Un ataque con misiles mató al menos a 12 civiles, incluidos niños, en Idlib, Siria: Humanitarios en la ONU – República Árabe Siria



La violencia en Siria continúa matando y mutilando a civiles. Según los informes, los disparos de misiles contra los asentamientos que huían del conflicto en el noroeste del país el miércoles por la noche dejaron al menos 12 muertos y decenas de heridos, incluidos niños, dijeron el jueves trabajadores humanitarios.

"Los informes de bombardeos cerca del campo de desplazados internos de Qah cerca de la frontera turca en Idlib anoche supuestamente dañaron un hospital de maternidad cercano", dijo el representante de Ginebra Fran Equiza a periodistas en Ginebra. UNICEF para Siria para Siria. "Los niños también estaban entre las víctimas reportadas. Los campamentos de desplazados internos cercanos también fueron destruidos. "

Haciéndose eco de estos comentarios, Mark Cutts, coordinador regional humanitario adjunto de la ONU para la crisis de Siria, pidió una investigación sobre este incidente "horrible".

"Me parece espantoso que los misiles estén golpeando a civiles vulnerables, incluidas personas mayores, mujeres y niños en tiendas de campaña y refugios improvisados ​​en un campamento para desplazados internos", dijo. él declaró.

En un comunicado, el jefe de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) también condenó el hecho de que ha habido "docenas de ataques contra instalaciones médicas y personal en Siria" este año. .

"El derecho internacional humanitario requiere que todas las partes hagan una distinción estricta entre civiles y combatientes y que eviten constantemente a los civiles en la conducción de operaciones militares", insistió.

Jóvenes asesinados en el noreste de Siria también

En el noreste de Siria desde el 9 de octubre, luego de la incursión militar turca en territorio sirio controlado por los kurdos, al menos 10 niños han muerto y otros 28 han sido mutilados, dijo Equiza. UNICEF.

Esta cifra no incluye a otros tres niños heridos el miércoles, cuando un proyectil golpeó una escuela en la ciudad de Tal Abyad, en el sur del país, que albergaba a 12 familias desplazadas.

En 2018, la ONU confirmó que 1.106 niños habían muerto en combates relacionados con la guerra durante casi nueve años. Este es el mayor número de niños asesinados en un solo año desde el comienzo de la guerra en 2012, según UNICEF, que señala que la cifra real es probablemente mucho mayor, una tendencia que continúa este año.

La agencia también señaló que en septiembre, la ONU había verificado 1.792 violaciones graves de los derechos del niño solo este año. Esto incluye asesinatos, lesiones, reclutamiento y secuestro de niños y ataques a escuelas e instalaciones de salud.

Este año a punto de igualar el récord mortal de 2018

"El año pasado fue el año más mortal para los niños en Siria y, desafortunadamente, parece que este año sigue el mismo historial", dijo Equiza. "Hasta ahora, 657 niños han sido asesinados en Siria".

En el atribulado noreste de Siria, unas 74,000 personas, incluidos unos 31,000 niños, siguen desplazadas. Más de 15,000 personas huyeron al vecino Iraq.

Al dirigirse al complejo de campamentos de Al Hol, que alberga a personas desplazadas del antiguo territorio controlado por el EIIL, el funcionario de UNICEF dijo que "no hay nadie en el campamento". contenía "unos 40,000 niños". De estos, 28,000 eran extranjeros, incluidos 20,000 de Iraq y 8,000 de aproximadamente 60 nacionalidades diferentes, mientras que aproximadamente el 80% de los niños menores de 12 años eran menores de 12 años y 15% menores de cinco años.

Niños de nueve años "detenidos en centros de detención"

En otra parte del noreste, la agencia de la ONU ha recibido informes de que "al menos 250 niños", algunos de apenas nueve años, se encuentran actualmente en centros de detención.

"Se distribuyen en el noreste y lamentablemente no tenemos las coordenadas de estos centros", dijo el Sr. Equiza.

En un llamamiento a la comunidad internacional para repatriar a los hijos de los ciudadanos que habían visitado Siria, el Sr. Equiza insistió en que mantenerlos en Siria solo causaría más daños.

"Hasta ahora, sabemos que 17 países han repatriado al menos a 650 niños en los últimos meses y esperamos que esta cifra aumente en los próximos días". Todos los días es demasiado tarde para no sacar a estos niños del campamento. "

Según UNICEF, las poblaciones sirias enfrentan vulnerabilidades considerables, con servicios limitados, escuelas dañadas e infraestructura que presenta "un obstáculo casi insuperable para los niños y sus familias".

Mientras que el noreste es el hogar de algunos de los niños más vulnerables del país, con uno de cada cinco afectados por retraso en el crecimiento en las gobernaciones de Deir-ez-Zor y Al-Hasakeh, el promedio nacional es uno de cada ocho.

Con solo seis semanas restantes, las operaciones de emergencia de UNICEF en Siria se financian en alrededor del 60 por ciento. De los $ 295 millones requeridos en 2019, la agencia recibió alrededor de $ 180 millones.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: