Más de 70.000 personas han retornado a Venezuela desde abril por la crisis COVID-19 – Venezuela (República Bolivariana de)


La crisis pandémica en América Latina ha visto a miles de personas decidan regresar al país, donde está aumentando la transmisión comunitaria del virus en medio de una crisis humanitaria preexistente. Las agencias de Naciones Unidas están desplegadas para ayudar a los más vulnerables y solicitan una mayor ayuda internacional.

La tendencia de personas retornando a Venezuela continúa, asegura un informante de la Oficina de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA) publicado este domingo.

Según las cifras oficiales, desde el 6 de abril, cuando se establece la cuarentena obligatoria para los retornados, y hasta el 28 de julio, más de 72.517 personas habían regresado al país por fronteras terrestres, la mayoría por el estado Táchira.

Las autoridades Establecen espacios de alojamiento temporales denominados Puntos de Atención Social Integral en los estados fronterizos, en los cuales las personas retornadas deben cumplir el período de cuarentena (mínimo dos semanas, en el caso de Zulia 21 díasladas de antes) de ser.

La pandemia dentro del país

Hasta el 31 de julio, las autoridades han confirmado 17,859 casos de COVID-19 en el país, 10,666 personas recuperadas y 158 fallecidas, siendo los estados más afectados Distrito Capital, Zulia, Miranda, Apure, Táchira y Bolívar.

Según OCHA, hubo un cambio en la tendencia del tipo de contagios desde el 6 de julio, reportándose mayor incidencia de casos por transmisión comunitaria que de casos importados confirmados en las personas retornadas. Al 28 de julio, el número de casos de transmisión comunitaria representaba el 67 por ciento del total de casos (11,121) frente al 33 por ciento de casos importados (5,450).

La Oficina también aseguró que al 11 de julio, habían confirmado 212 casos de coronavirus entre el personal del sector salud. Entre los múltiples factores que serán la causa de estos contagios están la disponibilidad limitada de equipos de protección personal (como mascarillas) o su uso limitado.

La crisis humanitaria se acentúa

El acceso continuo a los servicios de agua, energía, gas, combustible y telecomunicaciones sigue siendo un reto en diversos estados del país, asegura el informa.

OCHA tiene informes sobre el creciente número de personas que necesitan biomasa y leña para cocinar debido a la falta de gas doméstico, así como frecuentes fallas en el acceso al agua y cortes de energía eléctrica en varios estados. Tan pronto como el suministro de gasolina aumentó con el establecimiento del matiz de precursores, es necesario informar el llenado de combustible en los estados varios.

Los problemas socioeconómicos de la pandemia de COVID-19 han incrementado la preocupación sobre la posible exacerbación de las necesidades humanitarias en el país, principalmente por los efectos de la cuarentena social sobre la actividad económica, así como por la caída de los producción petróleo, y la reducción en la demanda de los hogares por la pérdida de ingresos.

El Informe de la FAO sobre el estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2020, lo que indica que en Venezuela la prevalencia de subalimentación de la frecuencia de 2.5 por ciento en el período 2010-2012 a 31.4 por ciento en el período 2017 -2019, impactando tiene unos 9,1 millones de personas

Por otro lado, el informe global de ONUSIDA reflejó que en Venezuela el 40 por ciento de las personas que viven con el VIH recibe tratamiento así como el 17 por ciento de las mujeres embarazadas con el virus.

El despliegue de la ONU

La Organización Panamericana de la Salud entregó más de 20 toneladas de estos equipos en 31 hospitales y otros centros de salud, los insumos fueron distribuidos durante las primeras dos semanas de julio, en los hospitales priorizados de los seis estados concentrados la mayor cantidad cantidad confirmadadados en el país

Además, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo inició un esquema de entrega de insumos hospitalarios de 400 mil mascarillas en 52 Áreas de Salud Integral Comunitarias y kits de desinfección en 16 hospitales centinelas priorizados. Igualmente, el 3 de julio, llegó al país un cargamento de UNICEF con 15 toneladas de equipos de protección para ayudar a disminuir el riesgo de contagio por COVID-19 de quienes trabajan en primera línea en el combate de la pandemia.

El 15 de julio, publicó el Plan de Respuesta Humanitaria con Panorama de Necesidades Humanitarias 2020 para Venezuela que tiene por objeto proporcionar asistencia humanitaria tiene 4.5 millones de venezolanos y venezolanas vulnerables, y necesita 762 millones de dólares.

El Plan mantiene tres objetivos estratégicos: prestar asistencia de emergencia para salvar vidas; garantizar los medios de vida mediante un mejor acceso a los servicios básicos; Garantizar la protección de las vulnerabilidades de los más.

También incorporamos las actividades dirigidas por las Naciones Unidas para luchar contra la pandemia COVID-19, que incluye el apoyo a las personas que han retornado de países vecinos.

Hasta el 1 de agosto, solo se han recibido 134.3 millones de dólares para actividades humanitarias, incluidos fondos para las Naciones Unidas, internacionales y nacionales ONG.

Definición de peligro y revisión de clasificación – Global


Comprender los peligros, primer paso para abordarlos, dice comunidad científica

Más de 800 científicos y expertos han contribuido a un nuevo informe que define y clasifica los riesgos, que se lanzó esta semana en apoyo del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres.

Coeditado con el Consejo Internacional de Ciencias (ISC) y en consulta con un consorcio mundial de científicos y académicos, el Informe técnico de la UNDRR sobre Definición y clasificación de peligros cita más de 300 peligros naturales y provocados por el hombre, incluidos riesgos biológicos como las pandemias.

"Esta es una base importante para que la comunidad internacional logre el desarrollo sostenible en un panorama de riesgo complejo", dijo Mami Mizutori, Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres durante La ceremonia de lanzamiento.

"El proceso de recuperación de Covid-19 nos dará la oportunidad de hacer que el desarrollo sea resistente, ecológico y equitativo".

Según el Consejo Internacional de Ciencias, el informe se centra en identificar el alcance de los peligros que deben considerarse en los esfuerzos de reducción de riesgos, y proporciona definiciones científicamente sólidas e internacionalmente aceptadas de estos peligros. .

Heidi Hackmann, CEO de ISC, dijo: "Este tipo de trabajo … es una base necesaria y de importancia crítica para respaldar la recopilación y el análisis de datos sólidos, y para evaluar mejor el riesgo y apoyar una gobernanza de riesgos más efectiva.

"Sin claridad sobre lo que debe medirse, no tenemos un punto de referencia común para definir fuentes de riesgo, comparar datos, profundizar nuestro conocimiento y comprensión, y colaborar de manera coherente con la forma qué peligros y otros aspectos del riesgo interactúan ”, dijo la Sra. Hackmann.

Adoptado en 2015 como modelo para reducir el riesgo y proteger los logros alcanzados en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres hace un llamado a todos los países a desarrollar estrategias nacionales y locales para la reducción del riesgo de desastres. reducción del riesgo de desastres y mayor acceso a la información sobre el riesgo de desastres. .

Los datos estandarizados y la comprensión son clave para que esta información sea precisa y útil.

Nick Moody, del Foro de Desarrollo de Seguros, señaló que esto también era clave para acceder a la financiación, pero que se necesitaría más trabajo para garantizar que las definiciones se apliquen ahora.

"La movilización de capital no ocurre porque tenemos un lenguaje común: sucede porque tenemos un conjunto de evidencia e historias en torno a esa evidencia", dijo.

"Por favor, desafíe el informe, pero sobre todo úselo".

25 Organizaciones e Instituciones Impulsan una Campaña para empoderar a las mujeres ruraux, indígenas y afrodescendientes frente a la pandemia – World


58 millones de mujeres viven en zonas rurales de América Latina y el Caribe; Una parte importante de ellas juega un papel central en la producción y abastecimiento de alimentos.

Santiago, Chile. – Veinticinco instituciones de gobierno, instancias de cooperación internacional, centros de investigación, organizaciones de la sociedad civil y entidades privadas de toda América Latina, además de agencias y programas de Naciones Unidas, lanzarote los quintans edicios de la América.

La campaña regional de comunicación, liderada por la FAO, busca reconocer las formas de organización, los conocimientos, capacidades y necesidades urgentes de las mujeres ruraux, indígenas y afrodescendientes de la región, reconocidas por la pandemia COVID-19.

Las 25 organizaciones e instituciones destacan el rol central que juegan las mujeres ruraux en la producción, abastecimiento y confiabilidad de alimentos, así como en la preservación de conocimientos y saberes tradicionales.

Las mujeres ruraux continúan trabajando para responder a la demanda de alimentos en las ciudades, comunidades rurales y además propias familias.

Sin embargo, muchas de ellas tienen serias limitaciones para acceder a recursos productivos, como la tierra, el agua, insumos agrícolas, financiamiento, seguros y capacitación, además de diversas barreras para colocar sus productos en los mercados; Esta situación puede llegar a ser aún más compleja para las mujeres indígenas y afrodescendientes.

Además, muchas de ellas operan de manera informal, por lo que no cuentan con mecanismos de protección social, hoy se han vuelto una necesidad fundamental.

En América Latina y el Caribe, donde el hambre ha tenido tiene 47.7 millones de personas en 2019 –cifra que podría llegar a casi 67 millones para 2030, incluso sin considerar el impacto de la pandemia–, la quinta edición de la Campaña busca difundir información y propuestas de soluciones para la situación de las mujeres rurales, con énfasis en la seguridad alimentaria y nutricional, en la reducción de la pobreza, en la reducción de la violencia de género, así como apoyar las políticas públicas y # impulso de políticas públicas 39; instituto de gobierno en los países para atender esta situación.

La sobrecarga de trabajo

Desde antes de la pandemia, las mujeres ruraux se enfrentan a una gigantesca sobrecarga de trabajo sin remuneración, labores productivas, familiares y domésticas por las cuales no reciben pago alguno.

Los desafíos de la pandemia no han hecho más que complejizar esta situación, pues además de sus actividades productivas, las mujeres deben dedicar una mayor parte de su tiempo a cuidar de niñas y niños que dejaron de ir a la escuela, ya más personasender y de la tercera edad.

A esta situación crítica, se suman los recientes pospone sobre posibles incrementos de la violencia de género, en la raíz de las necesarias medidas sanitarias y de aislamiento social que se han implantado en los países de la región para hacer frente a una pandemia.

Una alianza de alto nivel para avanzar junto a las mujeres rurales

La campaña busca visibilizar a las mujeres como guardianas e impulsoras del desarrollo sostenible, en línea con la Agenda 2030 para no dejar a nadie atrás.

Asimismo, busca sumar esfuerzos y continuar avanzando en la implementación de políticas intersectoriales y programas públicos y privados que reconozcan y actúen sobre los desafíos que enfrentan las mujeres rurales, indígenas y afrodescendientes, colocándolas al centro de las estrategias.

Las instituciones que organizan la quinta edición de la campaña son:

  1. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO
  2. Alianza de Cónyuges de Jefes de Estado y Representantes – ALMA
  3. Banco Mundial
  4. Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural – RIMISP
  5. Comisión Económica para América Latina y el Caribe – CEPAL
  6. Consejo Indígena de Centro América – CICA
  7. Enlace Continental de Mujeres Indígenas de las Américas – ECMIA
  8. Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola – FIDA
  9. Fundación Microfinanzas BBVA
  10. Fundación Promoción y Desarrollo de la Mujer de Chile – PRODEMU
  11. Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura – IICA
  12. Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias – IFPRI
  13. Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas de México
  14. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Argentina
  15. Ministerio de Ganadería, Pesca y Agricultura de Uruguay
  16. Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos – ACNUDH
  17. ONU Mujeres
  18. Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial – ONUDI
  19. Organización Internacional para las Migraciones – OIM
  20. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD
  21. Programa Mundial de Alimentos – PAM
  22. Reunión Especializada de Agricultura Familiar del Mercosur – REAF Mercosur
  23. Secretaría de Agricultura Familiar y Cooperativismo de Brasil
  24. Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura de Chile
  25. Sistema de la Integración Centroamericana – SICA

Formas de sumarse a la campaña

Las instituciones que operan en el empoderamiento de las mujeres rurales en América Latina y el Caribe pueden sumar a la campaña mediante el siguiente registro. Así también, podemos seguir y difundir las historias y contenidos en Gorjeo, Facebook e Instagram.

Lista de reproducción: #MujeresRurales hacen frente a la pandemia COVID-19

https://bit.ly/MujeresRuralesyCOVID19

Afganistán COVID-19 Análisis rápido de género – Afganistán


El análisis rápido de género (RGA) de CARE se basa en la experiencia de CARE en Afganistán, cuestionarios de encuesta con 320 personas (50,3% mujeres y 49, 7% hombres) y entrevistas con informantes clave (KII) con 59 líderes comunitarios (44% mujeres y 56% hombres) y 18 representantes de línea (50% mujeres y 50% hombres) Ministerio de Asuntos de la Mujer y Ministerio de Salud Pública en diecisiete (17) distritos en nueve (9) provincias de Afganistán. La RGA informa graves impactos económicos, financieros, de salud y seguridad que serán particularmente peores para las mujeres y las niñas. Los impactos inmediatos en el momento de esta evaluación se centran en la pérdida de ingresos, la inseguridad alimentaria, la falta de acceso a las necesidades básicas, la movilidad limitada debido al cierre del gobierno, el aumento violencia de género e inseguridad. Los impactos, directos e indirectos, afectan desproporcionadamente a los grupos más vulnerables y marginados, incluidas las mujeres y las niñas, los hogares pobres, los desplazados internos, los hogares encabezados por mujeres y las personas con discapacidad.

Las desigualdades basadas en el género son importantes en el país: décadas de conflicto, inseguridad alimentaria y normas patriarcales conservadoras limitan la libertad de movimiento, el poder de toma de decisiones y el acceso a la salud, la educación y la salud. otros servicios y recursos básicos para mujeres y niñas afganas. La pandemia de COVID-19 está exacerbando las desigualdades de género al restringir los derechos limitados que las mujeres disfrutan en el país y aumentar su dependencia. Los resultados de esta evaluación muestran que las mujeres soportan la mayor carga de cuidar a sus familias; tienen libertad de movimiento limitada; enfrentar un poder de decisión limitado en el hogar y en la comunidad y experimentar mayores niveles de violencia de género. Todas las implicaciones socioeconómicas y de seguridad de COVID-19 tendrán un impacto severo y desproporcionado en las mujeres y las niñas. Por lo tanto, es esencial asegurar que los actores que responden a las crisis adapten sus respuestas, estrategias y políticas para garantizar que aborden las implicaciones de la epidemia para las mujeres y las niñas. .

El hambre aumenta a medida de que los casos de COVID-19 desaparezcan en América Latina – World


ROMA – El aumento incesante del hambre, las dificultades en dificultades, la agudización de la desigualdad y una activación temporada de huracanes amenazan a las poblaciones de América Latina y el Caribe y pueden tener consecuencias a largo plazo a menos elidas programa sepidas de Alimentos de las Naciones Unidas (PAM, por sus iniciales en inglés).

A medida que se muestran los casos de coronavirus, América Latina se ha convertido en la región más afectada por COVID-19 a nivel mundial, que representa más de una cuarta parte de los casos del mundo. La pandemia de salud está impulsada por la inseguridad alimentaria y doméstica, que corrige el riesgo de alimentar conflictos y perturbaciones políticas y obligar a las familias vulnerables a emigrar.

El Director Ejecutivo, David Beasley, quien estuvo en Ecuador y Panamá, y conversó con otros líderes de América Latina la semana pasada, dijo:

“La pandemia de COVID-19 ha devastado en América Latina, donde las nubes de una tormenta económica ya estaban formando. Las familias luchan por comprar productos básicos como alimentos y medicinas porque sus medios de vida han sido destruidos y la cantidad de personas sin trabajo en la región alcanza los 44 millones. Es una combinación mortal y tenemos que actuar ahora, y hacerlo de manera inteligente. No se puede lidiar con la COVID-19 o con el hambre por separado. Deben ser tratados juntos. Si lo hacemos bien, podemos salvar vidas. Si no lo hacemos bien, la gente morirá ",
David Beasley, Director Ejecutivo del PMA.

  • América Latina y el Caribe verán un aumento * de un 269% en el número de personas que enfrentan inseguridad alimentaria severa el total de 16 millones de personas que no saben de dónde vendrá su próxima comida en los próximos meses, frente a los 4, 3 millones en 2019.
  • El PMA está particularmente preocupado por las vulnerabilidades en Haití, el Corredor Seco Centroamericano, así como los inmigrantes venezolanos en Colombia, Ecuador y Perú.
  • La temporada de huracanes, que se espera que sea más activa de lo normal, conlleva nuevos riesgos y ejerce una presión adicional sobre los sistemas de protección social sobrecargados.
  • El PMA es un actor comunitario para los niños que no puede asistir a la escuela, cupones y efectivo para que las personas puedan comprar en las tiendas locales. PAM también apoya a los gobiernos, ayudándolos a fortalecer y ampliar los programas nacionales de redes de seguridad.
  • Desde su centro humanitario regional en Panamá, el PMA está apoyando la logística para la respuesta COVID-19, transportando carga humanitaria y sanitaria a donde más se necesita para apoyar la lucha contra la pandemia.
  • El PMA necesita urgentemente fondos adicionales de US $ 328 millones para operaciones de emergencia y recuperación en la región.

Subir fotos
Descargar videos

* La proyección regional es calculada por 11 países donde el PMA tiene presencia y para los pequeños estados en desarrollo en el Caribe. La cifra incluye 1,9 millones de inmigrantes venezolanos en la seguridad alimentaria moderada y grave en Colombia, Ecuador y Perú.

Contacto

Para más información, por favor contactar con (correo electrónico: número.a apellido@wfp.org):

Norha Restrepo, PAM / Panamá, Mov. +507 66715355

Frances Kennedy, PAM / Roma, tel. +39 06 6513 3725, Mov. +39 346 7600 806

Bettina Luescher PAM / Berlín, Mov. +49 160. 9926 1730

Elisabeth Byrs, PAM / Ginebra, Mov. +41 79842 8057

Jane Howard, PAM / Londres, tel. +44 (0) 20 3857 7413, Mov. +44 (0) 796 8008 474

Shaza Moghraby, PAM / Nueva York, Mov. + 1 929 289 9867

Steve Taravella, PAM / Washington, Mov. +1 202 770 5993

Siria al borde de un nuevo desastre a medida que los casos de COVID-19 empeoran – República Árabe Siria


  • Los casos de COVID-19 se han multiplicado por veinte en los últimos 3 meses.
  • Hospitales ordenados para dejar de tomar pacientes con COVID-19
  • Se necesitan fondos desesperadamente para aumentar las pruebas y desarrollar la capacidad del sistema de salud

La agencia de ayuda internacional, Visión Mundial, advirtió hoy que miles de personas corren un riesgo considerable a medida que aumentan los casos de COVID -19 en Siria; un país ya demolido por casi diez años de guerra. Esta advertencia se produjo cuando la ONG lanzó un informe que documenta los primeros 100 días de su respuesta global a COVID-19.

“El espectro de COVID-19 es otro golpe devastador para los niños y sus familias en Siria, que ya han sufrido muchos dolores de cabeza. Las cifras oficiales podrían ser la punta del iceberg ya que las pruebas son muy escasas. Para quienes viven en campamentos, puede ser imposible distanciarse socialmente o acceder a agua potable. Dijo Andrew Morley, Presidente y CEO de World Vision International.

Las cifras oficiales muestran que los casos se han multiplicado por veinte en los últimos tres meses, de 29 casos en mayo a 608 hasta ahora.

“Ya hemos escuchado informes [1] de que el aumento de casos ha excedido la capacidad de los hospitales locales, y el Ministerio de Salud ordenó a los hospitales de Damasco y el campo de Damasco que dejaran de recibir pacientes con COVID-19 ". dijo Johan Mooij, director de respuesta de Siria en World Vision.

Visión Mundial está extremadamente preocupada por el aumento de casos en el noroeste de Siria, donde miles de personas obligadas a huir de sus hogares debido al conflicto están hacinadas en condiciones apenas habitables. campamentos para personas desplazadas. Sin embargo, los números son oficialmente 30, según los expertos en salud en el terreno [2], que podrían aumentar rápidamente. También se cree que los médicos y las enfermeras están infectados con COVID-19.

"Como somos testigos de un aumento en el número de casos en todo el mundo a más de dieciséis millones, debemos ser conscientes de que en algunos de los lugares más vulnerables del mundo, el virus ni siquiera está cerca de alcanzar su punto máximo". En Siria, los casos y las muertes esperadas serán particularmente graves entre quienes huyeron del conflicto y ahora viven en campamentos. Gran parte de la infraestructura ha sido destruida y los servicios de salud son esqueléticos. A medida que aumentan los casos, el ya debilitado sistema de atención médica pronto se verá abrumado. Dijo Mooij.

100 días después de Visión Mundial – El informe de respuesta Covid-19 refleja cómo la organización internacional se ha adaptado para coordinar respuestas remotas, intensificando la movilización de comunidades, trabajadores de salud y líderes religiosos, y Rediseño de las operaciones de desplazamiento en los campamentos. Al hacerlo, han llegado a 44 millones de personas, casi la mitad de las cuales son niños, con ayuda esencial y apoyo de impacto secundario.

“Estamos agradecidos de que nuestros donantes hayan hecho posible que nuestra organización responda y apoye a tantas personas en la lucha contra el impacto de COVID-19 en algunos de los lugares más frágiles del mundo. World Vision y otras agencias de ayuda continuarán trabajando con niños vulnerables y sus familias mientras luchan contra las réplicas de COVID-19, pero no podemos hacerlo solos. Dice Andrew Morley.

La ONG internacional hace un llamado a los líderes mundiales para que faciliten el acceso humanitario sin obstáculos y proporcionen fondos con urgencia para aumentar las pruebas y desarrollar la capacidad del sistema de salud en lugares donde, de lo contrario, muchos morirían.

"Continuamos haciendo todo lo posible para apoyar a los más vulnerables, e instamos a los líderes mundiales a priorizar la protección de los niños de las réplicas de esta pandemia, dándoles la oportunidad de alcanzar sus objetivos". Potencial dado por Dios ”, dijo el Sr. Morley.

Termina.

Para obtener más información o concertar una entrevista, comuníquese con:

Niamh Cooper | Director de Medios y Participación en Redes Sociales | niamh_cooper@wvi.org | Skype: Niamh.cooper5 | Teléfono: +353 87942 3371

Puede leer los 100 días de Visión Mundial – Informe de respuesta Covid-19 aquí

World Vision es una organización humanitaria cristiana dedicada a trabajar con niños, familias y sus comunidades para alcanzar su máximo potencial abordando las causas profundas de la pobreza y la injusticia. World Vision sirve a todos, independientemente de su religión, raza, etnia o género. Para obtener más información, visite www.wvi.org o síganos en Twitter @WorldVision

[1] Informe semanal del equipo de acceso humanitario del 17 al 23 de julio de 2020

[2] Hariri, M., Rihawi, H., Safadi, S., McGlasson, M. y Obaid, W., 2020. LA PREVISIÓN DEL COVID-19 EN SIRIA NOROESTE El imperativo de acción global para prevenir desastres.

COVID-19 Global Food Coalition liderada por la FAO cobra impulso – World


La iniciativa propuesta por el gobierno italiano tiene como objetivo abordar los efectos a largo plazo de la pandemia en la alimentación y la agricultura, mediante la participación de más países para apoyar los esfuerzos.

31 de julio de 2020, Roma – La Coalición Alimentaria COVID-19, lanzada por el gobierno italiano y dirigida por la FAO, está cobrando impulso, a medida que más países se unen a la iniciativa en un esfuerzo por unir fuerzas abordar los efectos negativos a medio y largo plazo de la pandemia actual en los sistemas alimentarios y la agricultura.

Presentado en junio, la coalición es un mecanismo multiactor y multisectorial que tiene como objetivo movilizar asistencia política, financiera y técnica en favor de los países afectados por la crisis actual. Proporcionará una plataforma para desarrollar un diálogo entre varios interesados, incluidos el sector privado, la academia, las organizaciones de agricultores, la sociedad civil, los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales (ONG) y otros para proporcionar respuestas personalizadas a países a los impactos de COVID-19 en los sistemas alimentarios. .

Además, la coalición también servirá como foro para el intercambio de ideas y conocimientos entre diferentes países para encontrar soluciones para los miembros que enfrentan desafíos similares a medida que abordan las implicaciones. pandemia de sistemas alimentarios y suministro de alimentos.

Hasta ahora, más de 35 países de todo el mundo se han unido u ofrecido su apoyo a la Coalición.

Además de ser una preocupación pública importante, COVID-19 también puede representar una grave amenaza para la seguridad alimentaria mundial. El aumento de las tasas de desempleo, la pérdida de ingresos y el aumento de los costos de los alimentos amenazan el acceso a los alimentos en los países desarrollados y en desarrollo y tendrán efectos a largo plazo en la seguridad alimentaria y economías nacionales que caen en recesión.

Según las últimas estimaciones de la FAO, incluso antes de que los efectos de la pandemia de COVID-19 afectaran los sistemas alimentarios mundiales y los medios de subsistencia de millones de personas a principios de año, casi 690 millones de personas se fue a la cama con hambre, incluidos 135 millones al borde de la hambruna. Otros 183 millones corrían el riesgo de ser empujados a un hambre extrema si se enfrentaban a un factor estresante adicional, lo que genera preocupación, especialmente a la luz de la pandemia en evolución.

Igualmente urgente es la creciente amenaza de la pandemia a las crisis existentes, como conflictos, desastres naturales, cambio climático, plagas y plagas, que ya están afectando nuestros sistemas alimentarios y provocando inseguridad. comida alrededor del mundo.

"En respuesta a la emergencia actual, la Coalición Alimentaria apoyará los esfuerzos de la FAO para ayudar a los países a retomar el camino para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de reducir el hambre y la desnutrición" , dijo la Directora General Adjunta de la FAO, Beth Bechdol. "Alentamos a todos nuestros miembros a unirse a esta iniciativa, un enfoque ejemplar para aprovechar el capital de alto nivel y la voluntad política para evitar que la pandemia convierta una crisis de salud en una crisis alimentaria".

"La escala global de la pandemia requiere esfuerzos renovados para erradicar el hambre en el mundo", dijo Emanuela del Re, viceministra de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional de Italia. « Por esta razón, el enfoque de cooperación italiano tiene como objetivo fortalecer el vínculo entre la respuesta humanitaria y el desarrollo, crear sistemas alimentarios resistentes y fortalecer las cadenas de suministro sostenibles. Continuaremos esta acción apoyando el desarrollo de la iniciativa de la FAO 'Food Coalition'. promovido por Italia ".

"Me gustaría expresar mi satisfacción porque la propuesta italiana de crear una Coalición de Alimentos ha recibido desde el principio el apoyo inmediato de muchos países, incluidos Estados Unidos, Nigeria, los Países Bajos, Argentina , Egipto y otros que muestran interés en estas horas ", dijo Marina Sereni, viceministra de Relaciones Exteriores de Italia.

Impulsar esfuerzos conjuntos para abordar los impactos a largo plazo de COVID-19

Para minimizar los efectos de la actual emergencia a largo plazo, la Coalición apoyará los esfuerzos de la FAO para promover sistemas de producción de alimentos resistentes y sostenibles, mejorar la nutrición, aumentar la productividad agrícola y los ingresos de los pequeños productores de alimentos, especialmente mujeres, jóvenes y pueblos indígenas. y agricultores familiares, al tiempo que aborda la interrupción causada por COVID-19.

La Coalición Alimentaria también complementará y se beneficiará del Programa Integral de Respuesta y Recuperación de la FAO, que describe siete áreas prioritarias clave, lanzadas a principios de este mes.

Contactar

Oficina de Relaciones con los Medios de la FAO
(+39) 06 570 53625
FAO-Newsroom@fao.org

Si bien los casos confirmados de COVID se duplicaron en julio en los países africanos, la falta de pruebas en situaciones de crisis mantiene a los respondedores en la oscuridad sobre la verdadera propagación de la enfermedad, advierte IRC – Burundi


  • Cada país africano donde trabaja IRC ha realizado menos de 8,000 pruebas por millón de habitantes, en comparación con el Reino Unido (205,782 por millón), Emiratos Árabes Unidos (472,590 por millón), millones) y Singapur (199,904 por millón).
  • Los países africanos donde trabaja IRC que han realizado la menor cantidad de pruebas por millón son Tanzania * (63 pruebas por millón), Níger (373 pruebas por millón), Chad (383 pruebas por millón) , RDC (467 pruebas por millón) y Burundi (563 pruebas por millón).
  • El Reino Unido ha realizado hasta 550 veces más pruebas por millón que los países de África donde trabaja IRC.
  • La OMS recomienda al menos 1 prueba por cada 1.000 personas por semana, mientras que países como Níger y Sudán del Sur han realizado 1 prueba por cada 2.680 y 930 personas en total, respectivamente.
  • La OMS recomienda que los países tengan una tasa de positividad de prueba del 5% o menos durante al menos 14 días; La mayoría de los países africanos donde trabaja IRC no cumple con este objetivo, como Somalia (32%), RDC (21%), Sudán del Sur (18%), Côte d & # 39; ; Marfil (17%) y RCA (16%).
  • A pesar de los esfuerzos para ampliar la capacidad de prueba, los países afectados necesitan recursos y apoyo adicionales de la comunidad internacional para expandir las pruebas y mitigar la propagación de COVID-19.

Nueva York, NY, 30 de julio de 2020 – Los casos confirmados de COVID en países africanos han aumentado en un 500% en los últimos dos meses y se han más que duplicado en julio, en medio de brechas de pruebas severas y acceso limitado a datos sobre VIH / SIDA. 39, el alcance real de la pandemia en los países afectados por la crisis en el continente. El Comité Internacional de Rescate (IRC) teme que nuestra respuesta a COVID sea combatir la epidemia en la oscuridad, y los casos de COVID-19 son mucho más altos de lo que sugieren las cifras oficiales.

La falta de datos debido a varios factores, como la capacidad de prueba, la infraestructura de salud devastada por el conflicto y el estigma, tiene un grave impacto en la capacidad de planificar y ejecutar una respuesta COVID efectiva. El Comité Internacional de Rescate está trabajando para mitigar la propagación de COVID-19 en los países afectados por crisis en todo el continente, pero pide un aumento significativo en la financiación y el apoyo internacional para aumentar el prueba y mitiga la propagación del virus.

Stacey Mearns, Asesora técnica principal de salud de emergencia en IRC, dijo: “Cuando las pruebas son insuficientes, estamos luchando contra esta enfermedad en la oscuridad. La duplicación de casos confirmados de COVID en julio en países africanos es alarmante, pero tememos que pueda ser la punta del iceberg. Para todos los países donde trabajamos en la región, las tasas de prueba están muy por debajo de las recomendaciones de la OMS. Sin pruebas, de hecho, "no hay casos", pero eso no significa que el virus no se propague sin control. Por ejemplo, en Somalia, el 32% de los examinados son positivos, en comparación con el 3% en Alemania, lo que indica que una gran proporción de los casos de COVID no se detectan, dejando que la pandemia se propague libremente.

"La falta de pruebas hace que sea casi imposible comprender la escala de la pandemia, y mucho menos poner en práctica medidas para detenerla". Aún así, otros indicadores muestran que la propagación podría ser mucho peor de lo que sabemos. Por ejemplo, estamos viendo un aumento en las muertes. debido a síndromes respiratorios agudos en países como Sudán del Sur y un mayor porcentaje de trabajadores de la salud infectados en países como Liberia (16%), Níger (16%) y Sierra Leona (15%), en comparación con solo el 3% en los Estados Unidos, lo que demuestra que la pandemia podría atacar más de lo que revelan los números.

"Estos países necesitan apoyo internacional para aumentar su capacidad de detección, al menos al nivel de las directrices de la OMS". En ausencia de un aumento considerable de la asistencia financiera a los estados frágiles y afectados por la crisis que ya están en la primera línea de la pandemia, corremos el riesgo de no ser detectados. y una propagación incontrolada, y una respuesta de lucha con una mano atada a la espalda. "

Estos números son una llamada de atención para los donantes y los formuladores de políticas, especialmente para los legisladores estadounidenses que negocian un paquete de ayuda COVID. Para vencer verdaderamente a este virus en cualquier lugar, debemos vencerlo en todas partes, incluso en países y comunidades fuera de los titulares de hoy.

El IRC ha desarrollado un plan integral de mitigación y respuesta que afecta a todos los países en los que trabajamos, incluidos 21 países de África, y se centra en la preparación, prevención y respondiendo a la propagación del coronavirus en comunidades vulnerables y atendiendo otras preocupaciones de salud inmediatas de nuestros clientes. y las necesidades económicas y la expansión de nuestros servicios de protección para mujeres y niñas. Al tiempo que garantizamos la seguridad de nuestro personal, nos esforzamos por adaptar y continuar nuestra programación vital tanto como sea posible sin interrupción. El IRC ha lanzado un llamamiento para ayudarnos a mitigar la propagación del coronavirus entre las poblaciones más vulnerables del mundo.

Los refugiados rohingya lideran la respuesta mientras los campamentos en Bangladesh se enfrentan a COVID-19 y la temporada de los monzones – Bangladesh


Como los más vulnerables en Bangladesh enfrentan la emergencia además de la emergencia, ACNUR continúa brindando ayuda y servicios en condiciones cada vez más difíciles. Los refugiados mismos están a la vanguardia de esta respuesta.

Más de 2.6 millones de bangladesíes y unos 860,000 refugiados rohingya viven en el distrito de Cox en Bazar, Bangladesh. Hoy son los más vulnerables a COVID-19 y los peligros del monzón.

ACNUR, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, continúa brindando ayuda y servicios en condiciones cada vez más difíciles. A la vanguardia de esta respuesta están los refugiados voluntarios que han sido capacitados en preparación y respuesta ante emergencias.

En primera línea de la lucha contra COVID-19

Los refugiados están en el centro de la preparación y la planificación de la respuesta; Sin embargo, su papel se ha vuelto aún más crítico durante la pandemia de COVID-19, con una reducción del 80 por ciento en los actores humanitarios en los campamentos para reducir el riesgo de una mayor transmisión del virus. Los equipos de unos 3,000 socorristas voluntarios capacitados dirigen sus propias comunidades y brindan medidas para salvar vidas.

“La gente nos dice que tienen miedo. Escucharon lo peligrosa que es la enfermedad y también que muchas personas en todo el mundo están muriendo.

“La gente nos dice que tienen miedo. Escucharon lo peligrosa que es la enfermedad y también que muchas personas en todo el mundo están muriendo ", dice Saidul Karim, uno de los refugiados rohingya capacitados para ir de puerta en puerta para compartir información de salud. e higiene, buscar signos de enfermedad, registrar nacimientos y defunciones, y actuar como un puente vital entre las comunidades de refugiados y los centros de salud.

Los voluntarios de extensión comunitaria son esenciales para proporcionar información a los refugiados que viven en campamentos en Bangladesh, incluido por qué es importante hacerse la prueba y cómo prevenir la propagación de la enfermedad.

Además, el ACNUR ha adoptado un enfoque dirigido por la comunidad, mediante el cual los refugiados seleccionan las áreas más importantes para ellos. El ACNUR les proporciona materiales y recursos e implementa actividades prioritarias. Esto también es esencial para reducir la presencia de actores humanitarios en los campamentos durante la pandemia de COVID-19.

El ACNUR y sus socios también están trabajando para brindar apoyo al Gobierno de Bangladesh para luchar contra COVID-19 mediante el fortalecimiento de la capacidad para satisfacer las necesidades de salud de la comunidad de acogida y los refugiados.

Respuesta y preparación del monzón

Bangladesh ha experimentado niveles excepcionales de lluvia en las últimas semanas. Desde el comienzo de la temporada del monzón a principios de junio hasta hoy, casi 84,000 refugiados han sido afectados por incidentes como la erosión del suelo y los deslizamientos de tierra. terreno, inundaciones, vientos y tormentas. Más de 7.600 personas se vieron obligadas a reubicarse temporalmente debido a daños en los refugios, mientras que la mayoría regresó a sus refugios en cuestión de días, después de que los refugios fueron reparados.

Los voluntarios refugiados entrenados por ACNUR y sus socios están a la vanguardia de la respuesta de emergencia. Conciencian sobre los riesgos asociados con el mal tiempo y ayudan a las familias a protegerse mejor.

Se han desplegado equipos de respuesta a emergencias para evaluar los daños, brindar apoyo a las familias obligadas a reubicarse temporalmente, reparar refugios y mejorar los sitios, y garantizar el acceso. servicios para todos. Los kits posteriores al desastre y los artículos de ayuda de emergencia se han posicionado previamente en caso de emergencia.

A medida que los refugiados rohingya se enfrentan a la urgencia además de la emergencia, su ayuda garantiza que el ACNUR pueda mitigar la propagación de COVID-19 mientras responde a la avalancha de la temporada. monzón y asegurar que las actividades críticas continúen incluyendo salud, nutrición, promoción de higiene, desarrollo de la salud. Instalaciones e infraestructura de WASH, así como distribuciones clave como alimentos, GLP y kits de higiene.

El PMA pide urgentemente apoyo internacional para evitar que millones de zimbabuenses se hundan más en el hambre – Zimbabwe


ROMA – A medida que COVID-19 empeora una crisis de hambre ya severa en Zimbabwe, el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) solicitó hoy $ 250 millones adicionales para apoyar una operación de 39, emergencias en rápida expansión para millones de personas en riesgo.

Las proyecciones del PMA indican que para fin de año, el número de zimbabuenses con inseguridad alimentaria habrá aumentado en casi un 50 por ciento para llegar a 8,6 millones, o el 60 por ciento de la población, debido a Los efectos combinados de la sequía, la recesión económica y la pandemia.

"Muchas familias de Zimbabwe están sufriendo estragos de hambre y su situación empeorará antes de que mejore", dijo Lola Castro, directora regional del PMA para el sur de África. "Necesitamos que la comunidad internacional intervenga ahora para ayudarnos a prevenir una posible catástrofe humanitaria".

Un bloqueo nacional, apretado la semana pasada, ha precipitado el desempleo masivo en las zonas urbanas, mientras que el hambre rural se acelera a medida que los inmigrantes desempleados ahora regresan a sus aldeas y La ausencia de las remesas vitales que proporcionaron se siente con mayor intensidad.

Las familias de agricultores de subsistencia, que constituyen las tres cuartas partes de la población de Zimbabwe y producen la mayor parte de sus alimentos, también sufren una tercera cosecha consecutiva afectada por la sequía este año. Produjo solo 1.1 millones de toneladas de maíz, el grano básico, muy por debajo de los ya pobres 2.4 millones de toneladas del año pasado y menos de la mitad de las necesidades nacionales. Esto, a su vez, presagia un hambre aún más severa a principios de 2021, el pico de la próxima temporada “magra”.

La hiperinflación es un sello distintivo de la profunda crisis económica del país y ha llevado los precios de los productos básicos más allá de los medios de muchos zimbabuenses. Los precios del maíz se duplicaron en la capital, Harare, el mes pasado. Las familias cada vez más desesperadas comen menos, venden sus preciosas posesiones y se endeudan.

Con el maíz convirtiéndose en un cultivo cada vez más insostenible en muchas partes áridas del país a medida que aumentan las temperaturas, el PMA está fomentando el cultivo de alternativas indígenas, nutritivas y tolerantes a la sequía como el sorgo y el mijo. Esto es parte de una campaña más amplia para ayudar a las comunidades vulnerables a desarrollar su capacidad de recuperación frente a las crisis climáticas cada vez más frecuentes y severas.

Si las donaciones lo permiten, el PMA tiene la intención de ayudar a 4 millones de las personas más vulnerables este año, aquellos que sufren hambre de 'crisis' y 'emergencia'. y saltar a 5 millones en enero-abril del próximo año, el pico de la temporada de carestía.

A medida que la situación ya empeora, se necesitan urgentemente contribuciones adicionales. Este mes, debido a la falta de fondos, el PMA solo llegará a 700,000 de los 1.8 millones de beneficiarios planificados.

Fotos y videos disponibles aquí y más disponibles a pedido.

La historia de una madre Harare disponible aquí

El PMA agradece a los donantes que apoyan su respuesta de emergencia al COVID-19 en Zimbabwe, incluidos los Estados Unidos, el Reino Unido, el CERF, la Comisión Europea, Francia, Suiza, Suecia y en Alemania.

# # #

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas: salvando vidas en emergencias y cambiando la vida de millones de personas a través del desarrollo sostenible. El PMA trabaja en más de 80 países de todo el mundo, alimenta a las personas afectadas por conflictos y desastres y sienta las bases para un futuro mejor.

Síganos en Twitter: @wfp_media, @wfp_Africa @wfp_zimbabwe

Para obtener más información, comuníquese con (dirección de correo electrónico: firstname.lastname@wfp.org):

Claire Nevill, PAM / Harare, Mob. +263 787 200557
Gerald Bourke, PAM / Johannesburgo, Mob. +27 82 90 81417
Isheeta Sumra, PAM / Roma, Mafia. +39 347 1814398
Elisabeth Byrs, PAM / Ginebra, Mob. +41 79842 8057
Jane Howard PAM / Londres, Mob. +44 7968 008474
Steve Taravella, PAM / Washington, Mob. +1 202 770 5993
Shada Moghraby, PAM / Nueva York, Mob. +1929289 9867

A %d blogueros les gusta esto: