Niños en hogares monetarios pobres y COVID-19: Nota técnica – Mundo


COVID-19: se espera que el número de niños que viven en la pobreza familiar aumente en 86 millones para fin de año

Un nuevo análisis de Save the Children y UNICEF revela que sin una acción urgente, el número de niños que viven en hogares pobres en países de ingresos bajos y medios podría aumentar en un 15% a 672 millones

NUEVA YORK, 28 de mayo de 2020 – Las consecuencias económicas de la pandemia de COVID-19 podrían empujar a hasta 86 millones de niños más a la pobreza familiar a fines de 2020, un aumento del 15%, según las noticias. análisis publicado hoy por Save the Children y UNICEF.

El análisis señala que sin una acción urgente para proteger a las familias de las dificultades financieras causadas por la pandemia, el número total de niños que viven por debajo de la línea de pobreza nacional en países de ingresos bajos y medianos podría llegar a 672 millones a finales de año. Casi dos tercios de estos niños viven en África subsahariana y el sur de Asia.

Los países de Europa y Asia Central podrían experimentar el mayor aumento, hasta un 44% en la región. América Latina y el Caribe podría experimentar un aumento del 22%.

"La pandemia de coronavirus ha desatado una crisis socioeconómica sin precedentes que está agotando los recursos de las familias de todo el mundo", dijo Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF. "La magnitud y la amplitud de las dificultades financieras de las familias amenazan con revertir años de progreso en la reducción de la pobreza infantil y dejar a los niños sin servicios esenciales. Sin una acción concertada, las familias que apenas salen de ella podrían verse sumidas en la pobreza, y las familias más pobres podrían enfrentar niveles de privación que no se han observado en décadas. "

Save the Children y UNICEF advierten que el impacto de la crisis económica mundial causada por la pandemia y las políticas de contención relacionadas es doble. La pérdida inmediata de ingresos significa que las familias son menos capaces de pagar las necesidades básicas, como alimentos y agua, y es menos probable que tengan acceso a la atención médica o la educación. y más en riesgo de matrimonio infantil, violencia, explotación y abuso. En caso de una contracción presupuestaria, también se puede reducir el alcance y la calidad de los servicios de los que dependen las familias.

Para las familias más pobres, la falta de acceso a servicios de protección social o medidas compensatorias limita aún más su capacidad de cumplir con las medidas de confinamiento y distancia física y, por lo tanto, aumenta aún más su exposición a las infecciones.

"Los efectos impactantes sobre la pobreza de la pandemia de Covid-19 afectarán duramente a los niños. Los niños son muy vulnerables incluso a períodos breves de hambre y desnutrición, que pueden afectarlos durante toda su vida. Si actuamos con decisión ahora, podemos prevenir y contener la amenaza de una pandemia que enfrentan los países más pobres y algunos de los niños más vulnerables. Este informe debería ser una bandera roja para el mundo. La pobreza no es inevitable para los niños ", dijo Inger Ashing, CEO de Save the Children International.

Antes de la pandemia, dos tercios de los niños del mundo no tenían acceso a ninguna forma de protección social, lo que impedía a las familias resistir los choques financieros cuando golpeaban y profundizaban el círculo vicioso de la pobreza intergeneracional. . Solo el 16% de los niños en África están cubiertos por la protección social.

Cientos de millones de niños siguen siendo multidimensionalmente pobres, lo que significa que carecen de acceso a la atención médica, educación, nutrición adecuada o vivienda adecuada. que a menudo refleja inversiones gubernamentales desiguales en servicios sociales.

Para los niños que viven en países ya afectados por conflictos y violencia, el impacto de esta crisis aumentará aún más el riesgo de inestabilidad y pobreza en el hogar. La región de Medio Oriente y África del Norte, que alberga el mayor número de niños necesitados debido al conflicto, tiene la tasa de desempleo más alta entre los jóvenes, mientras que casi La mitad de todos los niños de la región viven en la pobreza multidimensional.

Para abordar y mitigar el impacto de COVID-19 en los niños de hogares pobres, Save the Children y UNICEF exigen una expansión rápida y a gran escala de los sistemas y programas de protección social, incluidos transferencias de efectivo, alimentación escolar y asignaciones familiares: todas las inversiones esenciales que necesitan necesidades financieras inmediatas y sientan las bases para que los países se preparen para futuras crisis.

Los gobiernos también deben invertir en otras formas de protección social, políticas fiscales, empleo e intervenciones en el mercado laboral para apoyar a las familias. Esto incluye expandir el acceso universal a una atención médica de calidad y otros servicios; e invertir en políticas favorables para la familia, como tiempo libre remunerado y cuidado de niños.

Desde el lanzamiento de COVID-19, muchos países ya han intensificado sus programas de protección social. Por ejemplo:

  • En Indonesia, el programa Kartu Sembako, que proporciona asistencia mensual en efectivo para el consumo familiar básico, se ha expandido a 20 millones. La asistencia mensual en efectivo a las familias aumentó de Rs 150,000 a Rs 200,000;
  • En Mongolia, el gobierno ha aumentado la entrega mensual del programa Money Child en cinco veces, de 20,000 TND por mes a 100,000 TND por 6 meses.
  • En Argentina, el programa universal de prestaciones infantiles ha proporcionado un aumento de 3.100 pesos argentinos (47 dólares estadounidenses) a sus beneficiarios actuales;
  • Y en Sudáfrica, varios esquemas de protección social, incluida la asignación de manutención infantil que afecta a 12.8 millones de niños, proporcionan suplementos adicionales.
  • En Georgia, el programa de Asistencia Social Dirigida (CST) se expandirá temporalmente para brindar apoyo a 70,000 familias adicionales; además de proporcionar 100 GEL adicionales (US $ 31) por mes a 21,000 hogares con TEA con tres o más niños durante 6 meses.
  • En Armenia, las familias elegibles inscritas en el sistema de beneficios familiares recibirán un suplemento correspondiente al 50% del beneficio.
  • En Colombia, el gobierno creó el Programa de Ingresos Solidarios para proporcionar transferencias de efectivo a los hogares que actualmente no se benefician de ningún otro programa del gobierno nacional. Al 21 de mayo, más de 2 millones de familias vulnerables habían recibido una transferencia de 320,000 pesos (equivalente a $ 81) a través de dos pagos iguales realizados en marzo y mayo.
  • En Perú, el gobierno está otorgando un bono de solidaridad a los hogares rurales, los trabajadores independientes y las familias vulnerables, así como una nueva obligación universal para 6.8 millones de hogares. Se necesita especial atención para llegar a las personas que viven en zonas remotas, los pueblos indígenas y los migrantes.

Notas para los editores:

El análisis se basa en proyecciones económicas del FMI y el Banco Mundial, datos históricos sobre cambios pasados ​​en la distribución de ingresos de UNU WIDER y datos demográficos de MICS y DHS. Los datos por condado cubren más de 100 países de bajos y medianos ingresos.

Sobre Save the Children

Save the Children cree en un mundo en el que todos los niños sobrevivan, tengan la oportunidad de aprender y estén protegidos contra el abuso, la negligencia y la explotación. A través de nuestro trabajo en alrededor de 117 países, llegamos a los niños más desfavorecidos y marginados, ayudándoles a sobrevivir, aprender y estar protegidos.

Para obtener más información sobre Covid-19, visite: www.savethechildren.net/coronavirusresponse

Sobre UNICEF

UNICEF trabaja en algunos de los lugares más difíciles del mundo, llegando a los niños más desfavorecidos del mundo. En más de 190 países y territorios, trabajamos para cada niño, en todas partes del mundo, para construir un mundo mejor para todos.

Sigue a UNICEF en Gorjeo y Facebook

Para obtener más información sobre COVID-19 y consejos sobre cómo proteger a los niños y las familias, visite: www.unicef.org/coronavirus

Para más información póngase en contacto:

Georgina Thompson, UNICEF Nueva York, Tel: +1917238 1559, gthompson@unicef.org

Natasha Dos Santos, Save the Children, Tel: +44 7787 191957, Natasha.dossantos@savethechildren.org

Rik Goverde, Save the Children, Tel: +7 732 602 301, rik.goverde@savethechildren.org

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: