Nota de prensa sobre la firma del Acuerdo Técnico entre el Gobierno de Colombia y las Naciones Unidas para el apoyo al desminado humanitario – Colombia


Bogotá, 11 de marzo de 2020.

La firma de un Acuerdo Técnico entre el Gobierno de Colombia y las Naciones Unidas en Colombia, que se dio el día de ayer y permite el futuro desarrollo de operaciones de desminado humanitario por excombatientes de las FARC-EP, representó un hito histórico en la implementación del Acuerdo de paz y una iniciativa única en comparación con otros procesos de paz en el mundo.

Firmado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y ejecutado por el Servicio de las Naciones Unidas para la Acción contra Minas (UNMAS), delegado desde la Oficina del Alt Comisionado para la Paz y el Ministerio de Defensa el mandato para El monitoreo y la gestión de calidad externa de operaciones de desminado humanitario desarrollado por excombatientes de las FARC-EP. En este marco, y en respuesta a la solicitud del Gobierno Nacional, Naciones Unidas en Colombia, han demostrado una solución entre agencias.

La firma de este Acuerdo efectivamente pone en marcha el desminado humanitario por parte de la organización humanitaria Humanicemos DH, compuesta y liderada por excombatientes.

Humanicemos DH fue creado en el marco del Acuerdo de Paz y desde el 2018 ha sido apoyado en su capacidad técnica y organizacional por UNMAS, con la financiación del Fondo de Consolidación de la Paz (PBF) de Naciones Unidas a través del Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Sostenimiento de la Paz en Colombia (MPTF).

La segunda fase del proyecto desarrollado en febrero de 2020 con la financiación de la Unión Europea para el despliegue operacional de Humanicemos DH.

El proyecto resalta el rol ejemplar de la acción contra minas en procesos de paz. La acción contra minas es un tema transversal en cuatro puntos del acuerdo final y tiene impacto en tres dimensiones: la reincorporación socioeconómica, el incremento de la capacidad del país para la descontaminación del territorio y en el tema de reparación y reconciliación.

La Acción Contra Minas, y este proyecto en particular, es responsable de las necesidades humanitarias de comunidades rurales, apoya a la construcción y sostenimiento de la paz, y facilita el desarrollo rural, restituyendo los derechos de la población afectados por la presencia de minas antipersonal y municiones sin explosionar.

Desde el Sistema de Naciones Unidas en Colombia celebramos este paso histórico entre el Gobierno de Colombia y los excombatientes en proceso de reincorporación y agradecimiento a la cooperación internacional por su apoyo y compromiso continuo con la implementación del Acuerdo de Paz. Como lo recordaba en 2017 el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, en el marco del Día Internacional para la Sensibilización contra las Minas Antipersonal, el 4 de abril: « Una paz sin la acción contra minas es una paz incompleta & # 39; & # 39; .

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: