Reunión informativa del Consejo de Seguridad sobre la situación en el Oriente Medio Informe del Secretario General sobre la aplicación de la resolución 2334 (2016) del Consejo de Seguridad, 25 de marzo de 2021 – Territorio Palestino Ocupado


Señora Presidenta,

Miembros del Consejo de Seguridad,

En nombre del Secretario General, dedicaré esta sesión informativa a la presentación de su decimoséptimo informe sobre la aplicación de la resolución 2334 (2016) del Consejo de Seguridad, que abarca el período del 11 de diciembre al 23 de marzo.

Señora Presidenta,

La resolución 2334 (2016) del Consejo de Seguridad insta a Israel a "poner fin de forma inmediata y completa a todas las actividades de asentamiento en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental" y "cumplir plenamente con todas sus obligaciones legales a este respecto". Sin embargo, la actividad de liquidación continuó durante el período del informe.

El 17 y 18 de enero, las autoridades israelíes presentaron planes para unas 800 unidades de vivienda y ofrecieron unas 1.900 unidades de vivienda en asentamientos en la Zona C. Se presentaron otras 210 unidades en Jerusalén Oriental.
Aproximadamente el 40% de estas unidades se encuentran en asentamientos en las profundidades de la Cisjordania ocupada. Más de 200 unidades se encuentran en puestos de avanzada, también ilegales según la ley israelí, que las autoridades israelíes regularizan retroactivamente.

El 19 de enero, el Tribunal de Distrito de Jerusalén rechazó una orden judicial para congelar el proceso de licitación de unas 1.200 unidades en Givat Hamatos. Las ofertas ganadoras se anunciaron el 20 de enero. El establecimiento de este nuevo asentamiento consolidará aún más un círculo de asentamientos a lo largo del perímetro sur de Jerusalén, lo que dañaría significativamente las perspectivas de un futuro estado palestino contiguo.

Continuaron las demoliciones e incautaciones de estructuras de propiedad palestina en toda la Ribera Occidental ocupada, incluida Jerusalén Oriental. Citando la falta de permisos de construcción emitidos por Israel, que son casi imposibles de obtener para los palestinos, 325 estructuras han sido demolidas o confiscadas por las autoridades israelíes o demolidas por sus propietarios para evitar los elevados costos de demolición israelíes. Estas acciones resultaron en el desplazamiento de 465 personas, incluidos 253 niños y 105 mujeres.

En cinco ocasiones en febrero, la más reciente el 22 de febrero, las ISF demolieron o confiscaron 80 estructuras en la comunidad palestina beduina de Humsa al-Bqai’a en un campo de tiro declarado por Israel en el Valle del Jordán. Estas acciones han desplazado en repetidas ocasiones a unas 63 personas, incluidos 36 niños. Las autoridades israelíes informaron a la comunidad de que se iban a trasladar a un lugar cerca de la aldea de Ein Shibli.

Lea el resumen completo aquí

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: