los signatarios actuales de la Declaración de Escuelas Seguras deben garantizar su implementación.

Doris Mpoumou, representante de Save the Children en la Unión Africana, dijo:

"En 2013, los líderes africanos se reunieron en la UA en Addis Abeba con un ambicioso plan para poner fin a la violencia y los conflictos en el continente para 2020 y crear las condiciones para un continente más pacífico y próspero para todos. Desafortunadamente, aunque se han hecho progresos limitados, lo que vemos hoy es una África todavía plagada de conflictos e inseguridad. Como siempre, los niños están en primera línea.

"Esta cumbre de la Unión Africana es una oportunidad para revisar esta ambición de 2013 y reflexionar sobre las razones por las cuales la situación se ha mantenido prácticamente igual, a pesar de los compromisos de los líderes. Los estados miembros de La UA y todas las partes en conflicto en el continente deben encontrar formas consensuadas, significativas y duraderas para poner fin a las guerras y proteger a los niños de todas las formas de violencia, abuso y explotación. agradecemos a los líderes africanos por su continuo compromiso de silenciar las armas, ahora les pedimos que agreguen un sentido de urgencia a su trabajo: se deben tomar medidas reales para detener la guerra contra los niños ".

Save the Children ha estado abogando por mecanismos nacionales y regionales más fuertes para proteger a los niños afectados por conflictos armados en África durante casi una década. En octubre de 2019, Save the Children coorganizó la primera conferencia panafricana sobre niños y conflictos armados, a fin de revitalizar la acción política en los países africanos afectados por conflictos y desarrollar un camino para acciones para proteger a los niños durante los conflictos.

NOTAS A LOS EDITORES:

(1) Save the Children ha analizado datos auditados de países africanos en los cinco informes más recientes de CAAC de las Naciones Unidas (2014, 2015, 2016, 2017 y 2018), que monitorean, documentan e informan sobre "seis violaciones "cometido contra niños en situaciones de preocupación en todo el mundo. Las seis violaciones graves se basan en su capacidad para monitorear y verificar, su naturaleza flagrante y la gravedad de su impacto en la vida de los niños. Los informes de CAAC solo incluyen violaciones verificadas por el Mecanismo de Monitoreo e Información de las Naciones Unidas (MRM), lo que significa que son solo la parte visible de la iceberg, porque muchas violaciones no se denuncian. El análisis de Save the Children evaluó el número de violaciones en cada país africano en informes, por violación, durante cinco años. El análisis revela que en 2014, hubo 6.620 violaciones graves; 2015 – 12,359 violaciones graves; 2016 – 11,516 violaciones graves; 2017 – 13,613 violaciones graves; 2018: 11.774 infracciones graves.

(2) El análisis de Save the Children descrito en (1) revela que ha habido un aumento en el número de asesinatos y mutilaciones de niños (1,880 casos en 2014; 2,161 casos en 2018 ); Reclutamiento o uso de niños como soldados (2285 casos en 2014; 5520 casos en 2018); sustracción de menores (711 casos en 2014; 2,358 casos en 2018); y denegación del acceso humanitario para niños (325 casos en 2014; 415 casos en 2018).

(3) El análisis de Save the Children descrito en (1) revela que desde 2014 en África, ha habido al menos 24,183 casos verificados de reclutamiento y uso de niños en conflicto; al menos 11,369 niños muertos o mutilados en el conflicto; al menos 4,678 casos verificados de violencia sexual contra niños en conflicto; al menos 3,062 ataques verificados contra escuelas; al menos 473 casos verificados de ataques a hospitales; al menos 9.284 secuestros verificados de niños; y al menos 2.833 casos verificados de denegación de asistencia humanitaria.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: