La inminente crisis del combustible amenaza los alimentos, los hospitales y el agua – Yemen


Por Nasser Abdulkareem y Riona McCormack

Se está gestando una crisis de combustible en las gobernaciones del norte de Yemen. Desde hace dos semanas, los residentes de la ciudad principal de Sana’a han sido testigos de largas filas de gas por millas. El precio de la gasolina en el mercado negro ha aumentado. Algunas estaciones de servicio ya están secas.

El conductor del minibús Ayman hace cola para el segundo día. "Ayer me paré en la fila desde temprano en la mañana hasta el atardecer, luego la estación se quedó sin gasolina. Así que conduje a este. Dormí en mi autobús. Esto es lo que muchos conductores están haciendo actualmente. "

"Hacemos cola durante al menos dos días y luego trabajamos durante dos días", dice Ayman. Apenas es suficiente para pagar el próximo tanque, y está preocupado por las próximas semanas. "Puedo ver que las colas se hacen más largas todos los días y que muchas estaciones de servicio han cerrado".

Pero el problema va mucho más allá de los conductores como Ayman. Cinco años de guerra han dejado a Yemen sin una red eléctrica en funcionamiento. Esto hace que el combustible como el diesel sea la principal fuente de energía para muchos servicios vitales, como bombear agua a través de tuberías de la ciudad o hacer funcionar ventiladores en hospitales. El combustible también es lo que ayuda a transportar alimentos y agua a las comunidades necesitadas.

Efectos mortales mortales

Una escasez es potencialmente fatal, como vimos durante la crisis similar del año pasado. Los precios de los alimentos han aumentado, se han comprometido sistemas de agua completos y se ha suspendido la ayuda a los niños desnutridos. Y debido a que esta nueva escasez se suma a una emergencia de financiamiento de agua, con servicios de agua y saneamiento para más de 6 millones de personas en riesgo de cierre, esto seguramente conducirá a un aumento en los casos de cólera y Covid-19.

Abdu Mohammed es uno de los que ya siente los efectos. Su familia es una de las 2.500 personas desplazadas del campamento de Al-Khudaish que huyeron del frente de guerra y ahora viven en carpas de madera y lonas. Al agotarse la financiación del combustible, cada familia en el campamento ahora debe sobrevivir con solo 10 litros de agua cada dos días.

"¿Deberíamos usar los 10 litros para beber", pregunta Abdu, "para lavarnos las manos para protegernos del coronavirus, lavar nuestra ropa o cocinar?"

Una situación imposible del agua.

La imposibilidad de esta situación obligó a Abdu y a otras familias a pedir agua. No hay pozos cercanos ni otras opciones. "La única fuente son los tanques [en el campamento]", dice Abdu. "No he sido testigo de tal escasez desde que vine aquí hace un año y medio".

No solo se ve afectado el campamento de Abdu, sino todo su vecindario Abs. El sistema de agua allí es apenas la mitad de su capacidad habitual, que es todo lo que la parte solar del sistema puede proporcionar, e incluso eso requiere combustible para funcionar.

Y cada vez llegan más familias desplazadas, huyendo de la guerra en curso. La crisis del combustible podría ser el último clavo en el ataúd para cientos de miles de personas que sufren el intenso calor del verano.

"En nombre de Abdu y millones de personas más, estamos haciendo sonar la alarma", dijo Sultana Begum, oficial de defensa de la NRC en Yemen. "Las partes beligerantes deben resolver el estancamiento que impide que 22 barcos descarguen combustible en Yemen, antes de que se intensifique y tenga graves consecuencias humanitarias".

"Podemos permanecer hambrientos por un día", dice Abdu, "pero no podemos sobrevivir sin agua".

"Quiero seguir estudiando": barreras a la educación secundaria para los niños refugiados sirios en Jordania – Jordania


Conferencia de Amigos de Siria en Bruselas para abordar la deserción masiva

(Bruselas) – La mayoría de los niños refugiados sirios en Jordania no tienen la oportunidad de asistir a la escuela secundaria, casi una década después de la llegada de los refugiados sirios, Human Rights Watch dijo en un informe publicado hoy. Los donantes internacionales y las agencias humanitarias deberían trabajar con Jordania y otros países que acogen a refugiados sirios en la conferencia Apoyando el futuro de Siria y la Región el 30 de junio de 2020 para mejorar urgentemente # 39; acceso a educación secundaria de calidad para niños refugiados sirios.

El informe de 61 páginas, "" Quiero seguir estudiando ": Barreras a la educación secundaria para niños refugiados sirios en Jordania", documenta barreras cada vez más difíciles para la educación como Según los datos del gobierno y las Naciones Unidas, los nuevos refugiados sirios están progresando a la escuela, con tasas de matriculación que aumentan de casi el 90 por ciento en las clases primarias a solo del 25 al 30 por ciento en las escuelas secundarias. Con el apoyo de la ONU, Jordania ha creado planes de educación humanitaria para los refugiados sirios que tienen como objetivo aumentar la tasa de inscripción general, pero sin objetivos específicos de inscripción. en el Instituto. Pocos donantes extranjeros apoyan la educación secundaria. Human Rights Watch descubrió que los programas de educación informal dirigidos por grupos no gubernamentales llegan solo a una pequeña fracción de los niños.

"La gran mayoría de los niños refugiados sirios pierden la oportunidad de estudiar y aprender incluso antes de llegar a la escuela secundaria", dijo Breanna Small, académica de derechos del niño de Human Rights Watch y autora del informe. “Durante años, los donantes han prometido evitar una generación perdida, por lo que en la conferencia de Bruselas de este año deben ir más allá de las promesas y garantizar que la educación secundaria sea la norma, no la norma. 'excepción para los niños sirios'.

Los niños que no completan la educación secundaria tienen más probabilidades de sufrir otras violaciones de derechos humanos. A nivel mundial, los estudios muestran que la educación secundaria paga dividendos a largo plazo, ya que el ingreso de los niños en la edad adulta aumenta en un 9% con cada año de educación y Los resultados de salud están mejorando, especialmente para las niñas, que pueden priorizar la educación y posponer el matrimonio y el embarazo.

Los 233,000 refugiados sirios en edad escolar en Jordania enfrentan múltiples barreras a la educación que son más agudas para los niños de 12 años en adelante, incluido el trabajo infantil y el matrimonio infantil debido a la pobreza, la falta de transporte escolar asequible, las políticas gubernamentales que limitan el acceso a la educación y la falta de educación inclusiva que impide que los niños con discapacidades asistan a la escuela.

Rukaya, de 17 años, uno de los 45 niños sirios cuyas experiencias educativas documentadas por Human Rights Watch, aprendió inglés con fluidez y esperaba especializarse en matemáticas en la universidad. Pero su familia, incapaz de pagar el alquiler, recibió un aviso de desalojo, y luego la agencia de la ONU para los refugiados, que carecía de fondos, redujo su ayuda para el alquiler. A Rukaya le preocupaba mucho que la situación financiera de su familia lo obligara a abandonar la escuela secundaria. "Quiero seguir estudiando", dijo.

Para la mayoría de los niños obligados a abandonar la escuela, a menudo no hay forma de regresar a la educación formal. La única ruta para niños mayores de 13 años es un programa certificado por el Ministerio de Educación que permite a los niños completar su educación básica obligatoria, estudiar en casa para las clases 11 y 12, luego tome los exámenes finales de la escuela secundaria. Pero en 2019, solo se inscribieron 3.200 niños sirios.

Jordania y los donantes internacionales deberían ampliar drásticamente los programas de educación no formal e informal para llegar a muchos más niños que aún no están en la escuela y ayudarlos a terminar la escuela secundaria, dijo Human Rights Watch.

La educación secundaria para niños refugiados se descuida y no cuenta con fondos suficientes. Los planes de educación humanitaria no establecen objetivos para la matrícula en la escuela secundaria, y pocos donantes, incluido el Fondo Fiduciario Madad de la Unión Europea, una fuente clave, informan proyectos de financiación diseñados específicamente para niños en edad escolar secundaria, lo que hace prácticamente imposible determinar la cantidad de fondos destinados a la educación secundaria. Desde 2016 hasta finales de 2019, los donantes contribuyeron con US $ 356 millones a los $ 522 millones previstos en los planes de respuesta de Jordania para la educación de refugiados, calculó Human Rights Watch.

El acceso a la educación secundaria es grave para los niños refugiados sirios en toda la región, según datos de las Naciones Unidas y el gobierno. En Turquía, el 27% de los niños sirios llegan a la educación secundaria superior; en el Líbano, menos del 4% lo hace. En mayo, Human Rights Watch escribió a los donantes clave, incluidos la Comisión Europea, Alemania, Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Noruega y Dinamarca, pidiéndoles que: mejorar el acceso a la educación secundaria para los niños refugiados sirios en estos países e Irak, una prioridad clave en la conferencia de Bruselas.

Los donantes deben asegurarse de que sus fondos de educación lleguen a niños de 12 años o más, y los planes de educación humanitaria deben establecer objetivos claros de inscripción, éxito e inscripción Otros 39 objetivos educativos para este grupo de edad, dijo Human Rights Watch. Todos los niños, ya sean migrantes, refugiados, solicitantes de asilo o apátridas, tienen derecho a acceder a una educación de calidad sin discriminación, incluida la educación secundaria.

Las oportunidades educativas de los niños refugiados se ven aún más comprometidas por años de disminución de la ayuda humanitaria a Jordania. Incluso antes de que la pandemia de coronavirus aumentara la dependencia de Jordania de la ayuda externa, casi el 80% de los refugiados sirios vivían por debajo de la línea de pobreza de 68 dinares jordanos por mes (alrededor de 96 dólares). UNICEF tiene un programa que ayuda a las familias a mantener a sus hijos en la escuela, pero lo redujo de 55,000 niños en 2018 a 10,000 en 2019 debido a los recortes presupuestarios, lo que resulta en deserción escolar. Las familias sirias informaron que los niños, especialmente las niñas, que no podían pagar el transporte escolar abandonaron debido al acoso mientras caminaban hacia la escuela. .

"El gobierno jordano está orgulloso de matricular a la mayoría de los niños refugiados sirios en la escuela primaria, pero Jordan debe asegurarse de que puedan continuar su educación secundaria, lo cual es esencial en el mundo de 'hoy', dijo Small. "Los donantes a la conferencia de Bruselas deberían darse cuenta de que el hecho de no continuar educando a los niños refugiados sirios en la escuela secundaria socava el progreso en la educación primaria".

580 muertos en el centro de Malí en lo que va de 2020 a medida que la seguridad se deteriora


GINEBRA (26 de junio de 2020): 580 civiles han sido asesinados en lo que va del año en el centro de Malí debido a que el deterioro de la situación de seguridad y la impunidad generalizada socavan los esfuerzos para proteger a los civiles. dijo la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, el viernes.

Los conflictos violentos entre las comunidades Peulh y Dogon han aumentado en los últimos meses, con milicias comunitarias, inicialmente capacitadas para defender a las comunidades cada vez más violentas e involucradas en ataques contra otras comunidades. Del 1 de enero al 21 de junio de 2020, la División de Derechos Humanos y Protección de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización en Malí (MINUSMA) documentó 83 incidentes de violencia a través de líneas comunales en la región de Mopti (centro de Mali).

Las milicias comunitarias de la comunidad de Peulh, que son principalmente pastores, fueron responsables de al menos 71 de estos incidentes violentos, que resultaron en la muerte de 210 personas, mientras que los de la comunidad Dogon, que son principalmente agricultores y Los cazadores llevaron a cabo 12 ataques, matando al menos a 82 personas.

Las personas también han sido secuestradas, obligadas a unirse a las milicias comunitarias o desplazadas, y los atacantes claramente pretenden infligir daños significativos y duraderos en las comunidades, incendiar casas, saquear propiedades y graneros y matar o robar ganado.

Estos ataques a las líneas comunitarias también han sido alimentados y explotados por Al-Qaeda en el Magreb Islámico, el Estado Islámico del Gran Sahara, el Grupo de Apoyo para el Islam y los musulmanes y otros grupos. grupos armados similares o afiliados, que utilizaron la violencia intercomunal para reclutar miembros en sus filas.

Estos grupos armados han aumentado su presencia en las regiones centrales a medida que continúan siendo disputados en el norte de Mali por las fuerzas armadas nacionales e internacionales. Según la información documentada por la División de Derechos Humanos y Protección, desde principios de año, estos grupos armados han sido responsables de 105 violaciones de derechos humanos en la región de Mopti, incluidos 67 homicidios.

Los miembros de las Fuerzas de Defensa y Seguridad de Mali enviadas a la región para combatir la violencia comunitaria y los grupos armados han sido implicados en violaciones de derechos humanos, principalmente contra miembros de la comunidad de Peulh. .

En lo que va del año, la División de Derechos Humanos y Protección ha identificado 230 ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias atribuidas a miembros de las Fuerzas de Defensa y Seguridad de Malí (MDSF) en las regiones Centrales eléctricas Mopti y Ségou. Cuarenta y siete de estos asesinatos, que ocurrieron en cinco incidentes en marzo de 2020, se atribuyen a las fuerzas de defensa y seguridad malienses que actúan presumiblemente bajo el mando de la Fuerza Conjunta del Grupo de los Cinco para el Sahel (G5 Sahel). También se han documentado casos de desaparición forzada, tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, detenciones arbitrarias y destrucción de varios bienes.

Todas estas violaciones y abusos fueron perpetrados en un contexto de impunidad abrumadora. La falta de rendición de cuentas continúa socavando la confianza pública en las instituciones estatales, y la gente depende de las milicias y los grupos armados para mantenerlos a salvo.

"El círculo vicioso de ataques de represalia entre las milicias Dogon y Peulh, junto con violaciones y abusos por parte de las Fuerzas de Defensa y Seguridad de Malí y grupos armados, ha creado una situación de inseguridad crónica para la población civil, quien no puede contar con la protección de las fuerzas malienses. Esto debe detenerse ”, dijo Bachelet.

"El gobierno y las fuerzas nacionales deberían restablecer la autoridad estatal en todo el país y garantizar la paz, la seguridad y la protección de las personas. Este entorno protector solo puede ser posible si la impunidad termina y todos los perpetradores, incluidos algunos miembros de las fuerzas de defensa y seguridad, son responsables de sus acciones. La gente necesita justicia, reparaciones y reparaciones ”, dijo.

"Pido a las autoridades malienses que inicien sin demora investigaciones exhaustivas, imparciales e independientes sobre todos los abusos de los derechos humanos y presuntas violaciones, y que garanticen el establecimiento de procesos de responsabilidad apropiados. Esta es la única forma de revertir esta tendencia de violencia continua ", agregó Bachelet.

Termina

Para obtener más información y consultas de los medios, comuníquese con: Rupert Colville – + 41 22917 9767 / rcolville@ohchr.org o Jeremy Laurence – + 41 22 917 9383 / jlaurence@ohchr.org o Liz Throssell- + 41 22 917 9296 / ethrossell @ ohchr .org o Marta Hurtado – + 41 22917 9466 / mhurtado@ohchr.org

Más de 30,000 refugiados han huido de la violencia en el noroeste de Nigeria solo en los últimos dos meses – Nigeria


Por Sélim Meddeb Hamrouni

La creciente inseguridad está obligando a miles de personas, principalmente mujeres y niños, a buscar refugio en el vecino Níger.

Más de 30,000 refugiados nigerianos han llegado a la región de Maradi en Níger en los últimos dos meses, triplicando el número de personas que han huido allí desde el año pasado.

Huyen de la inseguridad y crecen las atrocidades en el noroeste de Nigeria, en gran parte a manos de pandillas armadas que roban, saquean, violan y matan.

El último movimiento de población fue provocado por un ataque extremadamente violento en el pueblo de Gangara.

Tan pronto como escucharon los primeros disparos, Habsou y su hermana menor Mariama * agarraron a sus hijos y corrieron a salvar sus vidas.

Mariama estaba muy embarazada. La entrega fue provocada por el vuelo, el estrés y el miedo. Ella murió pero su hijo sobrevivió por primera vez.

Habsou transportó con éxito al recién nacido a Níger. Pero él también murió unos días después.

  • Lea la historia completa de Habsou y Mariama aquí

Los "bandidos" nigerianos también entran regularmente en Níger para robar ganado. No dudan en matar cuando creen que es necesario. A pesar de la presencia de los militares, el área fronteriza no es segura.

El ACNUR está actualmente organizando el reasentamiento de algunos de los refugiados en "pueblos de oportunidad", a más de 20 km de la frontera.

Se estima que 30,000 refugiados han huido de la violencia extrema en el noroeste de Nigeria desde abril, según la ONU. Como resultado, el número de refugiados que huyen a Níger casi se ha triplicado en comparación con el año pasado y todavía estamos a mediados de 2020. La mayoría de las personas que huyen están mujeres y niños.

El ACNUR está extremadamente preocupado por el deterioro de la situación. Los que huyen hablan de la violencia extrema desatada contra los civiles.

A los refugiados de Nigeria se les ha permitido buscar protección en Níger a pesar de los cierres de fronteras debido a COVID-19. El ACNUR ahora está trabajando en estrecha colaboración con las autoridades de Níger para reasentar al menos a 11,000 refugiados en lugares seguros y proporcionarles agua, alimentos, refugio, acceso a la salud y Otros apoyos esenciales.

  • Se han cambiado los nombres por razones de protección.hombres y niños, para buscar seguridad en el vecino Níger. * *

Más sirios acosados ​​por el hambre y la pobreza que nunca – República Árabe Siria


DAMASCO – Los sirios se enfrentan hoy a una crisis de hambre sin precedentes a medida que los precios de los alimentos básicos alcanzan niveles sin precedentes, incluso en el apogeo del conflicto de nueve años y millones de personas están sumidas en la pobreza, dijo el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) en la víspera de una conferencia de donantes para Siria.

El PMA estima que 9,3 millones de sirios sufren actualmente de inseguridad alimentaria, con un aumento de 1,4 millones solo en los últimos seis meses.

Una combinación devastadora de paro económico, la caída libre de la economía libanesa, que es un puente vital para Siria, y las medidas de exclusión de COVID-19, han elevado los precios de los alimentos. Más del 200% en menos de un año.

Los precios de los alimentos son 20 veces más altos que sus niveles anteriores a la crisis, con el precio de una canasta básica de alimentos que costaba 4,000 libras sirias antes del conflicto en 76,000 libras sirias. Las familias se vieron obligadas a tomar medidas desesperadas para cortar comidas, porciones, vender activos y endeudarse.

"Las familias en Siria ya han pasado por más de lo que pueden manejar, han agotado sus ahorros y a menudo han huido de sus hogares y ahora se enfrentan a una espiral descendente hacia la pobreza y el hambre", dijo Corinne Fleischer. Director de país del PMA en Siria. "Carecen de opciones".

El PMA proporciona ayuda alimentaria a 4,8 millones de personas vulnerables en las 14 provincias de Siria cada mes y ayuda a las madres y a los niños pequeños a mejorar su nutrición, al tiempo que proporciona comidas escolares y bocadillos a los estudiantes y ayuda familias para restaurar sus medios de vida.

El PMA necesita con urgencia 200 millones de dólares para continuar brindando ayuda alimentaria a Siria hasta fin de año. A menos que haya nuevos fondos disponibles para agosto, el PMA se verá obligado a reducir drásticamente las raciones y el número de personas afectadas por los alimentos en octubre de 2020.

“La comida del PMA es un salvavidas para las familias que lo han perdido todo; sus hogares, sus trabajos y la capacidad de alimentar a sus familias ", dijo Fleischer. "Estamos agradecidos con nuestros donantes en Siria, pero las necesidades nunca han sido mayores y no podemos decepcionar al pueblo sirio ahora", dijo Fleischer.

Contactar

Jessica Lawson, PMA / Siria, Mob. +963 965 077 834

Abeer Etefa, PAM / El Cairo, Mob. +2010 6663 4352

Elisabeth Byrs, PAM / Ginebra, Mob. +41 79842 8057

Frances Kennedy PMA / Roma, +39346 7600806

Jane Howard PMA / Londres, Mob. +44 7968 008474

Steve Taravella, PAM / Washington, Mob. +1 202 770 5993

Shada Moghraby PMA / Nueva York, Mob: + 1-929-289-9867

RD Congo: COVID-19 ralentiza el ritmo de las reformas y empeora la frágil situación de seguridad – República Democrática del Congo


El Jefe de la Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (RDC) solicita al Consejo de Seguridad un apoyo continuo a medida que la misión agrega la lucha contra COVID-19 a su lista de tareas pendientes, mientras que también enfrenta un frágil situación de seguridad en el este del país.

Leila Zerrougui hizo la solicitud el jueves mientras el cuerpo de 15 miembros reflexiona sobre el futuro a largo plazo de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO), la más grande de 13 misiones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas: después del final de su mandato actual el 20 de diciembre.

"La pandemia de COVID-19 ha introducido una capa adicional de complejidad y preocupación por los problemas existentes que enfrentamos en el país", dijo, presentando el último informe del Secretario General sobre la situación en la RDC.

Gobierno se enfoca en virus

El gobierno del presidente Félix Tshisekedi se centra naturalmente en su respuesta inmediata a COVID-19, MONUSCO ayuda a las autoridades a limitar la propagación del coronavirus y mitigar el impacto socioeconómico en la población, dijo. .

"Sin embargo, este trabajo necesario ha frenado el ritmo del programa y programa de reforma del gobierno", dijo al consejo, que se ha reunido desde mediados de marzo por videoconferencia debido a la pandemia.

En cuanto a la situación de seguridad, dijo que muchas partes del este de la República Democrática del Congo todavía están destrozadas por la violencia de los grupos armados y la violencia intercomunitaria, una tendencia favorecida por el impacto de los disturbios políticos. y la pandemia sobre la capacidad del gobierno para confrontar a quienes atacan a civiles.

La situación en algunas partes de la provincia de Ituri, que limita con Sudán del Sur y Uganda, ha empeorado en los últimos meses, un elemento de la Fuerza de Defensa Popular de Sudán del Sur aparentemente teniendo hizo incursiones en el norte de la provincia.

En Kivu del Norte, las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), que presuntamente llevaron a cabo un ataque el 22 de junio contra un convoy de la MONUSCO en el que fue asesinado un agente de paz indonesio, aparentemente se reagrupan, mientras que las milicias proliferan en el Sur -Kivu. En la provincia de Tanganica, más de 100 civiles han muerto en combates intercomunitarios.

"Las fuerzas de seguridad de la RDC necesitan nuestro apoyo total para el trabajo que realizan y (de hecho) necesitan asistencia continua y significativa para mejorar sus capacidades logísticas, de capacitación y operativas "Ella dijo.

Pensando en el futuro

Al extender el mandato de la MONUSCO el 19 de diciembre de 2019, el Consejo tomó nota de una evaluación realizada por una revisión estratégica independiente de que se requerirá un período de transición mínimo absoluto de tres años para el retiro y la salida de la Misión .

Al mismo tiempo, el Consejo invitó a la Secretaría a considerar nuevas reducciones en el despliegue militar de MONUSCO, actualmente limitado a 14,000 soldados, y su área de operación, al tiempo que prioriza la protección de los civiles. estrategia de la misión

La Sra. Zerrougui informó a la Junta unas horas después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que después de casi dos años y 2.280 muertes, el segundo brote de ébola más mortal El mundo finalmente había terminado en el este de la RDC.

Nuevo informe del IRC: a medida que la epidemia de ébola termina en el este de la RDC, un aumento significativo de las necesidades humanitarias requiere más apoyo para los programas de rescate – Demócrata República del congo


Nueva York, NY, 24 de junio de 2020 – La encuesta del IRC encontró que las comunidades afectadas por el ébola enfrentan un deterioro de la salud mental, un acceso reducido a la atención médica, una mayor violencia contra las mujeres y las niñas Pérdida significativa de ingresos. Estos resultados destacan los impactos generalizados de los brotes de enfermedades en las poblaciones afectadas por la crisis y la necesidad de que las agencias de ayuda y los donantes tengan en cuenta estos impactos en la respuesta COVID-19.

Goma, República Democrática del Congo (RDC), 23 de junio de 2020 – Después de casi dos años, la epidemia de Ébola en el este de la RDC finalmente terminó, matando a 2.280 de cada 3 463 casos. Sin embargo, la RDC se enfrenta ahora a una crisis humanitaria que se está deteriorando en medio de la pandemia de COVID-19. El número de personas necesitadas en las provincias afectadas por el Ébola ha aumentado en más del 250% desde el comienzo de la epidemia del Ébola, de 1.2 a 4.3 millones de personas. La epidemia ha tenido un impacto significativo en la salud de la región, haciendo que sea más difícil para las mujeres embarazadas obtener atención médica adecuada. De hecho, más personas murieron de sarampión que de ébola durante la epidemia. Una encuesta del Comité Internacional de Rescate (IRC) de las comunidades afectadas por el virus del Ébola descubrió que las personas enfrentan devastación económica y un aumento dramático en la violencia, especialmente mujeres y niñas. Además de los programas de respuesta, salud y saneamiento de COVID-19, IRC pide un aumento significativo en la financiación para la recuperación económica y la protección para prevenir la violencia contra las mujeres y las niñas. .

Borry Jatta, Director de Respuesta al Ébola en el Comité Internacional de Rescate, dijo: "Estamos orgullosos de haber contribuido a una respuesta exitosa para poner fin a la epidemia de Ébola en este de la RDC, pero nos alarma la creciente vulnerabilidad de las personas que viven en los territorios afectados en medio de la pandemia de Covid19. La RDC se enfrenta a una emergencia agravada, que incluye una nueva epidemia de ébola en Mbandaka, así como epidemias de cólera y sarampión, que siguen costando miles de vidas. La investigación inicial indica que COVID-19, que continúa extendiéndose con casi 6,000 casos, podría empeorar estas consecuencias devastadoras para las poblaciones más vulnerables. "

"La población del este de la RDC ha vivido una crisis humanitaria durante décadas, con casi 16 millones de personas necesitadas de asistencia humanitaria, de las cuales más de la mitad son niños. Más de 15 millones de personas enfrentan inseguridad alimentaria y más de 5.5 millones de personas han sido desplazadas. Los impactos directos e indirectos de COVID-19 afectarán a casi 3 millones de personas adicionales, elevando el número total de personas necesitadas a más de 19 millones. Es esencial que las lecciones se aprendan y apliquen del brote reciente, y que estemos conscientes de los impactos inmediatos de la enfermedad y los impactos indirectos de los brotes en los medios de vida, la seguridad y la salud, particularmente para aquellos que se encuentran en contextos humanitarios. Los encuestados informaron deterioro en su salud mental, acceso reducido a la atención médica y pérdida significativa de ingresos. La recuperación requerirá más que intervenciones para mejorar el acceso a la higiene y la salud. También necesitamos una mayor recuperación económica, protección para mujeres y niñas, apoyo de salud mental y participación de la comunidad.

"El IRC está adaptando nuestros programas para continuar brindando asistencia vital durante la pandemia de coronavirus". La comunidad internacional, las agencias en el terreno y el gobierno deben aumentar su apoyo para controlar estos brotes y continuar llegando a aquellos que necesitan asistencia humanitaria urgente más allá del brote. Con una mayor financiación y apoyo, el gobierno de la RDC, el IRC y nuestros socios pueden intensificar los esfuerzos de mitigación para hacer frente a todas las epidemias y proporcionar asistencia vital a quienes más lo necesitan. . "

El IRC ha pedido $ 30 millones para ayudarnos a mitigar la propagación del coronavirus entre las poblaciones más vulnerables del mundo. Trabajamos en tres áreas clave: para mitigar y responder a la propagación del coronavirus en comunidades vulnerables; proteger al personal del IRC; y asegurar la continuación de nuestra programación vital tanto como sea posible en más de 40 países de todo el mundo.

IRC ha estado trabajando en la República Democrática del Congo desde 1996 para responder a la crisis humanitaria en el este del país. Desde entonces se ha convertido en uno de los mayores proveedores de ayuda humanitaria y desarrollo post-conflicto, con programas vitales en las áreas de salud, recuperación económica, protección de mujeres y niños y sustento.

Doble crisis: hacer frente al impacto de los conflictos prolongados y Covid-19 en Ucrania – Ucrania


Covid-19 y el conflicto causan caos para los residentes del este de Ucrania

Miles de personas en el este de Ucrania afectado por el conflicto tienen hambre y no tienen acceso a los servicios básicos debido a los aumentos de precios y restricciones de Covid-19 movimiento. Los bombardeos en curso también han interrumpido el suministro vital de agua, lo que significa que muchas personas mayores y vulnerables no tienen acceso a agua corriente durante la pandemia.

“Covid-19 ha exacerbado una crisis humanitaria prolongada y las personas, ya agotadas por este conflicto en curso, están llegando al punto de ruptura. Las familias enfrentan serios desafíos para satisfacer sus necesidades básicas y se ven obligadas a tomar decisiones imposibles sobre la compra de alimentos o medicamentos ", dijo Ana Povrzenic, directora nacional del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) .

Una evaluación reciente de seguridad alimentaria realizada por la NRC encontró que más de las tres cuartas partes de las familias entrevistadas tenían dificultades para llegar a fin de mes. El ochenta y dos por ciento de los encuestados afectados por el conflicto que viven en las regiones de Lugansk y Donetsk en el este de Ucrania dijeron que el aumento de los precios de los alimentos y artículos de higiene habían dañado su vida cotidiana. Ucrania ha visto aumentar el precio de una "canasta de portch" (que contiene papas, repollo, cebolla y zanahorias) en casi un 30% desde la epidemia.

La evaluación también encontró que la pérdida de ingresos del hogar debido a las medidas de cuarentena es una preocupación importante para las personas. Solo un tercio de los hogares evaluados informaron haber recibido ayuda humanitaria en los últimos dos meses. Hasta la fecha, el plan revisado de respuesta humanitaria de Ucrania para 2020 ha recibido solo el 15% de la financiación total requerida.

En una nueva nota informativa publicada hoy por NRC, "Doble crisis: hacer frente al impacto del conflicto prolongado y Covid-19 en Ucrania", también se destacan las dificultades encontradas por los residentes mayores en áreas no controladas por el gobierno. Desde la entrada en vigor de las restricciones de Covid-19, todos los viajes en la « línea de contacto '' & # 39; & # 39; han sido suspendidos, una medida que afecta especialmente a los ancianos, les impide acceder a sus pensiones y otros servicios sociales, y les impide ir al hospital o incluso retirarse de dinero.

El conflicto ucraniano no se detuvo durante la pandemia de Covid-19. Los trabajadores de primera línea que instalaron instalaciones esenciales de agua y saneamiento se vieron obligados a correr por seguridad después de que se informara sobre fuertes bombardeos en partes del Donbass el mes pasado. Esto detuvo el trabajo crucial para garantizar que las personas tengan acceso a agua corriente limpia para evitar la propagación del virus.

"El agua no está tratada y está sucia. Es esencial para nosotros restaurar el funcionamiento de las instalaciones de tratamiento para que la ciudad finalmente obtenga agua potable. De lo contrario, enfrentamos disentería, cólera, tuberculosis y el coronavirus ”, dijo Liudmyla (60), residente de Krasnohorivka.

"Deben intensificarse los esfuerzos para apoyar la provisión de servicios de agua y saneamiento a las personas necesitadas, especialmente a los ancianos, que se sienten asustados, olvidados y vulnerables a Covid-19. Es necesaria una respuesta humanitaria coordinada y adecuadamente financiada, respaldada por un fuerte compromiso político, para resolver estos problemas sistémicos, de lo contrario la crisis tomará una espiral descendente ", agregó el Sr. Povrzenic.

Notas para los editores:

Doble crisis: aquí se puede encontrar el impacto del conflicto prolongado y Covid-19 en Ucrania.
Para obtener más información o entrevistas, comuníquese con la Línea Directa de Medios Globales de NRC en media@nrc.no o por teléfono +47 905 62 329.

Hechos y cifras:

  • El resumen de las necesidades humanitarias de 2020 para Ucrania indica que más de 530,000 personas, incluidas las PDI fuera de las regiones orientales, padecen inseguridad alimentaria y alrededor de 480,000 necesitan ayuda. Apoyo para su sustento.

  • Más de 1,4 millones de personas están desplazadas internamente y 3,4 millones necesitan asistencia humanitaria de emergencia debido al conflicto en curso y a menudo olvidado en Ucrania, que ahora en su séptimo año.

  • De los millones de viajes que normalmente se realizan cada mes en la línea de contacto, dos tercios son realizados por personas mayores.

  • El plan de respuesta humanitaria recientemente revisado para Ucrania, que incorpora las actividades más recientes relacionadas con Covid-19 en zonas de conflicto, proporciona US $ 205 millones, de los cuales US $ 47 millones adicionales son para contraer la pandemia. El plan tiene como objetivo satisfacer las necesidades de unos dos millones de personas proporcionando asistencia y protección de emergencia, incluidos alimentos, medios de subsistencia y seguridad económica centrados en proteger los medios de vida de las familias más vulnerables. vulnerable al mejorar su producción de alimentos y al mismo tiempo evitar un posible brote de inseguridad alimentaria, en particular debido al impacto económico de Covid-19.

Seguridad psicosocial: vías hacia la seguridad psicosocial para niños y adolescentes desplazados de Siria – República Árabe Siria


Los "ataques de ansiedad y pánico" entre los sirios desplazados resaltan las brechas críticas en el apoyo a la salud mental

Los niños sirios desplazados se sienten asustados, exhaustos y temerosos de volver a casa, según un nuevo documento de Save the Children.

  • Los niños refugiados sirios dijeron que "no tienen un lugar seguro" dentro de Siria, que son víctimas de discriminación.
  • Los niños han declarado que la noción misma del futuro es una fuente de miedo y ansiedad.
  • Los servicios de salud mental en Siria son extremadamente pobres, con un solo psiquiatra para 250,000 niños.

Casi una década de desarraigo por conflicto ha pesado mucho sobre la salud mental de los niños sirios, reveló hoy un nuevo documento de Save the Children. Tienen miedo, sufren discriminación y tienen miedo de volver a casa, han mostrado entrevistas con casi 170 niños sirios.

Las experiencias traumáticas en Siria han dejado a los niños sintiéndose ambiguos acerca de irse a casa, incluso los niños que desean desesperadamente volver a casa sufren ansiedad y miedo ante esta perspectiva. Los padres dijeron que sus hijos sintieron un estrés extremo ante la idea, incluidos "ataques de pánico, sentimientos incesantes de miedo, autoaislamiento y enuresis".

Kinan *, que actualmente vive en Jordania, teme regresar a Siria: "Seré infeliz Tengo muchos temores sobre la guerra. Me temo que un día un misil golpeará el techo de mi casa y caerá sobre mi cabeza mientras duerme. "

Los efectos sobre el bienestar emocional de los niños desplazados van mucho más allá de la grave angustia inicial de verse obligados a huir de las bombas y las balas que destruyeron sus hogares, dijo Save the Children hoy. hoy, y afectó todos los aspectos de sus vidas.

Ser obligado a abandonar sus hogares desgarró la estabilidad de los niños cuando perdieron sus hogares, la rutina de ir a la escuela, amigos y otros. redes de apoyo y patrones habituales de la vida familiar.

Durante las entrevistas, los niños mostraron una preocupante falta de formas de lidiar con el estrés, que empeora de año en año a medida que continúa su desplazamiento. Su autoestima y su capacidad de recuperación están disminuyendo, y muchos niños no han encontrado una manera de relajarse o simplemente ser niños.

"Vivo [aquí], me siento mal"Dijo Safaa *, de 16 años, una refugiada siria en el área, cuando comenzó a llorar"Siento mucho dolor por dentro. Somos pobres en un país extranjero y extraño a mi país. "

Muchos niños desplazados se ven obligados a crecer demasiado rápido y desempeñar roles adultos prematuros para mantener a sus familias, advirtió Save the Children. Los padres lamentaron la falta de juguetes y juegos disponibles para sus hijos.

Dara *, de 10 años, vende juguetes usados ​​frente a la casa destruida de su familia para mantener a su padre, cuya discapacidad le impide trabajar. Ella le dijo a Save the Children: "Desearía poder jugar con uno de estos juguetes, pero no puedo. Los vendo para que podamos vivir con este dinero.. "

Los niños refugiados fuera de Siria han denunciado una discriminación continua, lo que los pone en riesgo fuera de sus hogares. Fadi *, de 12 años, huyó de Alepo con su familia y ahora vive en el país vecino. Él dijo: "WSufrimos de racismo extremo en barrios y escuelas. Es humillante, lo que me hace sentir que la muerte en Siria sería más fácil para nosotros que quedarnos allí. "

Muchos niños ahora ven el futuro como una fuente de estrés y miedo. Sari *, que actualmente vive en Jordania, dijo: "Pienso en el ejército. ¿Puedo ir a pelear en una batalla? ¿Sé lo que estoy haciendo? Vas a matar a tu primo, un humano. ¿Por qué tengo que hacer esto? "

A pesar de la gran necesidad de apoyo, el conflicto en curso ha paralizado el sistema de salud, incluidos los servicios de salud mental. Save the Children estima que solo hay un psiquiatra por cada 250,000 personas, muy por debajo del promedio mundial [ii]. El apoyo psicosocial esencial y los servicios de protección a nivel comunitario, incluido el cuidado de lugares seguros y lugares para que los niños crezcan y socialicen, también están en el punto de ruptura.

"Los niños desplazados han perdido mucho durante el conflicto: sus hogares, amigos y familias, y su infancia. Es inaceptable que ahora vean el futuro como una fuente de miedo en lugar de esperanza. " dijo Sonia Khush, Directora Nacional de Save the Children en Siria.

“Los niños sirios merecen algo mejor. A medida que los líderes se reúnan en Bruselas en los próximos días, existe una oportunidad real de garantizar que las necesidades de salud mental a largo plazo de los niños se prioricen y se financien adecuadamente. Juntos, podemos asegurarnos de que los niños reciban la ayuda que necesitan para sentirse seguros y mirar al futuro con esperanza,Khush añadido.

Save the Children hace un llamamiento a los gobiernos para que utilicen la Conferencia de Bruselas IV sobre Siria para garantizar que se priorice la salud mental de los niños desplazados y una parte integral de cualquier intento de encontrar soluciones duraderas para las poblaciones desplazadas en Siria.

* El nombre ha sido cambiado para proteger la identidad.

Lea más en el nuevo documento Save the Children, Seguridad psicosocial: vías hacia la seguridad psicosocial para niños, niñas y adolescentes desplazados de Siria.

Los portavoces están disponibles. Para concertar una entrevista, comuníquese con:

  • Claire Nicoll en Londres: c.nicoll@savethechildren.org.uk; 00447825 663691
  • La oficina de prensa de 24 horas en Londres media@savethechildren.org.uk; 0044 7831 650 409.

Notas para los editores.

  • La cita en el título es de Zeina *, una niña siria que actualmente vive en Jordania
  • Más de 5.6 millones de personas han huido de Siria desde 2011 y actualmente hay 6.6 millones de desplazados internos en Siria. Se cree que más de la mitad de la comunidad desplazada son niños. Ver ACNUR.

[i] Save the Children entrevistó a 168 niños sirios y 57 padres o tutores durante debates grupales o entrevistas en profundidad entre febrero y julio de 2019 en Jordania, Irak, Líbano, Turquía y En Siria.

[ii] La Descripción Humanitaria de OCHA de 2019 indica que hay 0,41 psiquiatras por cada 100.000 personas que actualmente trabajan en Siria, muy por debajo de la mediana global de 1,3 por cada 100.000. Dado que los niños representan el 50% de la población, la proporción extrapolada es que hay 1 psicólogo por cada 250,000 niños. Tenga en cuenta que esto se refiere a la psiquiatría general más que a la psiquiatría centrada en el niño.

Las pruebas y los casos de COVID-19 en mujeres en conflicto pueden no ser reportados, dice un nuevo análisis de IRC


Nueva York, NY, 24 de junio de 2020 – Los datos recopilados por el Comité Internacional de Rescate (IRC) muestran una brecha mucho mayor entre los casos confirmados de COVID-19 masculino y femenino, en comparación con el promedio mundial, en muchos países donde trabaja IRC . El promedio global indica que el 51% de los casos son hombres. Aún así, en lugares como Somalia, Pakistán y Yemen, los casos son más del 70% de hombres. Aunque las pruebas son extremadamente limitadas en todos estos países, esto podría indicar una falta aún mayor de acceso a las pruebas y la atención médica para las mujeres en los países afectados por conflictos, a pesar de la exposición a enfermedad, especialmente porque las mujeres son la mayoría de los principales cuidadores y proveedores de salud. en estos paises El IRC garantiza que las mujeres reciban información sobre COVID-19, cómo protegerse y dónde buscar servicios en caso de enfermedad. El IRC también continúa brindando atención médica esencial a mujeres y servicios a sobrevivientes de violencia y mujeres obligadas a poner en cuarentena con sus abusadores.

Las disparidades de género en los casos son particularmente pronunciadas en Pakistán, Afganistán, Somalia, Yemen, Chad y la República Centroafricana, donde los casos confirmados de COVID en mujeres son inferiores al 30%:

  • En Yemen, el 75% de los casos son hombres y el 25% de mujeres.
  • En Pakistán, Chad y la República Centroafricana, el 74% de los casos son hombres y el 26% son mujeres.
  • En Somalia y Afganistán, el 72% de los casos son hombres y el 28% son mujeres.

Por el contrario, en los países ricos, la disparidad de género en el número de casos COVID corresponde a la proporción global con casos femeninos iguales o muy cercanos al 50%. Algunos ejemplos incluyen Estados Unidos (51% mujeres), Alemania (52% mujeres), Reino Unido (54% mujeres), Bélgica (63% mujeres) y Suecia (59 % De mujer).

Stacey Mearns, Asesora Técnica Senior en Salud de Emergencia en IRC, dijo: "Estos datos sugieren que las mujeres están siendo analizadas para detectar COVID-19 en muchos lugares donde trabaja IRC. Esto podría tener serias ramificaciones para su bienestar físico. Los hombres y las mujeres en los países afectados por conflictos tienen grandes dificultades para acceder a la atención médica, pero los datos muestran que las mujeres tienen menos posibilidades de ver un médico que los hombres en países como Pakistán. Mientras que los hombres en estos lugares tienen más libertad de movimiento y tienden a estar en la comunidad para socializar más, muchos regresan a casa para las mujeres. En general, se ocupan de los enfermos y los ancianos en estas culturas y, por lo tanto, están expuestos a COVID-19. Las mujeres también trabajan en industrias como la atención de la salud como enfermeras y limpiadoras, en el Merc esto en el comercio minorista y en el sector informal. como vendedores del mercado, vendedores de alimentos y trabajadores domésticos, todos los cuales están expuestos al virus. "

"Los números no cuadran. Lo que encontramos es una situación en la que las mujeres están potencialmente excluidas de las pruebas y se prioriza su salud. Existe la necesidad de aumentar drásticamente las pruebas para todos en los países donde trabajamos, pero debemos prestar especial atención para garantizar que las mujeres tengan el mismo acceso a las pruebas y la atención médica. Con una mayor financiación, IRC puede continuar protegiendo a las mujeres más vulnerables. vulnerable a los efectos de COVID-19 a través de programas de salud, protección y económicos en curso ".

Por nuestra experiencia de respuesta a las crisis durante más de 80 años, sabemos que las mujeres y las niñas experimentan crisis de manera diferente a los hombres y los niños debido a la discriminación y la desigualdad de género. Las mujeres en los países afectados por conflictos generalmente tienen menos acceso a Internet y las redes de información, la brecha digital crea desafíos específicos para la era de la pandemia, ya que la información falsa al nacer estigmatiza y empeorar el impacto de la enfermedad. El IRC informa a las mujeres y las minorías de género sobre los síntomas de COVID-19 y cómo acceder a la atención médica con la esperanza de garantizar que todos tengan el mismo acceso a las pruebas y al tratamiento. .

Además de abordar la desigualdad en el acceso a la atención médica, el IRC trabaja para prevenir el aumento de la violencia contra las mujeres frente a restricciones relacionadas con COVID y para apoyar a las mujeres obligadas a ponerse en cuarentena con atacantes. Este trabajo siempre requiere dedicación e innovación. En Uganda, un innovador sistema de contraseñas telefónicas ayuda a las mujeres que temen estar en riesgo a contactar a trabajadores sociales.

IRC ha solicitado US $ 30 millones para ayudar a mitigar la propagación del coronavirus entre las poblaciones más vulnerables del mundo. Trabajamos en tres áreas clave: para mitigar y responder a la propagación del coronavirus en comunidades vulnerables; proteger al personal del IRC; y asegurar la continuación de nuestra programación vital tanto como sea posible en más de 40 países de todo el mundo. Para obtener más información sobre la respuesta del IRC, haga clic aquí.

** Datos al 21 de junio de 2020. Las fuentes incluyen:

A %d blogueros les gusta esto: