Una ruta para encontrar a los desaparecidos – Colombia


Por Daniela Sánchez Romero

La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) creó una ruta estratégica para la búsqueda humanitaria y extrajudicial de las más de 80 mil personas desaparecidas en el marco del conflicto armado.

En Colombia hay más de 80 mil víctimas de desaparición forzada en el marco del conflicto armado, según el Centro Nacional de Memoria Histórica, y su proceso de búsqueda fue uno de los compromisos que surgió con la firma del Acuerdo de paz en 2016, como una respuesta a las preocupaciones de las familias de las personas desaparecidas.

El Plan Nacional de Búsqueda es un documento creado por la UBPD de la mano de los familiares, comunidades, instituciones y organizaciones nacionales e internacionales, con el fin de marcar una ruta de acción dentro del proceso de búsqueda de las personas dadas por desapas la primera vez que el Estado colombiano y las víctimas del conflicto armado cuentan con un documento de este tipo.

Según Gloria Gómez, coordinadora de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (Asfaddes), es un documento que representa el reconocimiento de la lucha de hombres y mujeres que, desde hace 35 años, buscan a sus familiares. Para Gómez, "un plan de búsqueda debe ser ágil y debe demostrar la voluntad política y el compromiso de las diferentes instituciones para que pueda encontrar a las personas desaparecidas".

Luz María Monzón, directora de la UBPD, explicó que el Plan Nacional de Búsqueda cuenta con un enfoque territorial, diferencial y de género con el objetivo de reconocer las poblaciones que han sido invisibilizadas y las necesidades de los diferentes grupos poblacionales y de cada. Por eso en su construcción hicieron parte de comunidades indígenas, afrodescendientes y representantes de la población LGBTI.

Con esto la UBPD espera establecer un universo de personas dadas por desaparecidas, pues a pesar de que organizar la mano de instituciones como Medicina Legal, Unidad para las Víctimas, Fiscalía y Centro Nacional de Memoria Histórica, estos datos evidencian t solo información según sus necesidades.

Por ejemplo, en el caso de Medicina Legal, no se tiene certeza de si la información sobre desaparecidos corresponde al período del conflicto armado, y en el caso del Centro Nacional de Memoria Histórica, solo hace referencia a desaparición forzada, dado que la UBPD también tiene en cuenta reclutamiento y secuestro.

Sobre el Plan Nacional de Búsqueda

El Plan contiene muy pilares o estrategias que, en las palabras de Monzón, "aterrizan las necesidades de las víctimas a acciones concretas" y que le permiten abordar una ruta y un paso por el camino de los desaparecidos. Cada eje corresponde a un capítulo del Plan Nacional de Búsqueda.

El primer eje se centró en la recolección, centralización, análisis e interpretación de información; así, las víctimas y los familiares pueden conocer los procesos de búsqueda y fortalecer la construcción de confianza con las instituciones. Según el documento, esperamos obtener información para la familia, excombatientes y actores que hayan actuado directamente e indirectamente de las hostilidades, e información oficial y no oficial.

Luego de esta recolección, la UBPD busca localizar, recuperar e identificar las personas dadas por desaparecidas, lo que constituye el segundo eje del Plan. En el, tanto la Unidad como las familias deben preguntarse e indagar si el desaparecido está con vida o no, pues “esta mirada facilita la planificación y la previsión de recursos humanos, tecnológicos, científicos, sociales y territoriales como apoyen una accipt eima, ectivaont en la búsqueda de las personas dadas por desaparecidas ”, del Plan.

El tercer y último eje tiene como objetivo las condiciones de participación de los familiares. Mediante las garantías de reencuentro con el desaparecido o la entrega digna de los cuerpos, UBPD espera “fortalecer la participación, reconstituir significativamente la legitimidad y persistencia de los acuerdos anteriores y la valiosa contribución que han hecho las personas y la organización. búsqueda ".

El proceso de creación del Plan desarrollado en el segundo semestre de 2018, "donde la Unidad convocó a representantes de organizaciones defensoras de los Derechos Humanos y víctimas de desaparición forzada con el fin de explorar la compresión de las herramientas que se iban a generar en el Plan ”, explicó César Sanabria, asesor de la UBPD

El proceso de creación del plan implementado en 2019 y los primeros tres meses de 2020, cuando se llevó a cabo la metodología que contempló las etapas de construcción, implementación, sistematización, socialización, ajuste y entrega de la versión final.

Por cierto, hay encuentros de planeación y socialización en octubre y noviembre del año pasado en Bogotá, Bucaramanga, Barranquilla, Cali, La Mesa y Neiva. Según Luz María Monzón, este Plan Nacional ha establecido los aspectos y cuales van a enfocar sus esfuerzos y modificaciones las acciones que contribuyen a agilizar la búsqueda de los desaparecidos.

Las víctimas: logros y desafíos del Plan

La UBPD cuenta con planos regionales en 11 zonas del país que se consolidaron a partir de 5.389 solicitudes de Búsqueda de que la entidad haya recibido entre 2019 y el primer trimestre de 2020, y la construcción de una relación con otros desaparecidos en el territorio.

Adriana Pérez, representante de la Mesa Nacional de Desaparición Forzada, fue una de las personas que participó en el diseño y planeación del Plan Nacional. Para ella, uno de los grandes logros dentro del proceso es haber logrado contribuir desde sus conocimientos empíricos a la construcción de esta herramienta y, al mismo tiempo, articular estos conocimientos con la experiencia técnica de la Unidad.

Pero también se da cuenta de la necesidad de que el Plan Nacional genere una participación real en la familia y los organizadores, “cómo brindar seguridad a los buscadores y buscadores y cómo aseguramos, los joures de medidas cautelares, los lugares des expemos seremos

Cabe señalar que para algunos la búsqueda debe hacerse en el territorio, para otras personas como Gladis Ávila, representante de los familiares en el exilio, uno de los grandes desafíos es hacer partícipe a esos familiares y organizaciones que tratan por la búsqueda de personas dadas por y que no encuentre en el territorialio colombiano.

“Una cosa es buscar en el territorio y otra en la distancia. Existe mucha falta de información para la búsqueda en información y hay la invisibilización de la desaparición forzada en el exilio pasa por la falta del reconocimiento del exilio como práctica violatoria a los Derechos Humanos hasta la estigmatización ", contó Ávila

El Plan Nacional de Búsqueda Mara, entonces, la ruta para la búsqueda de las personas desaparecidas en el último siglo en Colombia, el marco del conflicto armado. Encontrarlas y dar respuesta a los familiares de las víctimas será el reto de la UBPD.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: